Las diferencias conductuales condujeron a una alta tasa de mortalidad por COVID en el Sur de EE. UU.: estudio

VIERNES, 29 de abril de 2022 (HealthDay News) -- Se habrían podido evitar miles de muertes por la COVID-19 en el Sur de EE. UU. si más personas hubieran utilizado máscaras, hubieran practicado el distanciamiento social, no hubieran mandado a sus hijos a la escuela y hubieran realizado otros cambios conductuales para reducir la propagación del virus, afirman unos investigadores.

En otras palabras, si hubieran actuado de forma más parecida a las personas del Norte.

Las diferencias conductuales condujeron a una alta tasa de mortalidad por COVID en el Sur de EE. UU.: estudio

Los autores del estudio sugirieron que si todo Estados Unidos hubiera seguido el ejemplo del Noroeste al tomar dichas medidas, se habrían podido prevenir más de 316,000 muertes por la COVID-19 antes de que la ómicron se convirtiera en la variante dominante.

Más de seis de cada 10 de estas muertes potencialmente evitables fueron en el Sur, según el equipo de la Facultad de Enfermería y Estudios en Salud de la Universidad de Georgetown, en Washington, D.C.

"Nuestro estudio es el primero que cuantifica las muertes evitables, y confirma que tanto las muertes por COVID-19 como las muertes evitables ocurrieron en el Sur de forma desproporcionada", comentó el coautor del estudio, el Dr. Michael Stoto.

En el estudio, que fue publicado en la edición en línea del 28 de abril de la revista PLOS ONE, los investigadores analizaron datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. sobre las muertes adicionales entre el 3 de enero de 2020 y el 26 de septiembre de 2021. Las muertes adicionales son la diferencia entre el número de muertes actuales y las muertes previstas basándose en años anteriores en Estados Unidos.

Durante el periodo del estudio, hubo casi 896,000 muertes adicionales en todo el país, asociadas con la COVID-19. Esto es un 26 por ciento más que lo que reportan otros expertos que monitorizan a la enfermedad, apuntaron los investigadores.

El conteo oficial de muertes por la COVID-19 en EE. UU. era de casi 1 millón de muertes hasta finales de abril, pero estos hallazgos sugieren que, en realidad, ese triste hito se superó a principios de 2022, según los autores del estudio.

Los investigadores también compararon al Noroeste, el Oeste Medio, el Sur y el Oeste, y encontraron que las diferencias regionales en las tasas de mortalidad por la COVID-19 persistieron a lo largo del periodo del estudio.

Desde el inicio de verano de 2020, el Sur ha tenido unas tasas más altas de mortalidad por la COVID-19 que el resto de Estados Unidos. Desde octubre de 2020, el Sur sufrió un 48 por ciento de las muertes por COVID-19 del país, aunque conforma un 38 por ciento de la población de EE. UU.

"Nuestra meta era examinar con cuidado las diferencias regionales en las tasas de mortalidad por la COVID-19, basándonos en datos estadísticos fiables", comentó Stoto, profesor de administración de sistemas de salud y salud poblacional, en un comunicado de prensa de la universidad.

"Este es uno de una serie de estudios planificados para observar con cuidado a la respuesta ante la COVID-19 en EE. UU. y otros países, y para aprender de la experiencia con el fin de fortalecer la preparación para futuros brotes potenciales", concluyó Stoto.

Más información

Aprenda más sobre la COVID-19 en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Georgetown University, news release, April 28, 2022

Comparte tu opinión