La violencia con armas de fuego provoca estragos en las vidas de los sobrevivientes y sus familias

MARTES, 5 de abril de 2022 (HealthDay News) -- La violencia con las armas de fuego puede provocar un daño de salud mental significativo y duradero a los sobrevivientes y a sus familias, según un estudio reciente.

En el año tras la lesión, los sobrevivientes tienen un riesgo más alto de trastornos de dolor, de la salud mental y de uso de sustancias. Sus familiares también tienen más probabilidades de problemas de la salud mental. Tanto las víctimas como sus seres queridos tienen la carga añadida de los costos de la atención de la salud, encontraron los investigadores.

La violencia con armas de fuego provoca estragos en las vidas de los sobrevivientes y sus familias

Cada año, en Estados Unidos fallecen unas 40,000 personas debido a las armas de fuego, mientras que un estimado de 85,000 sobreviven a las lesiones con armas de fuego.

"Comprender cómo las lesiones con armas de fuego afectan a las vidas y las familias de las personas provee información que podemos utilizar para atender mejor a los pacientes", señaló el autor principal, el Dr. Zirui Song, un profesor asociado de políticas de atención de la salud de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, que ejerce en el Hospital General de Massachusetts, que está afiliado, en Boston.

Para aprender más sobre los efectos a largo plazo de la violencia con armas de fuego en los sobrevivientes y las personas que los rodean, los investigadores analizaron 10 años de datos (2008-2018) de reclamaciones de Medicare y de seguros privados. Los datos incluían a casi 6,500 sobrevivientes a disparos y a casi 12,500 de sus familiares, entre ellos sus cónyuges/parejas, sus padres y sus hijos.

En el año tras recibir un disparo, los sobrevivientes experimentaron un aumento del 40 por ciento en los diagnósticos de dolor, un aumento del 51 por ciento en las afecciones de la salud mental, y un aumento de un 85 por ciento en los trastornos por uso de sustancias, en comparación con otros pacientes.

Los familiares de los sobrevivientes a disparos tuvieron un aumento del 12 por ciento en las afecciones de la salud mental, como la depresión, la ansiedad y el trastorno por estrés postraumático, en comparación con los familiares de otros pacientes.

Además, los sobrevivientes a disparos tuvieron un gasto promedio de 2,500 dólares adicionales al mes en costos directos de salud en el año tras sus lesiones.

Esto sugiere que el gasto directo en atención de la salud de los sobrevivientes a la violencia con armas de fuego en EE. UU. totaliza 2.5 mil millones de dólares tan solo en el primer año, según los hallazgos, que se publicaron en la edición del 5 de abril de la revista Annals of Internal Medicine.

En el primer año, los costos compartidos (lo que incluye a los copagos y a los deducibles) aumentaron en un promedio de 102 dólares por persona por mes entre los sobrevivientes a los disparos.

Los aumentos en la enfermedad y el gasto fueron incluso más dramáticos entre aquellos cuyas lesiones con armas de fuego resultaron en la admisión a una unidad de cuidados intensivos, y entre los sobrevivientes de tiroteos deliberados, lo que incluye a las agresiones, las autolesiones y los tiroteos policiales, encontró el estudio.

Los hallazgos muestran la necesidad de que los médicos evalúen las señales de problemas de salud mental de los sobrevivientes y sus familiares, y de que estén atentos al aumento en el riesgo de trastornos de uso de sustancias cuando traten el dolor en los sobrevivientes a disparos, plantearon los investigadores.

"Los profesionales clínicos deben estar pendientes al aumento en el riesgo de estas complicaciones tanto entre los sobrevivientes como entre sus familiares, y los individuos que muestran señales de un trauma secundario se deben remitir a una atención y un seguimiento adecuados", enfatizó Song en un comunicado de prensa de la Harvard.

"Dada la magnitud del dolor, el sufrimiento y el gasto que las lesiones con armas de fuego pueden provocar tanto a corto como a largo plazo, es esencial que tomemos todas las medidas preventivas posibles para mejorar la seguridad, al mismo tiempo que mejoramos nuestras directrices para la atención de las secuelas de una lesión, con el objetivo de minimizar el impacto en los sobrevivientes a disparos y sus familias", añadió.

Más información

Aprenda más sobre la violencia con armas de fuego en la Brady Campaign to End Gun Violence.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Harvard Medical School, news release, April 4, 2022

Comparte tu opinión