Las paperas se propagaron rápidamente en unas reuniones de animadoras de Texas, según un estudio

Las paperas se propagaron rápidamente en unas reuniones de animadoras de Texas, según un estudio

VIERNES, 14 de septiembre de 2018 (HealthDay News) -- Las paperas son una enfermedad altamente contagiosa, como averiguaron en un brote reciente unas animadoras deportivas (cheerleaders) y sus seguidores, en Texas.

Los investigadores observaron los datos sobre un brote de paperas que comenzó en diciembre de 2016 entre los que asistieron a tres eventos de animación deportiva en el norte de Texas.

"En total, se identificaron 12 casos de paperas (cinco confirmados y siete probables) en cinco condados en personas que fueron participantes o asistentes no deportistas en tres competencias de animación deportiva, o que habían tenido contacto en los hogares de los pacientes con paperas", señaló un equipo dirigido por Diane Cervantes, del Departamento de Servicios Estatales de Salud de Texas, en Arlington.

"Las paperas son un virus respiratorio transmitido por el aire que se propaga de una persona a otra mediante gotitas a través de la tos, los estornudos o las secreciones nasales", comentó el Dr. Robert Glatter, que ha tratado casos como médico de emergencias en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Dijo que las personas también pueden contraer las paperas al besar a una persona infectada o al tocar una superficie contaminada con saliva o moco infectados.

Usualmente, la infección se presenta como una inflamación de las glándulas parótidas (salivales) ubicadas justo debajo y en frente de los oídos. En general las paperas no resultan letales, pero son desagradables, y las complicaciones pueden incluir enfermedades mucho más graves como la meningitis o la encefalitis (inflamación en el cerebro).

Un motivo por el cual la infección puede propagarse con tanta rapidez es que "el periodo de incubación de las paperas es largo: dura de 12 a 25 días antes de que se desarrolle inflamación de las glándulas parótidas", anotó Glatter.

"Las paperas son altamente contagiosas, y por lo general el momento en que son más infecciosas es 1 o 2 días antes del inicio de la infección de la glándula parótida [glándula salival] y hasta 5 a 6 días después", dijo. Esto significa que es esencial que las personas con la enfermedad se aíslen durante al menos 5 días después de la aparición de la hinchazón glandular.

En el brote entre las animadoras de Texas, el primer caso se reportó a principios de diciembre de 2016 en una mujer de 41 años de edad. Había asistido a una competencia de animación deportiva 16 días antes de notar la inflamación en sus glándulas.

Un segundo caso, en una mujer de 24 años que había asistido a otro evento de animación deportiva, se diagnosticó poco después. Esa mujer había sido profesora de gimnasia en el primer centro de animación deportiva, según el equipo de Cervantes.

Pronto surgieron otros casos en personas de distintas edades, desde un estudiante de 15 años hasta el padre de 45 años de otro estudiante.

En total, se determinó que el origen de 12 casos fueron tres eventos distintos de animación deportiva o los hogares de personas infectadas en los eventos, encontró el estudio.

La vacuna es la mejor defensa contra las paperas, enfatizó Glatter, aunque en el brote de Texas ni siquiera la vacunación previa resultó infalible.

"Los 12 pacientes reportaron haber recibido al menos 1 dosis de la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola [SPR]", dijo el equipo de Cervantes.

Pero Glatter cree que el conteo de casos en el brote de Texas podría haber sido incluso más alto si las personas no hubieran recibido las vacunas SPR de forma rutinaria.

"Las personas que han recibido dos dosis de la vacuna SPR tienen casi 9 veces menos probabilidades de contraer las paperas que las personas sin vacunar que han tenido una exposición similar al virus de las paperas", aseguró.

"Dicho esto, una pequeña cantidad de personas que reciben dos dosis de la vacuna SPR pueden de cualquier forma contraer las paperas, sobre todo si tienen un contacto cercano y prolongado con alguien que tiene el virus", añadió Glatter. "Pero si una persona vacunada desarrolla paperas, la gravedad de su enfermedad será mucho menor en comparación con una persona no vacunada".

El grupo de Cervantes anotó que el brote de Texas fue uno de los primeros en que los asistentes a un evento deportivo, en lugar de los deportistas mismos, fueron las principales víctimas.

Eso muestra que es importante que todo el mundo reciba la vacuna SPR "para reducir el riesgo de transmisión o la gravedad de la enfermedad", señalaron los investigadores.

El estudio se publicó en la edición del 13 de septiembre de Morbidity and Mortality Weekly Report, una revista de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre las paperas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión