Las muertes de madres nuevas en EE. UU. aumentaron en la pandemia, y las minorías fueron las más afectadas

MIÉRCOLES, 23 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- En el primer año de la pandemia murieron más mujeres embarazadas de EE. UU., ya fuera durante el embarazo o poco después de dar a luz, informa un nuevo estudio federal.

Este aumento afectó de forma particularmente dura a las mujeres negras. Tuvieron una tasa de mortalidad materna unas tres veces más alta que las mujeres blancas, según el estudio del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de EE. UU.

Las muertes de madres nuevas en EE. UU. aumentaron en la pandemia, y las minorías fueron las más afectadas

Un tercio de las mujeres negras que fallecieron durante el embarazo o en las primeras seis semanas tras el parto en 2020 eran negras, aunque los afroamericanos conforman alrededor de un 13 por ciento de la población total de EE. UU.

El número general de muertes maternas aumentó en un 14 por ciento durante el primer año de la pandemia, de 754 en 2019 a 861 en 2020. Esto fue fomentado en gran parte por el aumento en la tasa de muertes maternas entre las mujeres negras e hispanas, señala el informe.

La Dra. Denise Jamieson, una obstetra de la Universidad de Emory, en Atlanta, le dijo al The New York Times que los hallazgos no la sorprendieron.

"En realidad dijimos cuando comenzó el confinamiento que anticipábamos un aumento en las muertes maternas, tanto debido a la COVID como a las repuestas a la COVID", observó Jamieson, miembro del grupo de expertos en COVID del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists).

Las mujeres embarazadas tienen un riesgo más alto de una COVID-19 grave, pero el sistema de salud de EE. UU. tampoco logró adaptarse a la COVID de una forma que protegiera su salud mientras estaban embarazadas, apuntó Jamieson.

Muchos médicos dejaron de atender a pacientes de forma presencial, y los hospitales con frecuencia estaban tan inundados de pacientes con COVID-19 que encontrar una cama era difícil, apuntó Jamieson al Times. Las mujeres embarazadas que cuidan a niños en casa no podían salir para hacerse las revisiones.

Las vacunas contra la COVID tampoco estaban disponibles para estas mujeres en 2020.

Otros expertos apuntaron que el estrés de la pandemia provocó un aumento en los trastornos del estado de ánimo, otros problemas de salud mental y de abuso de sustancias, lo que podría haber contribuido a estos peores resultados.

La tasa de mortalidad materna del país alcanzó las 23.8 muertes por cada 100,000 nacimientos vivos en 2020, un aumento respecto a 20.1 muertes por cada 100,000 nacimientos vivos en 2019.

Esta tasa se compara con menos de dos muertes por cada 100,00 nacimientos vivos en Noruega y Nueva Zelanda, y justo menos de nueve muertes por cada 100,000 nacimientos vivos en Francia y Canadá, según el Times.

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. ofrece estos consejos para un embarazo sano.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: The New York Times, Feb. 23, 2022

Comparte tu opinión