Las dietas de EE. UU. todavía contienen demasiada carne y muy poco pescado

Las dietas de EE. UU. todavía contienen demasiada carne y muy poco pescado

VIERNES, 21 de junio de 2019 (HealthDay News) -- Los estadounidenses están comiendo tanta carne procesada como hace una década, y no han aumentado la cantidad de pescado que consumen.

Esa es la mala noticia de una nueva investigación sobre datos dietéticos, que también encontró que una cuarta parte de los adultos de EE. UU. comen una cantidad mayor de la recomendada de carne roja sin procesar, y menos de un 15 por ciento comen las cantidades recomendadas de pescado/marisco.

La buena noticia fue otro hallazgo. Los estadounidenses están comiendo un poco menos de carne de res y más pollo que antes, y por primera vez, el consumo de aves superó al de carne roja no procesada.

"A pesar de las firmes evidencias que vinculan la carne procesada con el riesgo de cáncer, el consumo de carne procesada no cambió a lo largo del periodo del estudio [1999-2016] entre los adultos de EE. UU.", anotó la investigadora principal, la Dra. Fang Fang Zhang, de la Facultad de Ciencias y Políticas de la Nutrición de la Universidad de Tufts, en Boston.

"Aunque otros factores además de la salud [por ejemplo, sociales, culturales y económicos] pueden influir en los alimentos que los estadounidenses eligen, la falta de una concienciación general sobre los riesgos de salud asociados con la carne procesada podría haber contribuido a la falta de cambio en el consumo", añadió en un comunicado de prensa de la Academia de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics).

Los investigadores analizaron datos reunidos entre 1999 y 2016 sobre los hábitos de alimentación de los adultos de EE. UU. de a partir de 20 años.

A lo largo de esos 18 años, el consumo de carnes procesadas permaneció más o menos igual: 182 gramos/semana en 1999 y 187 gramos/semana en 2016.

Los cinco tipos principales de carne procesada consumidos en 2015-2016 fueron: fiambres (un 39 por ciento), salchichas (un 24 por ciento), perritos calientes (un 9 por ciento), jamón (un 9 por ciento) y tocineta (un 5 por ciento).

El consumo de carne roja sin procesar durante el periodo del estudio se redujo de 340 gramos/semana a 284 gramos/semana, debido sobre todo a una reducción en el consumo de carne de res.

El consumo de aves aumentó de 256 gramos/semana a 303 gramos/semana, debido sobre todo a un aumento de 34 gramos/semana en el consumo de pollo.

El consumo de pescado y marisco permaneció más o menos igual, de 115 gramos/semana en comparación con 116 gramos/semana, según el estudio.

Los investigadores anotaron que el consumo bajo de pescado y marisco podría ser resultado de los altos precios de venta, la falta de concienciación sobre los beneficios para la salud, y las preocupaciones sobre la contaminación con mercurio en ciertos tipos de pescado. Pero, añadieron, las evidencias científicas sugieren que los beneficios del consumo de pescado superan a los riesgos en la mayoría de las personas.

"Nuestros hallazgos respaldan que se realicen más acciones para aumentar la concienciación del público sobre los riesgos de salud asociados con un consumo alto de carne en EE. UU.", señaló Zhang.

El estudio aparece en la edición del 21 de junio de la revista Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre las opciones saludables para la alimentación.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión