Las barreras lingüísticas evitan que 25 millones de personas de EE. UU. reciban una buena atención de salud

MIÉRCOLES, 7 de julio de 2021 (HealthDay News) -- Debido a las barreras lingüísticas, 25 millones de hispanohablantes de EE. UU. reciben más o menos un tercio menos de atención de la salud que otros estadounidenses, muestra un estudio de gran tamaño de adultos de EE. UU.

El análisis de datos de una encuesta federal de más de 120,000 adultos reveló que el uso total de la atención de la salud, medido según el gasto, fue de un 35 a un 42 por ciento más bajo entre las personas cuyo idioma principal era el español, en comparación con los anglohablantes.

Las barreras lingüísticas evitan que 25 millones de personas de EE. UU. reciban una buena atención de salud

"Muy pocos médicos o enfermeros hablan español, y muchos hospitales y clínicas tienen unos servicios de interpretación y traducción gravemente inadecuados, a pesar de las órdenes federales que los requieren", señaló el autor sénior del estudio, el Dr. Danny McCormick, profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, y médico de atención primaria de Cambridge Health Alliance. "Pero la mayoría de las aseguradoras no cubren los costos de los intérpretes, y la aplicación federal de las órdenes sobre el lenguaje ha sido floja".

El estudio encontró que los hispanohablantes realizaron un 36 por ciento menos de visitas ambulatorias y recibieron un 48 por ciento menos de medicamentos recetados, en comparación con los adultos no hispanos. En comparación con los adultos hispanos que eran competentes en inglés, los hispanohablantes también realizaron un 35 por ciento menos de visitas ambulatorias, y recibieron un 37 por ciento menos de medicamentos recetados, encontró el estudio.

Los hispanohablantes también tenían unos niveles ligeramente más bajos de visitas a los departamentos de emergencias y hospitalizaciones, según los hallazgos, que se publicaron en la edición de julio de la revista Health Affairs.

Incluso cuando se trata de servicios que salvan vidas, como las prueba de detección del cáncer de colon, los hispanohablantes son menos propensos a recibirlos, reportaron los investigadores.

A pesar de las leyes federales que ordenan servicios de interpretación en los hospitales y otras agencias que reciben fondos federales y que prohíben la discriminación basada en el país de origen, las brechas debidas al lenguaje no se han estrechado en los últimos 20 años.

Por ejemplo, la diferencia en los gastos en la atención de la salud entre los hispanohablantes y los adultos no hispanos aumentó de 2,156 dólares en 1999 a 3,608 dólares en 2018, incluso tras tomar en cuenta la inflación.

La autora principal, la Dra. Jessica Himmelstein, advirtió que la pandemia ha magnificado los problemas.

"La pandemia de COVID-19 se ha cobrado un alto precio en la comunidad hispana, sobre todo entre las personas con un dominio limitado del inglés", señaló Himmelstein, investigadora de la Facultad de Medicina de la Harvard y médica de Cambridge Health Alliance. "La pandemia ha sido una lupa sobre el fracaso de nuestro sistema de atención de la salud para satisfacer las necesidades de los pacientes que se enfrentan a barreras del lenguaje".

Más información

El Instituto Nacional de Salud y Disparidades de Salud de las Minorías de EE. UU. ofrece información de salud en múltiples idiomas.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Harvard Medical School/Cambridge Health Alliance, news release, July 6, 2021

Comparte tu opinión