Consultas personales en el embarazo no aumentan el riesgo de COVID

Consultas personales en el embarazo no aumentan el riesgo de COVID

Una noticia tranquilizadora para las mujeres embarazadas: las consultas en persona en el médico no parecen hacerlas más vulnerables a la COVID-19, indica un estudio reciente.

Incluyó a miles de mujeres de Massachusetts que tuvieron bebés en cuatro hospitales del área de Boston entre el 19 de abril y el 27 de junio de 2020.

En primavera de 2020, hubo un aumento en los casos de COVID-19 en el área de Boston, de forma que los hospitales hicieron pruebas del coronavirus a todas las mujeres embarazadas durante la admisión. En ese momento, Massachusetts tenía la tercera tasa de infección con el coronavirus más alta del país.

Un análisis de los datos del hospital mostró que de las casi 3,000 mujeres embarazadas que se hicieron la prueba, 111 eran positivas del coronavirus.

En promedio, las mujeres que tuvieron resultados positivos habían realizado 3.1 visitas de atención de la salud en persona, mientras que las mujeres que tuvieron resultados negativos tuvieron un promedio de 3.3 visitas en persona.

No hubo una asociación significativa entre las visitas en persona y la infección con el coronavirus entre las mujeres, según el estudio del Hospital Brigham and Women's, que se publicó el 14 de agosto en la revista Journal of the American Medical Association.

"Una importante preocupación en la obstetricia, pero también en la medicina en general, es que las pacientes están evitando una atención médica necesaria debido al miedo a contraer la COVID-19 en un ámbito de la atención de la salud, pero no hubo ninguna indicación de que la atención de la salud presencial afecte al riesgo de infección", aseguró la autora principal del estudio, la Dra. Sharon Reale, anestesióloga tratante del Brigham and Women's.

"Nuestro estudio ofrece evidencias importantes de que podemos realizar consultas en persona de forma segura. Nuestros hallazgos deberían ser tranquilizadores para nuestras pacientes obstétricas: cuando vienen a las citas en el hospital, no aumentan su riesgo de infección", enfatizó Reale en un comunicado de prensa del hospital.

Si bien las visitas virtuales son adecuadas para algunos pacientes, muchas mujeres embarazadas necesitan varias visitas presenciales para mediciones, exámenes y pruebas de laboratorio, con el objetivo de garantizar la salud tanto de la madre como del bebé o los bebés, anotaron los investigadores.

"Habrá que replicar los resultados fuera de la obstetricia, pero esto debería tranquilizar, e indicar que la atención necesaria e importante se debería, y se puede, administrar de forma segura", añadió Reale.

Comparte tu opinión