Las complicaciones de la cirugía para la tiroides pueden llevar a algunos de vuelta al hospital

Las complicaciones de la cirugía para la tiroides pueden llevar a algunos de vuelta al hospital

MARTES, 8 de enero de 2019 (HealthDay News) -- La cirugía para extirpar total o parcialmente la tiroides puede provocar efectos secundarios que llevan a algunos pacientes de vuelta al hospital, encuentra un estudio reciente.

Esos efectos secundarios incluyen un hormigueo en los dedos que puede convertirse en temblores y espasmos en todos los músculos del cuerpo, incluyendo al corazón y a los músculos que rodean a los pulmones.

"La información que obtuvimos es directamente aplicable a la atención del paciente, y sugiere un seguimiento inmediato más cuidadoso para los pacientes con un riesgo alto de efectos secundarios y complicaciones por la cirugía", planteó el autor del estudio, el Dr. Alliric Willis, codirector del Centro de Tiroides y Paratiroides Jefferson de la Universidad de Thomas Jefferson, en Filadelfia.

La extirpación de la tiroides es en general un procedimiento seguro. Pero algunos de los efectos secundarios de la operación pueden ser tan graves que los pacientes deben ser hospitalizados, explicó Willis en un comunicado de prensa de la universidad.

En el estudio, los investigadores usaron la Base de datos nacional de readmisiones de 2014 para recolectar datos sobre casi 23,000 pacientes que se sometieron a una cirugía de la tiroides. Los procedimientos se realizaron para curar el cáncer, tratar el bocio (un agrandamiento de la tiroides) o manejar una tiroides hiperactiva.

En total, un 4 por ciento volvieron a ser hospitalizados en un plazo de 30 días. La mayoría de esos pacientes fueron readmitidos en un plazo de una semana tras la cirugía. De los pacientes que necesitaron readmisión, un 25 por ciento volvieron en un plazo de dos días, encontraron los investigadores.

"Aunque un 4 por ciento es menos que los estimados de estudios anteriores de menor tamaño, sigue equivaliendo a casi 1,000 pacientes al año cuyos síntomas son suficientemente graves como para buscar una atención médica inmediata y necesitar una admisión al hospital", señaló el primer autor, el Dr. Arturo Ríos Díaz, residente quirúrgico en la Universidad de Thomas Jefferson.

Los investigadores encontraron que los que estaban en mayor riesgo de ser hospitalizados eran los que tenían Medicare y Medicaid. Los pacientes que tenían unos niveles bajos de calcio tras la cirugía y los que permanecieron en el hospital dos o más días tras la cirugía también estaban en riesgo.

Unos niveles bajos de calcio, o hipocalcemia, es el efecto secundario más común, y generalmente es provocado por el daño o la extirpación de las glándulas paratiroides. La afección se puede tratar con pastillas de calcio.

"Aunque el tratamiento estándar de la hipocalcemia es sencillo, los pacientes tienen que poder obtener sus medicamentos tras ser dados de alta de la cirugía", señaló Willis.

"Para los pacientes de Medicaid y Medicare, obtener el tratamiento antes de que los síntomas comiencen o empeoren podría ser financiera o logísticamente difícil", sugirió.

Willis añadió que los pacientes se deben vigilar por teléfono en los primeros días tras dejar el hospital, cuando tienen un riesgo más alto de complicaciones.

El informe aparece en la edición del 3 de enero de la revista Surgery.

Más información

Para más información sobre la cirugía de la tiroides, visite la Asociación Americana de la Tiroides (American Thyroid Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión