¿Las costosas ambulancias aéreas de verdad salvan vidas?

¿Las costosas ambulancias aéreas de verdad salvan vidas?

MIÉRCOLES, 20 de enero de 2021 (HealthDay News) -- El servicio de ambulancias aéreas es costoso, pero promete una velocidad que puede salvar vidas, al ofrecer un rápido transporte directo por helicóptero a los pacientes enfermos de gravedad.

Pero un nuevo estudio de Dinamarca cuestiona si esa costosa prisa al final salva más vidas.

Los investigadores no encontraron ninguna diferencia estadísticamente significativa en la tasa de mortalidad entre las personas transportadas por ambulancia terrestre o por helicóptero, según los hallazgos, que se publicaron en una edición reciente de la revista JAMA Network Open.

Esto se mantuvo así incluso cuando los investigadores solo observaron a las personas con enfermedades o lesiones graves. También tuvieron unas tasas de mortalidad estadísticamente similares.

Al examinar las muertes y las enfermedades de los pacientes enfermos de gravedad, los investigadores daneses "encontraron que no hay mucha diferencia estadística en la mortalidad general entre la tierra y el aire, según este estudio", comentó el Dr. Michael Abernethy, médico jefe de la Facultad de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Wisconsin, en Madison.

Si estos hallazgos se sostienen, significaría que muchas personas están pagando unas facturas inmensas por un transporte en helicóptero que no necesariamente aumenta sus probabilidades de sobrevivir.

Casi 3 de cada 4 pacientes que usan una ambulancia aérea están en riesgo de recibir una factura sorpresa de hasta 20,000 dólares por desplazamiento, porque el proveedor del transporte no está "dentro de la red" de su seguro, según un estudio anterior publicado en mayo de 2020 en la revista Health Affairs.

En el nuevo estudio, unos investigadores dirigidos por la Dra. Karen Alstrup, de los Servicios de Emergencia Prehospitalarios de Aarhus, Dinamarca, revisaron a 10,618 pacientes que fueron transportados por tierra o por aire entre 2014 y 2018, y compararon los resultados en ambos grupos.

Dinamarca tiene una extensión de unas 17,400 millas cuadradas (unos 44,000 kilómetros cuadrados), más o menos el tamaño de Vermont y Massachusetts en combinación, con una población de 5.8 millones. El país cuenta con tres ambulancias médicas.

En el estudio, 9,480 personas volaron en helicóptero y 1,138 fueron transportadas por tierra. Entre ellos había 2,260 pacientes con una enfermedad o lesión graves que fueron transportados por aire, y 315 que fueron llevados al hospital en ambulancia terrestre.

Alrededor de un 23 por ciento de los pacientes transportados por helicóptero fallecieron en un plazo de un año tras el desplazamiento, en comparación con un 24 por ciento de los que llegaron en ambulancia terrestre, encontraron los investigadores.

Entre los pacientes enfermos de gravedad, un 25 por ciento murieron en un plazo de un año tras el desplazamiento, frente a un 27 por ciento de los que usaron transporte terrestre.

Estos hallazgos contradicen a estudios anteriores, que encontraron que el transporte por helicóptero aumenta las probabilidades de sobrevivir de una persona, anotaron los investigadores daneses.

Pero Abernethy, autor de un editorial publicado con el estudio, plantea que los investigadores daneses crearon una comparación justa entre el transporte aéreo y el terrestre, porque en ese país ambas modalidades ofrecen un nivel similar de atención médica de parte de un personal entrenado.

Además, los investigadores usaron el clima para aleatorizar quién recibía transporte aéreo, lo que añade validez a sus hallazgos. El mal tiempo obligó a algunos a desplazarse por tierra, incluso cuando de otra forma se habría elegido el transporte aéreo, anotó Abernethy.

Es difícil decir cómo estas observaciones de Dinamarca podrían aplicar a Estados Unidos, que ofrece una calidad de transporte en ambulancias aéreas o terrestres muy variada, dependiendo del lugar donde se vive, apuntaron Abernethy y el Dr. Jonathan Berkowitz, director médico del Centro de Servicios de Emergencias de Northwell Health, en New Hyde Park, Nueva York.

"Hay una amplia variación entre los sistemas de atención de la salud", apuntó Berkowitz. "Tendría que realizar una exploración profunda, pero no me sorprendería si las consideraciones locales redujeran el nivel al que este estudio se puede generalizar en nosotros. Sus algoritmos existentes para elegir el transporte, los tipos de proveedores de los equipos y los patrones de enfermedad podrían tener un impacto en esto".

Abernethy anotó que las unidades de servicios médicos de emergencias (SME) de helicóptero y terrestres pueden variar mucho en términos del entrenamiento, tanto respecto a los aviadores como al personal médico.

"En algunos casos se ofrece un nivel más alto de atención médica, y en algunos casos sin duda no es así", enfatizó Abernethy. "No se puede hacer la afirmación general de que los equipos de los helicópteros siempre están mejor entrenados y tienen más experiencia que los equipos terrestres. El equipo terrestre podría tener un mejor entrenamiento médico y más experiencia que el equipo médico del helicóptero".

Algunas partes del país también tienen una saturación de opciones de transporte aéreo, sobre todo donde los reembolsos de seguro son más generosos, añadió.

"Hay algunas áreas del país que están tan saturadas, que tienen dos o hasta tres programas de vuelo distintos en el mismo aeropuerto, y una inmensa diferencia entre las capacidades de aviación y médicas", apuntó Abernethy.

Berkowitz dijo que le gustaría ver más estudios comparativos que observen resultados aparte de la muerte, por ejemplo, el estatus neurológico, la duración de la estadía en una unidad de cuidados intensivos, o cuánto tiempo tarda la persona en recibir el alta del hospital.

"Sobre estos temas, es más lo que ignoramos que lo que sabemos", añadió Abernethy.

Más información

El Instituto Brookings ofrece más información sobre los costos de las ambulancias aéreas.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Michael Abernethy, MD, chief flight physician, University of Wisconsin School of Medicine and Public Health, Madison; Jonathan Berkowitz, MD, medical director, Northwell Health Center for Emergency Services, New Hyde Park, N.Y.; JAMA Network Open, Jan. 11, 2021

Comparte tu opinión