La vitamina D podría reducir las probabilidades de COVID-19 de las mujeres negras

MIÉRCOLES, 28 de julio de 2021 (HealthDay News) -- Un nuevo estudio muestra que unos niveles bajos de vitamina D podrían aumentar el riesgo de COVID-19, lo que arroja una pista sobre el motivo de que las mujeres negras quizá sean más susceptibles a la infección.

Pero esto no significa que las personas deban confiar en los complementos de vitamina D para protegerse de la COVID-19, dado que las vacunas son la única protección probada contra la enfermedad.

La vitamina D podría reducir las probabilidades de COVID-19 de las mujeres negras

En el estudio, los investigadores evaluaron los niveles de vitamina D de mujeres que habían recibido la prueba de COVID-19. Analizaron los datos del Estudio sobre la salud de las mujeres negras, que se inició en 1995 y en el que se inscribieron 59,000 mujeres negras de 21 a 69 años.

Los investigadores concluyeron que las mujeres negras con unos niveles deficientes de vitamina D tenían un riesgo un 69 por ciento más alto de infección con la COVID-19 que las que tenían unos niveles suficientes de vitamina D.

"Casi una de cada cuatro personas tienen unos niveles de vitamina D en sangre que son demasiado bajos o inadecuados para la salud ósea y general", señaló la autora principal del estudio, Yvett Cozier, profesora asociada de epidemiología de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Boston, e investigadora del Estudio sobre la salud de las mujeres negras en el Centro de Epidemiología Slone de la universidad. "Nuestro estudio provee otro motivo por el cual los niveles de vitamina D son importantes: la posibilidad de reducir el riesgo de infección con la COVID-19".

Esta asociación tuvo su mayor potencia entre las mujeres obesas, lo que es un hallazgo importante, dada la tasa más alta de obesidad entre las mujeres negras, en comparación con otras mujeres, según los autores del estudio, que se publicó en la edición en línea del 27 de julio de la revista PLOS ONE.

El equipo anotó que algunos estudios anteriores han encontrado vínculos entre los niveles de vitamina D y el riesgo de COVID-19, pero que incluían sobre todo a personas blancas, y no proveyeron estimados del riesgo según la raza o la grasa corporal.

La deficiencia de vitamina D es común en las mujeres negras, de forma que estos hallazgos podrían ayudar a explicar en parte por qué tienen un riesgo más alto de COVID-19, plantearon los investigadores en un comunicado de prensa de la universidad.

El estudio también encontró que varios factores importantes asociados con el riesgo de COVID-19 (el número de personas en la vivienda, los años de educación y la riqueza del vecindario) no explicaron la asociación entre los niveles de vitamina D y el riesgo de COVID-19.

La vitamina D se obtiene de complementos, del pescado graso, de la carne roja, del hígado y de los alimentos fortificados. El cuerpo también la produce en respuesta a la exposición de la piel a la luz del sol, por lo que ha recibido el apodo de vitamina "de la luz del sol".

Se están realizando ensayos clínicos para determinar si la vitamina D ayuda a reducir el riesgo de COVID-19 o a aliviar los síntomas en personas que tienen COVID-19.

Se sabe que la deficiencia de vitamina D y la obesidad se vinculan con un riesgo de enfermedades crónicas como la osteoporosis, el cáncer y la enfermedad cardiaca.

Más información

La Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard ofrece más información sobre la vitamina D y la salud.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Boston University, news release, July 27, 2021

Comparte tu opinión