SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Las minorías se exponen a un aire más sucio, según un estudio estadounidense

LUNES, 18 de septiembre de 2017 (HealthDay News) -- Los estadounidenses que no son blancos están rodeados de una mayor contaminación atmosférica por el tráfico que los blancos, según un nuevo estudio.

Aunque la exposición al dióxido de nitrógeno (NO2) se redujo para todos los estadounidenses entre 2000 y 2010, solamente hubo una ligera reducción en las diferencias de los niveles de exposición a la contaminación entre los que no son blancos y los blancos.

"El hallazgos que nos sorprende es que con respecto a cuánto NO2 respira una persona, la raza sigue siendo importante", dijo el autor principal del estudio, Julian Marshall, profesor de ingeniería civil y ambiental en la Universidad de Washington, en Seattle.

"A cualquier nivel de ingresos (bajos, medianos o altos) hay una diferencia persistente según la raza, lo que de ningún modo es defendible. Dice mucho sobre hasta qué punto siguen estando segregados los vecindarios y la forma en que las cosas están segregadas", explicó en un comunicado de prensa de la universidad.

El promedio anual estimado de exposición al NO2 cayó de aproximadamente 18 a 11 partes por mil millones (ppb) para los que no son blancos, y de aproximadamente 13 a 8 ppb para los blancos, mostraron los hallazgos.

En 2000, las personas no blancas experimentaron una exposición al NO2 un 40 por ciento más alta que las blancas. En 2010, esa diferencia se redujo ligeramente al 37 por ciento, según el informe.

Los investigadores también encontraron que en 2000, las concentraciones de NO2 en los vecindarios con la proporción más alta de residentes no blancos eran 2.5 veces más altas que las de los vecindarios con la proporción más baja de residentes no blancos. En 2010, esa cifra aumentó a 2.7 veces más alta.

El NO2 procede de fuentes como el humo expulsado por los tubos de escape de los vehículos y las centrales eléctricas. El NO2 se ha asociado con los síntomas del asma, con un riesgo más alto de otros problemas respiratorios y con la enfermedad cardiaca.

"Todo el mundo se benefició de unas regulaciones del aire limpio y de una menor contaminación; esa es la buena noticia", dijo la autora principal del estudio, Lara Clark, estudiante de doctorado en ingeniería civil y ambiental. "Pero el hecho de que haya una diferencia generalizada en la exposición al NO2 según la raza, y que la diferencia relativa más o menos se conservara igual a lo largo de una década, es una mala noticia".

Si las personas que no son blancas hubieran respirado los niveles de NO2 más bajos que respiraron las blancas en 2010, eso habría prevenido unas 5,000 muertes prematuras por enfermedad cardiaca de personas de las minorías, según el estudio.

La investigación previa ha mostrado que las minorías raciales y las personas con ingresos bajos son mucho más propensas a vivir cerca de una carretera importante en la que la contaminación de NO2 normalmente es más alta.

El estudio aparece en la edición del 14 de septiembre de la revista Environmental Health Perspectives.

Más información

La Organización Mundial de la Salud ofrece más información sobre la contaminación atmosférica y la salud.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad