La vacuna de la gripe durante el embarazo no conlleva un riesgo para el bebé

La vacuna de la gripe durante el embarazo no conlleva un riesgo para el bebé

MARTES, 20 de febrero de 2018 (HealthDay News) -- Buenas noticias para las mujeres embarazadas que intentan afrontar una brutal temporada de gripe: un nuevo estudio muestra que vacunarse contra la influenza durante el embarazo no causa daños en los recién nacidos.

Los investigadores revisaron los expedientes de más de 400,000 bebés nacidos entre 2004 y 2014, y no encontraron ningún aumento en el riesgo de hospitalizaciones o muertes infantiles tras la inoculación de las madres durante el embarazo con la vacuna contra la gripe o la vacuna Tdap (contra el tétanos, la difteria y la pertussis o tos ferina).

El estudio ofrece la observación a más largo plazo del efecto de las vacunas en la salud de los recién nacidos, ya que se siguió a los bebés hasta los 6 meses de edad, comentó la autora del estudio, la Dra. Lakshmi Sukumaran, investigadora en enfermedades infecciosas pediátricas en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"No anticipábamos encontrar ningún aumento en el riesgo de esos bebés", aseguró Sukumaran. "Deseábamos realizar este estudio porque las mujeres embarazadas están particularmente preocupadas por el modo en que cualquier exposición durante el embarazo podría tener un impacto negativo en sus hijos".

"Deseábamos ofrecerles una reconfirmación de que esas vacunas, que se recomienda para toda mujer durante el embarazo, no crean un riesgo para el bebé", añadió.

Una vacuna contra la gripe se recomienda para todas las personas de a partir de 6 meses de edad en Estados Unidos, aunque los CDC reportaron el jueves que la vacuna de este año tiene una efectividad de apenas un 25 por ciento contra la influenza H3N2, la causa de la mayoría de casos de enfermedad hasta ahora en esta temporada.

Esa recomendación se mantiene, señalan los CDC, porque la vacuna es más efectiva contra las otras tres cepas importantes del virus de la gripe, y es posible que prevenga un segundo encontronazo con la gripe provocado por otra cepa. Cada vacuna contra la gripe que una persona recibe también amplía su inmunidad a largo plazo.

Además, entre los niños de 6 meses a 8 años, la efectividad de la vacuna es del 59 por ciento, reportó la agencia.

"La vacuna contra la gripe se recomienda en cualquier momento del embarazo", dijo Sukumaran. "No es demasiado tarde para vacunarse esta temporada".

Se aconseja a las madres embarazadas que se pongan la vacuna contra la gripe, porque su sistema inmunitario pasa por cambios durante el embarazo que buscan proteger al feto que no ha nacido. "Esos cambios también predisponen a las mujeres a una mayor gravedad de la influenza durante el embarazo", advirtió Sukumaran.

Las mujeres embarazadas tienen cinco veces más probabilidades de fallecer de influenza, y también tienen un riesgo más alto de complicaciones y hospitalizaciones debido a la infección, dijo.

La vacuna contra la gripe también ayuda al bebé. Los anticuerpos generados por la respuesta inmunitaria de la madre se comparten con el feto, ofreciéndole protección durante los primeros seis meses de vida, un periodo crítico, aseguró Sukumaran.

Lo mismo ocurre con la vacuna Tdap. "La mayoría de las muertes por pertussis ocurren en bebés muy pequeños que no son elegibles para la vacuna", dijo Sukumaran. "Vacunar a la madre es una forma de proteger tanto a ella como a su bebé".

Para evaluar la seguridad de las vacunas contra la gripe y la Tdap, Sukumaran y sus colaboradores reunieron información de Vaccine Safety Datalink, un proyecto de colaboración entre los CDC y ocho sistemas de atención de la salud de todo el país.

En la base de datos, los investigadores encontraron expedientes de más de 413,000 nacimientos vivos entre 2004 y 2014. De esos recién nacidos, 25,222 fueron hospitalizados y 157 murieron en los primeros seis meses de vida.

Al comparar a los bebés nacidos de madres vacunadas y no vacunadas, los investigadores no encontraron ninguna asociación entre las muertes u hospitalizaciones infantiles en los primeros seis meses de vida y la vacuna contra la influenza ni la Tdap.

"Con algo de suerte, el estudio ayudará a aumentar las tasas de inmunización de las mujeres embarazadas, dado que ellas (y sus fetos) tienen un riesgo particular de complicaciones graves por estas infecciones que se pueden prevenir mediante las vacunas", enfatizó el Dr. Amesh Adalja, experto principal en el Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins.

"La influenza es particularmente preocupante porque las mujeres embarazadas tienen un riesgo desproporcionado de complicaciones, que van desde la neumonía a la pérdida del embarazo y la muerte", añadió Adalja.

El nuevo estudio aparece en la edición en línea del 19 de febrero de la revista Pediatrics.

Más información

La Clínica Mayo tiene más información sobre las vacunas durante el embarazo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión