Las infecciones urinarias podrían ser desencadenantes de los ACV

Las infecciones urinarias podrían ser desencadenantes de los ACV
| Foto: ISTOCK

Una infección del tracto urinario (ITU) podría ser no solo una dolorosa molestia para algunos: una nueva investigación sugiere que podría aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV) en las personas vulnerables.

El estudio de más de 190,000 pacientes de ACV encontró que el riesgo de sufrir un ACV aumentó en las semanas y meses tras cualquier infección que requiriera una visita al hospital. Pero el vínculo más firme fue con las ITU.

Las personas tenían más de cinco veces más probabilidades de sufrir un ACV isquémico en la semana tras una ITU, en comparación con el año antes de la infección, mostraron los hallazgos.

Los ACV isquémicos (el tipo más común de accidente cerebrovascular) son causados por un coágulo sanguíneo que reduce el flujo de sangre en el cerebro.

Los investigadores apuntaron que los hallazgos no implican a las infecciones más leves que las personas gestionan en casa.

"Es probable que en este estudio estemos capturando las infecciones más graves", planteó el investigador sénior, el Dr. Mandip Dhamoon, profesor asociado de neurología en la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

El estudio no puede probar que las infecciones en realidad provocaran los ACV. Pero basándose en investigaciones anteriores, aseguró Dhamoon, es biológicamente plausible. Las infecciones pueden aumentar la inflamación en todo el cuerpo, y podrían contribuir a los coágulos sanguíneos.

Pero hay muchos factores desconocidos, incluyendo si ciertos tratamientos no solo pueden eliminar la infección de un paciente, sino también reducir el riesgo de un ACV posterior. Esa pregunta es para la investigación futura, dijo Dhamoon.

Por ahora, las personas con factores de riesgo de un ACV pueden enfocarse en las cosas que pueden controlar, según Daniel Lackland, profesor de neurología en la Universidad de Medicina de Carolina del Sur.

"Si hace poco que estuvo en el hospital por una infección, tenga incluso más cuidado al controlar sus factores de riesgo de ACV, como la hipertensión y la diabetes", aconsejó Lackland, que también es vocero de la Asociación Americana de Accidentes Cerebrovasculares (American Stroke Association).

Los hallazgos, publicados en la edición en línea del 27 de junio de la revista Stroke, se basan en más de 190,000 personas que fueron tratadas por un ACV en hospitales del estado de Nueva York.

El ACV isquémico fue el más frecuente, pero casi 40,000 pacientes sufrieron un ACV hemorrágico, que ocurre cuando un vaso sanguíneo revienta y sangra en el cerebro.

Los investigadores observaron el riesgo de ACV de cada paciente entre una semana y cuatro meses después de una visita al hospital por una infección, y lo comparó con el riesgo en el año anterior.

El riesgo se redujo de forma gradual, pero seguía siendo del doble a los cuatro meses, encontraron los investigadores.

En ese momento, dijo Dhamoon, no está claro por qué una ITU mostraría la asociación más potente con el ACV.

Las infecciones respiratorias, las infecciones sanguíneas y las ITU también se vincularon con un mayor riesgo de hemorragia intracerebral, un tipo de ACV hemorrágico. ¿Por qué las infecciones podrían contribuir al sangrado en el cerebro? Los efectos en la función de los vasos sanguíneos podrían tener un rol, potencialmente, planteó Dhamoon. Pero este estudio no puede discernirlo, agregó.

Otro punto es que el estudio observó el riesgo de ACV de las personas en un momento en particular en relación con otro periodo. Entonces, aunque el riesgo era relativamente elevado tras una infección, eso no significa que fuera alto.

"El riesgo absoluto de cualquier paciente en particular probablemente sea bajo", aseguró Dhamoon.

Lackland dijo que estudios anteriores han implicado a ciertas infecciones como un posible desencadenante del ACV, entre ellas al herpes zóster, que provoca la culebrilla.

"Pero este estudio sugiere que una variedad de infecciones, si son graves, se asocian con el ACV", indicó Lackland. Eso es importante, añadió, porque podría ayudar a los investigadores a averiguar el motivo.

Más información

La Asociación Americana de Accidentes Cerebrovasculares ofrece consejos para reducir el riesgo de ACV.

Comparte tu opinión