Las máscaras con válvula no frenan la propagación de la COVID

Las máscaras con válvula no frenan la propagación de la COVID

MARTES, 10 de noviembre de 2020 (HealthDay News) -- No todas las máscaras faciales son igual de efectivas. Unos nuevos videos muestran que las máscaras con válvulas de exhalación no ralentizan la propagación de la COVID-19.

Las válvulas de exhalación buscan hacer que las máscaras sean más cómodas y que respirar a través de ellas resulte más fácil. Pero están diseñadas para proteger al usuario de los contaminantes externos, no para proteger a otros si el usuario tiene COVID-19.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. recomiendan unas máscaras que ralenticen la propagación de la COVID-19 al contener las gotitas exhaladas. Incluso alguien sin síntomas debería usarlas, porque algunas personas infectadas con el coronavirus no muestran síntomas, explicaron los CDC.

"No uso una máscara para protegerme yo. La uso para proteger a mi vecino, porque yo podría ser asintomático y propagar el virus sin ni siquiera saberlo", explicó Matthew Staymates, ingeniero investigador. "Pero si uso una máscara con una válvula, no estoy ayudando".

Staymates creó dos videos para el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de EE. UU., que mostraron los patrones de flujo del aire a través de máscaras con y sin válvulas de exhalación. Staymates es experto en técnicas de visualización de flujos que le permiten capturar el movimiento del aire en una cámara. Los videos y un artículo de investigación se publicaron en la edición del 10 de noviembre de la revista Physics of Fluids.

"Cuando se comparan los vídeos lado a lado, la diferencia es sorprendente", dijo Staymates en un comunicado de prensa del instituto. "Estos videos muestran que las válvulas permiten que el aire salga de las máscaras sin filtrarlo, lo que anula al objetivo de las máscaras".

Staymates usó distintas técnicas de visualización de flujos para cada video. El primer video se creó usando lo que se conoce como un sistema de imágenes de Schlieren, que hace que las diferencias en la densidad del aire aparezcan en la cámara como sombra y luz. El aire exhalado se vuelve visible porque es más cálido que el aire circundante.

En ese video, Staymates usa una máscara respiradora N95 con una válvula, lo que permite que el aire salga sin filtrar. También usa una máscara sin válvula, y la máscara filtra a la mayoría de las gotitas.

En el segundo video, Staymates utilizó una técnica de dispersión de la luz, y creó una máquina que emite aire a la misma velocidad y con el mismo ritmo que un adulto en reposo. Conectó el dispositivo a un maniquí. Se utilizaron gotitas de agua como sustituto de las gotitas exhaladas, y una luz LED de alta intensidad detrás del maniquí las iluminó.

El video mostró el movimiento de las gotitas en el aire. Las gotitas escaparon sin filtrar de la válvula de la máscara N95. En la máscara sin válvula, la máscara filtró las gotitas, de forma que no hubo aliento visible.

El video de dispersión de la luz puede ser analizado por una computadora, estimando el número de gotitas en el aire.

El proyecto solo estudió un tipo de válvula con máscara, y otras podrían tener un funcionamiento distinto. Las máscaras que no se ajustan bien pueden permitir que escape algo de aire.

Staymates espera que los videos ayuden a las personas a comprender por qué las máscaras que buscan ralentizar la propagación de la COVID-19 no deben tener válvulas.

Más información

Visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. para más información sobre el uso de las máscaras faciales.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: U.S. National Institute of Standards and Technology, news release, Nov. 10, 2020

Comparte tu opinión