Las alarmantes cifras de la tosferina

Las alarmantes cifras de la tosferina
| Foto: ISTOCK

El regreso del sarampión ha sido una noticia importante en los últimos años, pero no es la única enfermedad que plantea una amenaza particular para los niños que ha experimentado un resurgimiento.

Otra es la pertussis, conocida comúnmente como tosferina debido al sonido particular que provoca cuando las personas experimentan graves ataques de tos.

La pertussis, una infección del sistema respiratorio, pasó de menos de 2,000 casos en Estados Unidos en los años 70 y 80 a más de 48,000 en 2012, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Aunque la cantidad de casos se ha reducido respecto a su punto máximo, ni se ha acercado a los mínimos de décadas anteriores tras la introducción de la vacuna contra la pertussis.

Una revisión de los estudios tanto sobre el sarampión como sobre la pertussis, publicada en la revista Journal of the American Medical Association, encontró que los padres que evitan intencionalmente que sus hijos se vacunen contribuyen a los brotes.

Pero también hay otros factores, como la vacunación insuficiente. Esto sucede cuando no se administran las vacunas recomendadas a suficientes personas. Por ejemplo, los adultos que reciben vacunas de refuerzo para la difteria y el tétanos no siempre reciben la vacuna combinada que incluye a la pertussis. Las cifras de la pertussis también podrían estar en aumento porque más personas van al médico y reciben un diagnóstico cuando enferman.

Programación de la vacuna en distintos momentos de la vida:

  • Los bebés deben recibir una serie de inyecciones de la vacuna combinada contra la difteria, el tétanos y la pertussis a partir de los 2 meses de edad.
  • En general, los adultos deben recibir una vacuna de refuerzo cada 10 años.
  • Las mujeres embarazadas deben recibir una dosis de la vacuna en cada embarazo para proteger al bebé.
  • Hable con el médico sobre cuál es la programación indicada para usted.

Reconocer la pertussis puede resultar difícil hasta que avance. Usualmente comienza con síntomas que pueden confundirse con un resfriado. La pertussis es más peligrosa en los bebés. Más o menos la mitad de los menores de un año de edad tendrán que ser tratados en el hospital.

Los síntomas tempranos duran de una a dos semanas, y podrían incluir:

  • Escurrimiento nasal.
  • Fiebre de grado bajo.
  • Una tos leve ocasional.
  • Apnea (pausas en la respiración) en los bebés.

Los síntomas avanzan a:

  • Ataques de tos seguidos por un sonido "ferino".
  • Vómitos durante o tras los ataques de tos.
  • Agotamiento.

La infección es en general más leve en los adolescentes y adultos, sobre todo los que se han vacunado, motivo por el cual la vacunación y las vacunas de refuerzo son tan importantes.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre la pertussis.

Comparte tu opinión