SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Las etiquetas de los alimentos sobre los alérgenos potenciales podrían confundir a los compradores

Comprender mal las advertencias podría ser peligroso para los que tienen alergias a los alimentos, advierte una investigadora

Comprender mal las advertencias podría ser peligroso para los que tienen alergias a los alimentos, advierte una investigadora

MARTES, 1 de noviembre de 2016 (HealthDay News) -- Con frecuencia, las etiquetas de alimentos que advierten sobre los alérgenos potenciales confunden a los compradores, y las consecuencias pueden ser graves, advierte una investigación reciente.

"Hasta un 40 por ciento de los consumidores que tienen una alergia a los alimentos o un hijo que tiene alguna compran productos con etiquetas de advertencia sobre los alérgenos", señaló la investigadora líder, la Dra. Ruchi Gupta, pediatra del Hospital Pediátrico Ann & Robert H. Lurie, en Chicago.

Las etiquetas de alimentos que menos se comprenden son las que señalan que "podría contener" o "elaborado en equipos que procesan...", encontraron los investigadores.

Aunque quizá parezca que esas etiquetas dicen que los alimentos no son tan peligrosos como las que dicen que un producto contiene sin duda alguna un alérgeno en particular, esto no es así, enfatizó Gupta.

Gupta y sus colaboradores realizaron una encuesta en línea a más de 6,600 participantes en Estados Unidos y Canadá. Los que respondieron a las preguntas tenían una alergia a un alimento, alguien de su familia tenía la alergia, o eran uno de los padres o cuidadores de alguien con una alergia a un alimento y compraban la comida de la persona con la alergia.

Casi el 8 por ciento de los niños y el 2 por ciento de los adultos sufren de alergias a los alimentos, según los autores del estudio. Y cerca de un 40 por ciento de los niños con alergias a los alimentos han experimentado al menos una reacción potencialmente letal.

Según la Ley de Protección de las Etiquetas de los Alimentos y la Protección del Consumidor de EE. UU., las compañías alimentarias deben identificar los alérgenos importantes si ese alimento es un ingrediente incluido. Esos alimentos incluyen el trigo, el huevo, la leche, el cacahuate, el pescado, el marisco, la soya y las nueces de árbol.

Pero si el alimento se elabora en equipos que procesan otros alimentos, sigue habiendo un riesgo de que el producto contenga vestigios de un alérgeno. Como resultado, los fabricantes de comida comenzaron a añadir lo que se conoce como etiquetas de advertencia sobre los alérgenos. Señalan que un producto "podría contener" un alérgeno específico o que el alimento se "elabora en unas instalaciones" que tiene productos que contienen un alérgeno específico.

Esas etiquetas de advertencia son voluntarias, tanto en Estados Unidos como en Canadá, anotó Gupta.

Pero en la encuesta, más o menos la mitad de los encuestados creían que esas etiquetas de advertencia eran requeridas por ley.

Un tercio pensaban que las etiquetas se basaban en las cantidades de un alérgeno que podrían encontrarse en un producto alimenticio, lo que no es verdad, dijo Gupta.

Y alrededor de un 40 por ciento de los compradores que gestionan alergias a los alimentos compraron productos con etiquetas de advertencia.

Las dos etiquetas de advertencia son iguales de peligrosas, apuntó Gupta. La cantidad de un alérgeno que se requiere para provocar una reacción varía de una persona a otra, así que es imposible saber si un producto que dice que "podría contener" un alérgeno específico resultará peligroso o no, comentó.

El estudio se publicó el 1 de noviembre en la revista Journal of Allergy and Clinical Immunology: In Practice. Fue dirigido por Food Allergy Research & Education (FARE) y Food Allergy Canada.

Las etiquetas de los alimentos se deben renovar, sugirió Gupta. En Canadá, Health Canada propone que solo se use la etiqueta "podría contener". Otras investigaciones observan el valor de mencionar la cantidad de un alérgeno, dijo.

La Dra. Vivian Hernández Trujillo, jefa de la sección de alergias e inmunología pediátricas del Hospital Pediátrico Nicklaus, en Miami, se mostró de acuerdo en que las etiquetas pueden resultar confusas.

El estudio no solo apunta a "la realidad a las que las familias con alergias a los alimentos se enfrentan a diario", sino que "también apuntan a la necesidad de mejorar la claridad de las etiquetas de alimentos", dijo Hernández Trujillo.

¿Qué se puede hacer hasta que las etiquetas cambien? "Aconsejo a mis pacientes que eviten los alimentos con cualquier etiqueta que diga que 'podría contener' un alérgeno", señaló.

Gupta se mostró de acuerdo. "Lo que animamos a nuestros pacientes a hacer es intentar evitar cualquier alimento con cualquier etiqueta de advertencia si contiene el alimento al que su hijo es alérgico", lo cual puede resultar difícil, reconoció.

Más información

Para más información sobre las etiquetas de los alimentos, visite Food Allergy Research & Education.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad