Las lesiones oculares por los fuegos artificiales casi se han duplicado en EE. UU.

Las lesiones oculares por los fuegos artificiales casi se han duplicado en EE. UU.

DOMINGO, 30 de junio de 2019 (HealthDay News) -- Cuando las comunidades de todo EE. UU. disfruten de los fuegos artificiales este 4 de julio, las personas deben tener en cuenta la seguridad de los ojos.

El número de lesiones oculares provocadas por los fuegos artificiales casi se duplicó entre 2016 y 2017, y la Academia Americana de Oftalmología (American Academy of Ophthalmology, AAO) insta a los estadounidenses a tomar medidas de seguridad adecuadas en esta fiesta.

Las lesiones oculares relacionadas con los fuegos artificiales aumentaron de 700 en 2016 a 1,200 en 2017, según la Comisión de Seguridad de los Productos del Consumidor de EE. UU. Esas lesiones incluyeron rupturas del globo ocular y daños en córneas y retinas.

"Un promedio de 280 personas al día acudirá a la sala de emergencias por lesiones relacionadas con los fuegos artificiales en las dos semanas anteriores y posteriores al 4 de julio", señaló la Dra. Dianna Seldomridge, vocera clínica de la AAO.

"No forme parte de esas alarmantes estadísticas. Aprenda a protegerse, a usted mismo y a sus hijos", instó en un comunicado de prensa de la AAO.

La mayoría de las lesiones son provocadas por los fuegos artificiales que los padres compran para sus hijos, como las bengalas, los petardos, los cohetes y las velas romanas, según la AAO.

La academia ofrece las siguientes pautas de seguridad para los fuegos artificiales:

  • Mantenga una distancia segura de los fuegos artificiales: Un estudio reciente encontró que los transeúntes conforman un 65 por ciento de las personas lesionadas por los fuegos artificiales. Stacy Young fue una de ellas. Estaba a unos 100 metros cuando la metralla de un fuego artificial ilegal penetró su cráneo. No pudieron salvar su ojo, y tuvieron que extirparlo.
  • No recoja los fuegos artificiales que no estallen o que estallen mal: Jay Northup, un bombero de Ohio, tomó todas las precauciones adecuadas para celebrar el 4 de julio con fuegos artificiales en su patio, pero la decisión de inspeccionar un fuego artificial que no estalló resultó casi fatal y casi le costó la vista.
  • Supervise a los niños de cerca: Las bengalas quizá parezcan como una diversión inocua para los niños, pero provocan unas 1,400 lesiones oculares cada año. Incluso los minúsculos petardos o tracas pueden ser peligrosos.
  • Use gafas protectoras: Compre gafas aprobadas por el Instituto Nacional Estadounidense de Estándares (American National Standards Institute, ANSI) para toda la familia.

La forma más segura de ver los fuegos artificiales es ver una exhibición profesional.

Si ocurre una lesión ocular relacionada con los fuegos artificiales, la AAO describe qué hacer: Busque atención médica de inmediato. No se frote el ojo. Frotarse el ojo puede empeorar la lesión. No intente lavarse el ojo. No aplique presión al ojo. No se saque los objetos del ojo. No se ponga ungüentos ni analgésicos antes de buscar ayuda médica.

Más información

La Comisión de Seguridad de los Productos del Consumidor de EE. UU. tiene más información sobre los fuegos artificiales y la seguridad.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión