La vacunación reduce mucho las probabilidades de SIM-N en los adolescentes que contraen la COVID

MIÉRCOLES, 23 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- A principios de la pandemia, los médicos observaron que algunos niños y adolescentes infectados con la COVID-19 luego desarrollaban una complicación relativamente rara, pero con el potencial de poner la vida en peligro, conocida como síndrome inflamatorio multisistémico en los niños (SIM-N).

Pero una nueva investigación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. sugiere que las vacunas contra la COVID-19 ofrecen una gran protección contra el SIM-N, lo que hace que un riesgo que ya es bajo se desplome de forma dramática.

La vacunación reduce mucho las probabilidades de SIM-N en los adolescentes que contraen la COVID

"El síndrome inflamatorio multisistémico en los niños es una afección en que distintas partes del cuerpo se inflaman, lo que incluye al corazón, los pulmones, los riñones, el cerebro, la piel, los ojos o los órganos gastrointestinales", explicó la autora principal del estudio, la Dra. Anna Yousaf, directora médica de la unidad de SIM del Equipo de Respuesta a la COVID-19 de los CDC.

Cómo y por qué la COVID-19 desencadena el SIM-N sigue sin estar claro, apuntó Yousaf. Es igual de confuso el motivo de que algunos niños infectados con la COVID-19 desarrollen la afección, en general de dos a seis semanas tras una infección inicial, mientras que otros no.

Pero lo que está claro, apuntó, es que, antes de la introducción de las vacunas, el riesgo de que un joven con COVID-19 desarrollara el SIM-N era de alrededor de 200 por cada 1 millón de pacientes. Al contrario, la nueva investigación determinó que el riesgo entre los niños y adolescentes vacunados es de apenas uno en un millón.

"El resultado de hoy sugiere que los casos de SIM-N tras la vacunación contra la COVID-19 son raros, y que las probabilidades de desarrollar el SIM-N son mucho mayores en los niños que no están vacunados y contraen la COVID-19", apuntó Yousaf.

En el estudio, se monitorizó a todos los casos de SIM-N entre los niños de EE. UU. entre diciembre de 2020 y finales de agosto de 2021.

Ese periodo representa los primeros nueve meses del despliegue de las vacunas contra la COVID-19 en Estados Unidos. En ese periodo, la única vacuna autorizada para el uso entre los niños menores de 18 años era la de Pfizer.

En total, se identificó que 21 niños (con una edad promedio de 16 años) habían desarrollado SIM-N en ese periodo. Poco más de un 60 por ciento eran chicos. Todos fueron hospitalizados como resultado, y un 57 por ciento fueron admitidos a una unidad de cuidados intensivos.

Todos los niños se habían vacunado: 11 con una dosis y 10 con dos dosis. Y al final todos se recuperaron, y fueron dados de alta del hospital.

El equipo del estudio determinó que, a finales del periodo del estudio, más de 21 millones de niños y adolescentes de EE. UU. entre los 12 y los 20 años se habían vacunado al menos una vez. Esto se tradujo en un riesgo de SIM-N que equivalía a más o menos uno por cada 1 millón de niños vacunados.

Yousaf añadió que no está claro si vacunarse con dos dosis de la vacuna en realidad reduce el riesgo de SIM-N incluso más que una sola dosis, o si tres protegerían más que dos.

"Nuestros datos no abordaron esto", apuntó.

Al mismo tiempo, Yousaf añadió que "un estudio reciente mostró que la vacunación con dos dosis de la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer BioNTech tenía una efectividad del 91 por ciento para la prevención del SIM-N". Y enfatizó que los hallazgos sugieren de forma contundente que las vacunas (que ahora se recomiendan para todas las personas a partir de los 5 años) son un escudo efectivo contra el riesgo de SIM-N.

El nuevo informe se publicó en la edición en línea del 22 de febrero de la revista The Lancet Child & Adolescent Health.

La Dra. Mary Beth Son ejerce como jefa de sección del programa de reumatología del Hospital Pediátrico de Boston, y es autora de un comentario que se publicó junto con el estudio.

Como el SIM-N es una complicación postinfección conocida, "no fue inesperado del todo que las vacuna lo previniera", anotó Son.

"Pero es muy importante documentar la seguridad de estas vacunas tan vigiladas", enfatizó Son, y añadió que varias investigaciones más en Estados Unidos y Francia han encontrado un riesgo mucho más bajo de SIM-N en los niños vacunados.

El estudio más reciente "demuestra que la vacunación contra el SARS-CoV-2 raras veces se asocia con el SIM-N, y contribuye a una creciente literatura de que la vacunación contra el SARS-CoV-2 reduce el riesgo de SIM-N", concluyó.

Más información

Aprenda más sobre el SIM-N en los CDC.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Anna Yousaf, MD, medical officer, multisystem inflammatory syndrome (MIS) unit, COVID-19 Response Team, division of viral diseases, respiratory viruses branch, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; Mary Beth Son, MD, section chief, rheumatology program, Boston Children's Hospital, and associate professor, pediatrics, Harvard Medical School, Boston; The Lancet Child & Adolescent Health, Feb. 22, 2022, online

Comparte tu opinión