SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Las personas con problemas de salud preexistentes tienen miedo del proyecto de ley de revocación y reemplazo

A los estadounidenses mayores y más enfermos les preocupa que les toque la peor parte de los esfuerzos de los republicanos por limitar las protecciones populares de la Obamacare

A los estadounidenses mayores y más enfermos les preocupa que les toque la peor parte de los esfuerzos de los republicanos por limitar las protecciones populares de la Obamacare

JUEVES, 11 de mayo de 2017 (HealthDay News) -- Maureen Murphy cree que tiene mucho que perder si los republicanos del Congreso aprueban el proyecto de ley que revoca y reemplaza la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act), también conocida como Obamacare.

Murphy, una de millones de estadounidenses con una afección preexistente, era una persona sana que no fumaba y con una presión arterial normal cuando empezaron sus problemas médicos.

Lo que un hospital diagnosticó erróneamente como parálisis de Bell, resultó ser el "síndrome de anticuerpos antifosfolípidos con anticuerpos anticardiolipina". En pocas palabras, su cuerpo atacaba a las proteínas normales de la sangre, formando múltiples coágulos sanguíneos. Una IRM reveló que había sufrido una serie de pequeños accidentes cerebrovasculares.

Murphy, productora de televisión y videos, había intentado comprar una cobertura antes de su diagnóstico en octubre de 2010, pero le pidieron un aumento de la tarifa por su afección preexistente. Resulta que la habían etiquetado como "depresión" porque usó un servicio de consejería para el duelo después de la muerte de sus padres.

Cuando más tarde volvió a solicitar la cobertura, la aseguradora se negó, citando "cosas principalmente benignas", incluyendo el tratamiento de un quiste y fibromas en el seno.

Cuando finalmente consiguió una cobertura gracias a la Obamacare, pudo cuidar de su salud.

La mujer, de 56 años de edad, maneja su afección con dos inyecciones diarias de un anticoagulante. Pero ahora le preocupa que usen de nuevo su estado de salud contra ella.

La Cámara de Representantes de EE. UU. aprobó por poco la legislación para revocar a la Obamacare a principios de este mes. El Senado está considerando ahora la medida en medio de las protestas enojadas de los pacientes, los grupos de profesionales médicos y los defensores de la salud que afirman que la medida penaliza a las personas con afecciones preexistentes.

"Estoy atrapada en estas tonterías de políticos", dijo Murphy.

Una encuesta tras otra reveló el amplio respaldo del público a una cláusula de la Obamacare que prohíbe la denegación y el aumento de las tarifas basándose en el estado de salud de una persona. Ese aspecto de la ley proporciona un nivel de protección que muchas personas no tenían antes.

Antes de la aprobación de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio hace 7 años, las aseguradoras de la mayor parte de los estados tenían listas de "afecciones médicas que se podían rechazar", según el análisis de la Kaiser Family Foundation.

Aunque las aseguradoras variaban en qué es lo que rechazaban, dichas listas incluían habitualmente el SIDA/VIH, Alzheimer/demencia, cáncer, diabetes, enfermedad cardiaca, enfermedad renal, esclerosis múltiple, obesidad y embarazo, entre otras afecciones, reportó la fundación.

Algunas personas que se quedaban fuera del mercado por los altos precios o a las que se les negaba la cobertura eran ubicadas en grupos estatales de seguro de "alto riesgo". Pero con frecuencia las primas eran significativas y la inscripción era limitada.

Anthony LoSasso, economista de la salud, dijo que el problema de las afecciones preexistentes es complejo.

"Evoca tal reacción visceral en la gente porque parece que está mal no cubrir las afecciones preexistentes", dijo.

LoSasso, profesor de políticas y administración de la salud en la Universidad de Illinois, en Chicago, dijo que el seguro está diseñado para cubrir los eventos "desconocidos", no los eventos "revelados", como las afecciones médicas preexistentes.

Sugiere que cubrir las afecciones preexistentes es "el equivalente a darle un seguro del hogar después de que se le haya quemado la casa".

Según LoSasso, forzar la cobertura de afecciones preexistentes evita que los mercados de seguros funcionen adecuadamente, y hace que las primas aumenten y que las aseguradoras empiecen a dejar los mercados. Finalmente, solo permanecen las personas más enfermas, lo que lleva a un colapso del mercado de seguros médicos, dijo.

"Todas estas señales que estamos observando (el aumento marcado de las primas, la retirada de las aseguradoras) son consistentes con un mercado que se dirige al colapso", dijo LoSasso.

La Obamacare requiere que las aseguradoras cubran a todo el mundo, independientemente de los riesgos de salud. Las primas podrían variar en función de la edad, la ubicación de una persona y de si fuma, pero no del estado de su salud. Y los planes médicos no pueden rechazar pagar "los beneficios médicos esenciales", incluso si alguien tiene una afección preexistente.

Wendy Weller, catedrática de políticas, gestión y conductas de la salud en la Facultad de Salud Pública de la Universidad Estatal de Nueva York en Albany, se mostró de acuerdo en que "si solamente hay personas enfermas [en el mercado de seguros individuales], es muy caro".

Por esa razón la Obamacare incluyó una "obligatoriedad individual" que requiere que la mayoría de los estadounidenses (jóvenes y viejos, sanos y enfermos) tengan un seguro médico, explicó.

Ahora, el proyecto de ley aprobado por la Cámara, llamada Ley Estadounidense de Cuidado de Salud (American Health Care Act), cubre a las personas con afecciones preexistentes, pero con condiciones. Los consumidores deben mantener "la cobertura de forma continua", lo que significa que alguien que deje la cobertura y vuelva a inscribirse podría enfrentarse a unas tasas más altas.

El proyecto de ley también permite a los estados no aplicar ciertas protecciones del consumidor de la Obamacare, como por ejemplo el modo en que las aseguradoras ponen un precio a sus productos. Los analistas dicen que eso significa que las aseguradoras podrían tener en cuenta los riesgos para la salud cuando establezcan las primas.

Las personas que no pueden costear su cobertura están en un riesgo más alto de dejar de tener un seguro de forma intermitente, dijo Weller. Y para las personas con afecciones preexistentes que intentan comprar un seguro médico después de haber dejado de tener cobertura, "es como un doble contratiempo, porque las aseguradoras pueden cobrarles mucho más ahora", explicó.

Como último recurso, la propuesta de ley de la Cámara proporciona la financiación a los estados para los grupos de seguros de alto riesgo.

Pero, dijo LoSasso, "todo el mundo sabe que son muy caros, así que se deben financiar de forma adecuada".

Los críticos del proyecto de ley del partido republicano dicen que no logra proporcionar la suficiente financiación para cubrir a las personas que queden fuera del mercado de seguros médicos individuales por los altos precios.

El proyecto de ley se enfrenta ahora al escrutinio del Senado. Los republicanos del Senado necesitan solo 51 votos para aprobar el proyecto de ley, en lugar de los habituales 60. Pero dado que los republicanos tienen 52 de los 100 escaños de la cámara, solo pueden perder dos votos. El Vicepresidente Mike Pence daría el voto del desempate si fuera necesario.

Murphy dijo sobre el nuevo proyecto de ley: "me lleva de nuevo hasta la situación en la que estaba en 2010, cuando no tenía seguro médico. Tiene el potencial de hacer que yo vuelva a enfermar".

Más información

La Kaiser Family Foundation puede darle más información sobre las afecciones preexistentes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad