SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Las dietas ricas en carnes podrían aumentar los riesgos cardiacos de las mujeres mayores

Las fuentes vegetales de proteína parecen ser más seguras, sugiere un estudio

Las fuentes vegetales de proteína parecen ser más seguras, sugiere un estudio

LUNES, 14 de noviembre de 2016 (HealthDay News) -- Las mujeres mayores de 50 años que tienen una dieta rica en proteína podrían enfrentarse a un riesgo más alto de insuficiencia cardiaca, sobre todo si la mayor parte de su proteína proviene de la carne, informan unos investigadores.

El estudio no pudo probar causalidad. Pero las mujeres postmenopáusicas con la mayor cantidad de proteína en la dieta tenían un riesgo de insuficiencia cardiaca un 60 por ciento más alto, en comparación con las mujeres que comían poca proteína, encontró el estudio.

Los hallazgos se presentaron el lunes en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), en Nueva Orleáns.

La mayor parte del riesgo parece provenir de la proteína animal, señaló el autor del estudio, el Dr. Mohamad Firas Barbour, internista de la Facultad de Medicina Alpert de la Universidad de Brown y del Hospital Conmemorativo de Rhode Island, en Pawtucket.

Las mujeres que obtenían la mayor parte de su proteína de fuentes vegetales parecían tener un riesgo de insuficiencia cardiaca casi un 20 por ciento más bajo, según Barbour.

"Una cantidad más alta de proteína total en la dieta aumenta el riesgo de insuficiencia cardiaca, pero una ingesta más alta de proteína vegetal pareció proteger de la insuficiencia cardiaca", dijo Barbour.

Los frijoles, los frutos secos, las lentejas y la quínoa son algunas fuentes no cárnicas de proteína.

La insuficiencia cardiaca ocurre cuando el corazón ya no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo, según los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. Más de 5 millones de personas de Estados Unidos sufren de insuficiencia cardiaca, y es el motivo de hospitalización más común en las personas mayores.

En el estudio, Barbour y sus colaboradores analizaron las dietas diarias reportadas por casi 104,000 mujeres de 50 a 79 años entre 1993 y 1998. Todas eran participantes en la Iniciativa de salud de las mujeres, una encuesta continua sobre la dieta financiada por el gobierno federal que busca reducir la enfermedad cardiaca, el cáncer de mama y de colon, y la osteoporosis.

El equipo de investigación también analizó muestras de orina de las mujeres para evaluar a mayor profundidad la cantidad de proteína que comían de forma regular, dijo Barbour. Esto creó una evaluación "calibrada" de su ingesta de proteína.

Hasta 2005, más de 1,700 mujeres habían desarrollado insuficiencia cardiaca. Las probabilidades de la afección se asociaron estadísticamente con la cantidad de proteína que comían, reportaron Barbour y sus colaboradores.

Los investigadores encontraron un aumento en el riesgo de insuficiencia cardiaca con las dietas ricas en proteína incluso tras controlar la edad, la raza y otros factores de riesgo de la salud del corazón, como la hipertensión, la diabetes o la enfermedad de la arteria coronaria, indicó Barbour.

Barbour no pudo explicar por qué la proteína podría aumentar el riesgo de insuficiencia cardiaca, pero especuló que una ingesta alta podría hacer que algunas personas aumentaran mucho de peso.

Barbour anticipa que los mismos hallazgos ocurrirían en los hombres, "pero no podemos afirmarlo hasta que hagamos otro estudio".

Una especialista en el corazón que revisó los hallazgos dijo que quizá se necesiten más estudios.

Aunque los autores intentaron compensarlo, los estudios que dependen de que la gente informe de lo que come tienden a ser un poco dudosos, explicó la Dra. Ileana Piña, cardióloga y profesora del Colegio de Medicina Albert Einstein, en la ciudad de Nueva York.

"Se pueden introducir ciertos sesgos cuando se rellena [el cuestionario] porque una piensa que es una buena chica y se come sus verduras", comentó Piña.

Por otro lado, el estudio incluyó a muchas mujeres que participaban en un ensayo muy respetado, dijo Piña, vocera de la Asociación Americana del Corazón.

"Es un estudio que recolectó una cantidad increíble de datos", apuntó Piña, y añadió que los investigadores siguieron los nuevos casos de insuficiencia cardiaca y reportaron hallazgos estadísticamente significativos.

La Asociación Americana del Corazón recomienda un plan de alimentación que se enfoque en frutas, verduras, granos integrales, lácteos bajos en grasa, frutos secos, aves y pescado. Las directrices sugieren mantener la carne roja y los alimentos y bebidas azucarados al mínimo, y comer pescado al menos dos veces por semana.

Los datos y conclusiones presentados en reuniones médicas por lo general se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

Más información

Para más información sobre las proteínas saludables, visite la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad