Las nuevas directrices sobre las máscaras conllevan la dificultad de seguirlas

VIERNES, 14 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- Aunque millones de estadounidenses se alegraron el jueves con la noticia de que las personas que estén vacunadas del todo pueden ahora prescindir de las máscaras en la mayoría de ambientes de interiores y de exteriores, a algunos les preocupaba que será casi imposible distinguir entre los que se han vacunado y los que no.

"Creo que el desafío es que es imposible determinar quién se ha vacunado y quién no se ha vacunado", señaló el gobernador David Ige de Hawái, donde la orden de obligatoriedad de las máscaras permanecerá en vigencia, señaló el The New York Times.

Las nuevas directrices sobre las máscaras conllevan la dificultad de seguirlas

El director de un sindicato que representa a 1.3 millones de trabajadores de la industria alimentaria anotó que es probable que la ejecución de las nuevas directrices recaiga sobre los trabajadores esenciales.

"Millones de estadounidenses están haciendo lo correcto y se están vacunando, pero los trabajadores esenciales siguen viéndose obligados a desempeñar el rol de policías de máscaras de los compradores que no se han vacunado y que se niegan a seguir las medidas locales de seguridad para la COVID", declaró a Associated Press Marc Perrone, presidente de Sindicato Internacional de Trabajadores de Alimentos y Comercio Unidos (United Food and Commercial Workers International Union). "¿Deberán ahora ser los policías de la vacunación?".

Durante una conferencia de prensa acerca de las nuevas directrices sobre las máscaras, el Presidente Joe Biden aclaró que el gobierno federal no asumiría ese rol.

"No vamos a salir a arrestar a la gente", añadió Biden. "Si no se ha vacunado, use una máscara para su propia protección y la protección de las personas que todavía no se han vacunado".

La incapacidad de saber quién se ha vacunado y quién no hizo que Lawrence Gostin, experto en derecho de salud pública de la Universidad de Georgetown, declarara que las directrices de los CDC son "confusas y contradictorias".

"El público no se sentirá cómodo en un espacio de interiores hacinado si no están seguros de que la persona sin máscara que tienen al lado se ha vacunado o no", dijo a AP.

Las nuevas directrices sorprendieron a las autoridades estatales y plantearon preguntas sobre cómo se implementarán. Algunos estados eliminaron las órdenes de obligatoriedad de las máscaras de inmediato, mientras que otros se mostraron más cautos, según el Times.

El jueves, los gobernadores de Massachusetts, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte y Virginia, y los alcaldes de la ciudad de Nueva York y de Washington, D.C., dijeron que sopesarían las nuevas directrices antes de adoptarlas. El condado de Los Ángeles también dijo que el condado y el estado de California estaban revisando las nuevas directrices, reportó el Times. En deferencia a las autoridades locales, los CDC han declarado que las personas vacunadas deben continuar cumpliendo las leyes y regulaciones estales, locales o tribales existentes, y seguir las normas locales de los comercios y lugares de trabajo.

Las directrices también parecieron sorprender a muchos comerciantes minoristas. Macy's, Target y Gap dijeron que las seguían revisando, mientras que Home Depot aseguró que no tenía planes de cambiar sus normas actuales, que requieren que los clientes y los trabajadores usen máscaras en las tiendas, según el Times.

Casi 119 millones de estadounidenses ya están vacunados del todo, es decir, un 42.5 por ciento de la población, muestran los datos de los CDC. Se considera que una persona está vacunada por completo dos semanas tras la última dosis de la vacuna.

A pesar de las preocupaciones sobre cómo ejecutar las nuevas directrices sobre las máscaras, los expertos en enfermedades infecciosas se alegraron por la medida.

"Muchas evidencias indican que las personas vacunadas contribuyen poco a la propagación del virus", comentó Luis Schang, profesor de virología molecular de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell, en Ithaca, Nueva York. "Con los aumentos continuos en el número de personas vacunadas, que está llegando ahora a la mitad de la población elegible, además de los que se han infectado de forma natural, la proporción de personas que podrían tener una infección asintomática y excretar el virus sigue en descenso".

"El equilibro cambia continuamente, cada vez más, de tal forma que el riesgo marginal de que las personas vacunadas no practiquen un uso de máscaras y un distanciamiento social universales, en particular en los ambientes exteriores, se vuelve mucho más pequeño que los beneficios de volver a una sociedad más abierta", aseguró.

Aun así "debemos permanecer atentos", enfatizó Schang, "y estar listos para cambiar con rapidez nuestra conducta de nuevo si en algún momento se requiere otro esfuerzo".

Los principales expertos en enfermedades infecciosas del país se mostraron de acuerdo en que se ha alcanzado un punto de inflexión.

"Debemos liberalizar las restricciones, de forma que las personas puedan sentir que están recuperando cierta normalidad", planteó el Dr. Anthony Fauci en una entrevista, según el Times. "Relajar las restricciones sobre las máscaras en interiores es un paso importante en la dirección correcta".

"No se puede inhibir a las personas para que no hagan lo que desean, y este es uno de los motivos por los que querían vacunarse en primer lugar, porque otras personas no se están vacunando", añadió.

Al publicar las directrices más recientes, los funcionarios de los CDC apuntaron a crecientes evidencias que muestran que las vacunas funcionan, incluso contra las variantes más contagiosas del virus. También tomaron en cuenta el número de casos del país, que se está reduciendo con rapidez, y la rareza de las infecciones postvacunación en las personas que están vacunadas por completo.

"Este es un día que pienso que será señalado como un verdadero punto de inflexión en la pandemia en Estados Unidos, ya que tenemos tres vacunas con una alta efectividad, tenemos suficientes vacunas para que todas las personas del país que tienen a partir de 12 años que deseen vacunarse se vacunen, y nos están diciendo que es seguro reducir el número de medidas de las que hemos estado dependiendo para controlar esta pandemia", declaró al Washington Post Richard Besser, exdirector en funciones de los CDC y presidente y director ejecutivo de la Robert Wood Johnson Foundation.

"La idea de que las personas que estén vacunadas del todo pueden quitarse las máscaras, pueden salir, pueden entrar, estar alrededor de las personas y ya no tienen que preocuparse sobre la COVID, es importantísima", apuntó.

Los expertos en salud pública también se sentían optimistas de que las directrices actualizadas podrían incluso hacer que algunos estadounidenses renuentes a vacunarse se vacunen.

"Los jóvenes se preguntan por qué deben vacunarse, si no van a morir de esto". Lo que quieren escuchar es "se pueden quitar las máscaras", comentó al Post Carlos del Río, profesor de medicina de la Universidad de Emory, en Atlanta.

La vacuna de Pfizer recibe la aprobación para el uso en los adolescentes

El miércoles, las autoridades de salud de EE. UU. dieron su aprobación final a la vacuna contra el coronavirus de Pfizer para que se ofrezca a los niños de 12 a 15 años, una decisión que allana el camino para que las escuelas reabran de forma segura el próximo otoño.

La decisión llegó mientras los casos y las muertes de COVID-19 en este país se han desplomado a sus niveles más bajos en meses.

Actualmente, el promedio diario de muertes por la COVID-19 es de unas 600 al día, el conteo más bajo desde julio, y el número de vidas perdidas se ha reducido a los dígitos únicos en más de la mitad de los estados, reportó AP. Por otra parte, las infecciones confirmadas se han reducido a unas 38,000 al día, su nivel más bajo desde mediados de septiembre. Los casos reportados se han reducido en un 85 por ciento, respecto a un pico diario de más de un cuarto de millón a principios de enero.

El Dr. Amesh Adalja, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore, dijo a AP que las vacunaciones han tenido un rol fundamental en la reducción del número de casos.

"El objetivo primario es negar al virus la capacidad de matar al ritmo que podría, y esto se ha logrado", apuntó. "De hecho, hemos domesticado al virus".

Las autoridades de salud federales planifican mantener esos números bajos mediante unos mayores esfuerzos de vacunación.

El miércoles, un comité asesor de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. votó para recomendar el uso de las vacunas en los adolescentes, lo que representa un paso significativo en esa dirección. La Dra. Rachelle Walensky, directora de los CDC, adoptó la recomendación el miércoles por la tarde.

"Para que la vacuna cumpla con su función, nosotros debemos cumplir con nuestra parte crítica. Esto significa vacunar a la mayor cantidad posible de personas elegibles", enfatizó Walensky en una declaración. "Esta acción oficial de los CDC abre la vacunación a unos 17 millones de adolescentes en Estados Unidos, y fortalece los esfuerzos de nuestro país de proteger a incluso más personas de los efectos de la COVID-19. Lograr que los adolescentes se vacunen significa que regresen más pronto a las actividades sociales, y puede proveer a los padres y cuidadores la tranquilidad de saber que sus familias están protegidas".

En una muestra de respaldo a la decisión de los CDC, la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) publicó el miércoles una nueva declaración de política que recomienda la vacuna contra el coronavirus para todos los niños elegibles de a partir de 12 años.

"Es un evento de verdad emocionante, que nos permite proteger a una gran población de niños, y ayudarlos a recuperar sus vidas tras un año muy duro", dijo la presidenta de la AAP, la Dra. Lee Savio Beers. "Como pediatra y madre, he ansiado vacunar a mis hijos y a mis padres, y estoy encantada de que las personas de a partir de los 12 años se puedan proteger ahora. Los datos siguen mostrando que esta vacuna es segura y efectiva. Insto a todos los padres a llamar al pediatra para averiguar mejor cómo vacunar a sus hijos pequeños y adolescentes".

La Asociación Médica Americana (American Medical Association, AMA) también alabó la medida.

"Sabemos que los adolescentes de a partir de 12 años tienen un riesgo de una enfermedad grave con la COVID-19, y que pueden contribuir a la transmisión de la COVID-19 a otros", enfatizó en la declaración la presidenta de la AMA, la Dra. Susan Bailey. "Tener disponible una vacuna segura y efectiva para este grupo de edad los ayudará a volver a las actividades normales y ayudará a proteger a más personas de la propagación de la COVID-19".

Aunque los niños son menos propensos a sufrir una COVID grave, el coronavirus ha infectado a más de 1.5 millones de niños, y ha enviado a más de 13,000 al hospital, más de los que son hospitalizados por la gripe en un año promedio, según datos de los CDC, señaló el Times.

El viernes, el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. superó los 32.8 millones, mientras que el número de muertes superó a las 584,400, según los cálculos de la Universidad de Johns Hopkins En todo el mundo, el viernes se habían reportado más de 161.2 millones de casos, y casi 3.3 millones de personas han fallecido de COVID-19.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Associated Press; The New York Times; Washington Post; U.S. Centers for Disease Control and Prevention, news release, May 12, 2021; American Academy of Pediatrics, news release, May 12, 2021; American Medical Association, news release, May 12, 2021

Comparte tu opinión