Las palabras de los padres son la clave de los miedos de los niños a la vacunación

MIÉRCOLES, 14 de julio de 2021 (HealthDay News) -- ¿Cuál es la mejor forma de ayudar a su hijo pequeño a gestionar el estrés de vacunarse? Una nueva investigación afirma que ofrecer ánimos justo en el momento preciso hace toda la diferencia con las vacunas.

"Lo que encontramos es que, en el primer minuto tras el pinchazo con la aguja, mientras más decían los padres declaraciones de afrontamiento y ánimo, como 'tú puedes' y 'pasará pronto' o intentaban distraerlos al hablar de otra cosa, más se angustiaban los niños. Esto de verdad nos sorprendió", aseguró la autora sénior del estudio, Rebecca Pillai Riddell, profesora del Departamento de Psicología de la Universidad de York, en Toronto.

Las palabras de los padres son la clave de los miedos de los niños a la vacunación

"Sin embargo, encontramos que en el segundo minuto tras la vacuna, cuando el niño ya estaba más calmado, estas mismas declaraciones de afrontamiento y ánimo resultaron en que se calmaran más pronto", aseguró en un comunicado de prensa de la universidad.

"Por otro lado, las declaraciones que fomentan la angustia, por ejemplo criticar al niño o asegurarle que no le pasaba nada, no tuvo ninguna relación con la angustia del niño en el primer minuto, pero en el segundo minuto, los comentarios que fomentan la angustia fueron altamente predictivos de una mayor angustia en los niños", añadió Pillai Riddell.

El estudio observó cómo cientos de padres manejaban a sus hijos en edad preescolar después de que los niños recibieran vacunas. Forma parte del mayor estudio del mundo que evalúa a los cuidadores y a los niños durante las vacunaciones, desde el nacimiento hasta los 5 años, apuntaron los investigadores. Los hallazgos se publicaron en una edición reciente de la revista PAIN.

"Las investigaciones anteriores han mostrado que la gran mayoría de los niños en edad preescolar se calman en un plazo de dos minutos tras una vacunación, pero alrededor de un 25 por ciento de los niños no se calmaron. Deseábamos determinar qué estaban diciendo los padres antes de o durante la cita de vacunación, que pudiera conducir a que estos niños se sintieran angustiados durante y después de una vacunación", comentó la primera autora del estudio, Ilana Shiff, estudiante de una maestría en el laboratorio de Pillai Riddell.

Los hallazgos sugieren que en el primer minuto después de que un niño se vacune, los padres deben mantenerlos calmados a través de métodos físicos, como abrazarlos, acurrucarlos o agarrar sus manos.

Después de ese primer minuto, los niños se benefician más de recibir declaraciones de ánimo de sus padres.

"Nunca antes se había encontrado este tipo de datos en niños en edad preescolar", señaló Pillai Riddell. "Es importante comprender las reacciones después del pinchazo con la aguja a esta edad, porque la fobia a las agujas, y las fobias en general, comienzan a aparecer entre los 5 y los 10 años de edad, de forma que comprender cómo se puede preparar a los niños y cómo los padres pueden tener un rol realmente poderoso en la reducción del estrés posterior a una vacunación es clave".

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece consejos sobre la gestión del dolor durante las vacunaciones.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: York University, news release, July 12, 2021

Comparte tu opinión