La vacuna contra la COVID no llegará a todas las personas del mundo hasta 2022, según un estudio

La vacuna contra la COVID no llegará a todas las personas del mundo hasta 2022, según un estudio

MIÉRCOLES, 16 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- En medio de la esperanza provocada por el lanzamiento reciente de una vacuna contra la COVID-19 aprobada en Estados Unidos, un nuevo estudio advierte que las vacunas quizá no estén disponibles para casi una cuarta parte de las personas del mundo hasta 2022.

Un segundo estudio calcula que 3.7 mil millones de adultos de todo el mundo están dispuestos a vacunarse.

En conjunto, estos dos hallazgos sugieren que lograr que las personas se vacunen quizá sea un desafío igual de importante que desarrollar las vacunas, sobre todo en los países con unos ingresos bajos y medianos.

"Los países con unos ingresos altos han garantizado suministros de las vacunas contra la COVID-19, pero ese acceso es incierto en el resto del mundo", según los investigadores. "Los gobiernos y los fabricantes podrían proveer unas garantías muy necesarias respecto a una distribución equitativa de las vacunas contra la COVID-19 a través de una mayor transparencia y rendición de cuentas respecto a estos acuerdos".

El primer estudio reportó que, hasta el 15 de noviembre, varios países habían reservado 7.48 mil millones de dosis (es decir, 3.76 millones de regímenes) de las vacunas que están siendo evaluadas por 13 fabricantes.

Los autores dijeron que un 51 por ciento de esas dosis se dirigían a países ricos, que conforman un 14 por ciento de la población del mundo. Los países con unos ingresos bajos y medianos (donde vive más de un 85 por ciento de la población del mundo) tendrían potencialmente acceso a las dosis restantes, según el informe, que se publicó en la edición en línea del 15 de diciembre de la revista The BMJ.

En el mejor de los casos, la capacidad de fabricación proyectada total sería de 5.96 mil millones de regímenes de la vacuna para finales de 2021, con unos precios que varían entre los 6 y los 74 dólares por régimen, señalaron los investigadores en un comunicado de prensa de la revista.

El Dr. Anthony So, de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore, dirigió el estudio.

Su equipo dijo que quedan hasta un 40 por ciento de los regímenes de vacunas disponibles para los países con unos ingresos bajos y medianos, pero que esto dependería en parte de la forma en que los países ricos compartan los recursos a los que tienen acceso. También dependería de si Estados Unidos y Rusia participan en unos esfuerzos coordinados internacionalmente.

Incluso si todos los fabricantes de vacunas alcanzan a su máxima capacidad de producción, al menos una quinta parte de la población del mundo no tendría acceso a las vacunas hasta 2022, apuntaron los investigadores.

El segundo estudio, publicado en la misma edición de la revista, encontró que un 68 por ciento de los adultos de todo el mundo (3.7 mil millones) están dispuestos a ponerse una vacuna contra la COVID-19.

"Las variaciones en el tamaño de las poblaciones objetivo dentro y entre las regiones enfatizan el tenue equilibrio entre la demanda y el suministro de la vacuna, sobre todo en los países con unos ingresos bajos y medianos sin la capacidad suficiente de satisfacer la demanda doméstica de la vacuna contra la COVID-19", según el equipo dirigido por Hongjie Yu, de la Universidad de Fudan en Shanghái, China.

Jason Schwartz, profesor asistente de salud pública de la Universidad de Yale, en New Haven, Connecticut, fue autor de un editorial que se publicó junto con los hallazgos.

Aunque muchos países ya se han comprometido a garantizar un acceso mundial equitativo a las vacunas contra la COVID-19, Schwartz enfatizó que se necesita vigilancia "para garantizar que esas aspiraciones se cumplan en los próximos meses y años".

Schwartz dijo que una implementación exitosa y equitativa de las vacunas "requiere una coordinación global sin precedentes, y un compromiso sostenido de recursos (financieros, logísticos y técnicos) de parte de los países con ingresos altos".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: The BMJ, news release, Dec. 15, 2020

Comparte tu opinión