Las cirugías de reafirmación de género mejoran la salud mental de los jóvenes, señala un estudio

MIÉRCOLES, 28 de abril de 2021 (HealthDay News) -- Cuando las personas de género diverso o transgénero se someten a cirugías para reafirmar su género, experimentan una variedad de resultados positivos de salud mental, muestra una nueva investigación.

El estudio encontró una asociación entre las cirugías, que los participantes recibieron al menos dos años antes de una encuesta, y unas tasas significativamente más bajas de angustia psicológica en el mes anterior, ideación suicida en el año anterior, y consumo de tabaco en el año anterior, en comparación con las personas transgénero y de género diverso que no se sometieron a una cirugía de reafirmación de género, pero que deseaban hacerlo.

Las cirugías de reafirmación de género mejoran la salud mental de los jóvenes, señala un estudio

Los hallazgos surgen en un periodo particularmente crítico, mientras algunos estados toman medidas para prohibir ciertos tratamientos y cirugías de reafirmación de género para los menores transgénero.

"Al abordar el estudio, sin duda creíamos que las cirugías de reafirmación de género protegerían de los resultados adversos de salud mental", dijo el autor principal, Anthony Almazán, candidato a MD/MPH de la Facultad de Medicina y la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston.

"Creo que nos sorprendió agradablemente la potencia de las magnitudes de estas asociaciones, que de verdad son muy impresionantes y, en nuestra opinión, hablan sobre la importancia de la cirugía de reafirmación de género como un tratamiento médicamente necesario para las personas transgénero y de género diverso que buscan este tipo de reafirmación", enfatizó.

El estudio, que se publicó el 28 de abril en la revista JAMA Surgery, provee evidencias científicas para añadir a la información clínica existente en un área en que los datos eran limitados, y puede tener implicaciones reales en los desafíos al acceso basados en la política, aseguró Almazán.

"Por ejemplo, hemos visto que todavía es bastante común que las aseguradoras de salud denieguen de forma rutinaria la cobertura para ciertos tipos de cirugía de reafirmación de género, y esto se debe en parte a las evidencias limitadas sobre sus beneficios para la salud", apuntó Almazán. "Realizamos este estudio para rellenar estas brechas realmente cruciales en las evidencias, con la esperanza de que nos ayude tanto a mejorar la atención clínica como a trabajar para unas políticas que garanticen una atención más amplia, equitativa y afirmativa para las poblaciones transgénero y de género diverso".

El estudio fue un análisis secundario de datos de la Encuesta transgénero de EE. UU. de 2015. De los casi 20,000 participantes que respaldaron someterse a uno o más tipos de cirugía de reafirmación de género, un 12.8 por ciento se habían sometido a una cirugía al menos dos años antes, y un 59.2 por ciento deseaban someterse a una cirugía pero no lo habían hecho.

Alrededor de un 38.8 por ciento de los participantes se identificaban como mujeres transgénero, un 32.5 por ciento como hombre transgéneros, y un 26.6 por ciento como no binarios. El estudio encontró que la cirugía de reafirmación de género se asociaba con una reducción del 42 por ciento en la angustia psicológica, con una reducción del 44 por ciento en la ideación suicida, y con una reducción del 35 por ciento en el tabaquismo, dijo Almazán.

Una reducción en el estrés, una mejora en la confianza

"Si alineamos los cuerpos de las personas y su expresión de género con su identidad de género, es una forma de que vivan sus vidas reales con la mayor autenticidad, y de que sean quienes realmente son, y también de hacerse camino en la sociedad de una forma en que presentan el género con el que se identifican. Creemos que esto reduce la angustia de forma significativa", señaló el autor sénior del estudio, el Dr. Alex Keuroghlian, director del Centro Nacional de Educación en Salud LGBTQIA+ del Instituto Fenway, y director del Programa de Psiquiatría de la Identidad de Género del Hospital General de Massachusetts.

La cirugía de reafirmación de género puede mejorar la confianza, las relaciones románticas y otras relaciones interpersonales, por ejemplo en el lugar de trabajo, según Keuroghlian.

Otros estudios han mostrado que, en los últimos años, el número de cirugías de reafirmación de género se ha multiplicado por cinco, apuntó Almazán. El acceso a la atención es uno de los motivos, lo que incluye la rápida expansión de los consultorios dedicados a la atención de reafirmación de género en Estados Unidos. Aun así, muchas áreas no cuentan con programas que provean esta atención.

Por otra parte, algunos estados están trabajando para criminalizar ciertos tipos de atención transgénero. Por ejemplo, Arkansas se ha convertido en el primer estado que prohíbe la cirugía de reafirmación de género para los menores transgénero, reportó NBC News a principios de mes.

"Estamos muy preocupados sobre estas leyes, que prohibirían o criminalizarían el acceso a la atención médica de reafirmación de género para los menores de edad. No se basan en ninguna experiencia clínica ni en las evidencias de las investigaciones", lamentó Keuroghlian, que espera que estudios como este ayuden a que haya un cambio hacia la expansión, en lugar de la restricción, del acceso a los servicios de reafirmación de género.

AMA: 'una peligrosa intromisión del gobierno'

En una declaración que publicó el lunes, la Asociación Médica Americana (American Medical Association, AMA) instó a los gobernadores estatales a oponerse a la legislación que prohíbe la atención relacionada con la transmisión de género médicamente necesaria para los pacientes menores de edad.

"Creemos que esta legislación representa una peligrosa intromisión del gobierno en la práctica de la medicina, y que será nociva para la salud de los niños transgénero en todo el país", señalaba la carta, firmada por el Dr. James Madara, director y vicepresidente ejecutivo de la AMA.

Todas las asociaciones médicas importantes de Estados Unidos reconocen la necesidad médica de atención relacionada con la transición para mejorar la salud física y mental de las personas transgénero, según la carta. Prescindir de la atención de reafirmación de género puede tener trágicas consecuencias, añadía la declaración.

"Las evidencias empíricas han demostrado que las identidades de género trans y no binarias son variaciones normales de la identidad y la expresión humanas", declaró la AMA.

Tristemente, los individuos transgénero tienen tres veces más probabilidades que la población general de sufrir un trastorno de salud mental, y se piensa en general que esto es una consecuencia del estrés de ser una minoría, del estrés crónico de afrontar el estigma social, y de la discriminación debida a su identidad y expresión de género, según la asociación.

El Dr. Devin Coon, coautor de un comentario publicado con el estudio, ha visto en primera persona los resultados positivos para sus pacientes.

"En realidad no hay ninguna duda entre las personas que realizan estas cirugías de reafirmación de género de que funcionan, en el sentido de hacer que las personas sean más felices y mejorar su calidad de vida", enfatizó Coon, director médico principal del Centro de Salud Transgénero Johns Hopkins, en Baltimore.

Aunque algunas personas no respaldan esta conclusión, dijo Coon, es el momento de comenzar a pensar en las preguntas del próximo nivel. Dijo que debe haber unas medidas más constantes en los estudios, además de más financiación y colaboración para investigar más estas preguntas.

"Una vez se sabe que algo funciona en la medicina, hay que comenzar a responder cuáles partes y qué cosas específicas ayudan. ¿A cuáles subgrupos ayuda más, o menos? ¿Qué podemos hacer para que funcione incluso mejor?", planteó Coon. "Esto es a donde han llegado las cosas, y para hacerlo necesitamos unas mejores herramientas y estudios para medirlo".

Más información

El Proyecto Trevor (The Trevor Project) ofrece otros recursos para los individuos LGBTQ.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Anthony Almazan, MD/MPH candidate, Harvard Medical School and Harvard T.H. Chan School of Public Health, Boston; Alex Keuroghlian, MD, MPH, associate professor, psychiatry, Harvard Medical School, and director, National LGBTQIA+ Health Education Center at The Fenway Institute, director, Psychiatry Gender Identity Program, Massachusetts General Hospital, Boston; Devin Coon, MD, MSE, chief medical director, Johns Hopkins Center for Transgender Health, and associate professor, plastic and reconstructive surgery, Johns Hopkins Medicine, Baltimore; JAMA Surgery, April 28, 2021

Comparte tu opinión