Las mascotas ayudaron a afrontar el confinamiento de la pandemia

Las mascotas ayudaron a afrontar el confinamiento de la pandemia
| Foto: HEALTHDAY

Las mascotas ayudaron a muchas personas a afrontar el estrés mental de estar confinadas durante la pandemia del coronavirus, encuentra un estudio reciente.

Incluyó a 6,000 personas de Reino Unido que se confinaron entre el 23 de marzo y el 1 de junio. Alrededor de un 90 por ciento tenían al menos una mascota.

De ellas, más de un 90 por ciento dijeron que su mascota las ayudó a gestionar el confinamiento a nivel emocional, y un 96 por ciento dijeron que su mascota las ayudó a mantenerse en forma y activas.

"Los hallazgos de este estudio también demostraron los vínculos potenciales entre la salud mental de las personas y los lazos emocionales que forman con sus mascotas: las medidas de la potencia del vínculo entre los humanos y los animales fueron más altas entre las personas que reportaron unas puntuaciones más bajas de resultados relacionados con la salud mental en la línea base", señaló la autora principal, Elena Ratschen, profesora sénior de investigación en servicios de salud de la Universidad de York, en Inglaterra.

Las mascotas más comunes fueron los gatos y los perros, seguidos por los mamíferos pequeños y los peces.

Pero la potencia del vínculo entre los humanos y las mascotas no varío de forma significativa entre los distintos tipos de mascotas... las personas se sentían igual de cercanas a sus perritos que a sus cobayos, según el estudio, que se publicó en la edición del 25 de septiembre de la revista PLOS ONE.

El estudio también encontró que un 68 por ciento de los dueños de mascotas se preocuparon de sus animales durante el confinamiento. Los motivos incluían a las restricciones en el acceso a la atención veterinaria y al ejercicio, además de la preocupación de quién cuidaría a sus mascotas si enfermaran.

"Aunque nuestro estudio mostró que tener una mascota podría mitigar parte de los efectos psicológicos nocivos del confinamiento por la COVID-19, es importante comprender que es poco probable que este hallazgo tenga una significación clínica, y no justifica ninguna sugerencia de que las personas deban adquirir mascotas para proteger su salud mental durante la pandemia", añadió Ratschen en un comunicado de prensa de la revista.

La interacción más popular con animales que no eran mascotas fue la observación de aves. Casi un 55 por ciento de los participantes dijeron que observaban y alimentaban a las aves en su jardín, según el estudio.

Comparte tu opinión