Las personas con discapacidades intelectuales tienen un riesgo alto de una COVID-19 letal

LUNES, 15 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- Tener una discapacidad intelectual es el segundo factor de riesgo, por detrás solo de la vejez, de morir por la COVID-19, sugiere un estudio reciente.

"Las probabilidades de fallecer de la COVID-19 con más altas entre los que tienen discapacidades intelectuales que entre las personas con insuficiencia cardiaca congestiva, enfermedad renal o enfermedad pulmonar", señaló el autor del estudio, el Dr. Jonathan Gleason, director de calidad de Jefferson Health, en Filadelfia.

Las personas con discapacidades intelectuales tienen un riesgo alto de una COVID-19 letal

"Se trata de una comprensión importante que no hemos tenido en cuenta hasta ahora, como comunidad de la atención de la salud", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Thomas Jefferson.

En el estudio, Gleason y sus colaboradores analizaron 64 millones de expedientes de pacientes de 547 organizaciones de atención de la salud de EE. UU., entre enero de 2019 y noviembre de 2020. En comparación con la población general, las personas con discapacidades intelectuales tenían 2.5 veces más probabilidades de contraer la COVID-19, tenían alrededor de 2.7 veces más probabilidades de ser admitidas al hospital, y 5.9 veces más probabilidades de morir debido a la COVID-19.

El estudio se publicó en una edición reciente en línea de la revista New England Journal of Medicine.

Las personas con discapacidades intelectuales conforman de un 1 a un 3 por ciento de la población de EE. UU.

La Dra. Wendy Ross, coautora del estudio, es directora del Centro de Autismo y Neurodiversidad de Jefferson Health. Dijo que "el hecho de que no hayamos protegido a estos individuos tan vulnerables es desgarrador. Creo que si podemos diseñar un sistema que sea seguro y accesible para las personas con discapacidades intelectuales, nos beneficiará a todos.

Las personas con discapacidades intelectuales quizá sean menos capaces de seguir las medidas de prevención de infecciones, como el uso de las máscaras y el distanciamiento social, según los investigadores.

Además, es más probable que tengan otros problemas de la salud que contribuyen a una COVID-19 más grave.

"Debemos comprender más sobre qué está sucediendo con estos pacientes", planteó Gleason.

"Sí creo que se debe priorizar la vacunación y los servicios de atención de salud de estos pacientes y sus cuidadores. Deberíamos reflexionar sobre por qué hemos fallado a esta población vulnerable, y cómo podemos darles unos mejores servicios durante esta crisis de salud, y en el futuro", sugirió Gleason.

"Incluso antes de la pandemia, los individuos con discapacidades intelectuales han tenido unos malos resultados de salud. Debemos hacerlo mucho mejor", añadió.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ofrecen más información sobre las personas con un riesgo más alto por la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Thomas Jefferson University, news release, March 5, 2021

Comparte tu opinión