Las actividades cotidianas que pueden reducir el riesgo de demencia

VIERNES, 12 de agosto de 2022 (HealthDay News) -- Leer, hacer yoga y pasar tiempo con amigos y familiares quizá lo ayuden a reducir su riesgo de demencia, muestra un estudio reciente.

"Unos estudios anteriores han mostrado que las actividades de ocio se asociaban con varios beneficios para la salud, por ejemplo un riesgo más bajo de cáncer, una reducción en la fibrilación auricular, y la percepción de una persona sobre su propio bienestar", señaló el autor del estudio, Lin Lu, del Sexto Hospital de la Universidad de Pekín en Beijing, China.

Las actividades cotidianas que pueden reducir el riesgo de demencia

"Pero hay evidencias contradictorias sobre el rol de las actividades de ocio en la prevención de la demencia. Nuestra investigación encontró que las actividades de ocio, como las manualidades, practicar deportes o hacer voluntariado se vinculaban con una reducción en el riesgo de demencia", añadió Lu.

En el nuevo estudio, Lu y su equipo revisaron 38 estudios que incluyeron a más de 2 millones de personas que no tenían demencia. De ellas, 74,700 desarrollaron demencia durante el seguimiento de tres años.

Tras tomar en cuenta factores como la edad, el sexo y el nivel educativo, los investigadores encontraron que las personas que se implicaban en actividades de ocio tenían un riesgo de demencia un 17 por ciento más bajo que las que no.

El estudio observó las actividades mentales, físicas y sociales.

Las actividades mentales incluían leer, escribir por placer, ver televisión, escuchar la radio, jugar juegos, tocar instrumentos musicales, usar una computadora y hacer manualidades. Las personas que realizaban estas actividades tenían un riesgo de demencia un 23 por ciento más bajo.

Las actividades físicas (como caminar, correr, nadar, el ciclismo, usar máquinas de ejercicio, practicar deportes, el yoga y el baile) se vincularon con una reducción del 17 por ciento en el riesgo de demencia, encontraron los investigadores.

La participación en las actividades sociales, por ejemplo mantenerse en contacto con los demás, tomar cursos, inscribirse en clubes, hacer voluntariado, pasar tiempo con los parientes o amigos, o asistir a la iglesia, se asociaron con un riesgo un 7 por ciento más bajo.

Este estudio no puede probar que estas actividades reduzcan el riesgo de demencia, solo que podría haber una conexión, anotó el equipo.

"Este metaanálisis sugiere que estar activo tiene beneficios, y hay muchas actividades que son fáciles de incorporar en la vida diaria que podrían ser beneficiosas para el cerebro", enfatizó Lu en un comunicado de prensa de la Academia Americana de Neurología (American Academy of Neurology). "Nuestra investigación encontró que las actividades de ocio podrían reducir el riesgo de demencia. Los estudios futuros deben incluir unas muestras de mayor tamaño y un seguimiento más largo para revelar más vínculos entre las actividades de ocio y la demencia".

El informe se publicó en la edición en línea del 10 de agosto de la revista Neurology.

Más información

Aprenda más sobre la demencia en la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: American Academy of Neurology, news release, Aug. 10, 2022

¿Le ha sido útil esta página?


¿Le ha sido útil esta página?

Comparte tu opinión