Terapia hormonal para personas transgénero causaría problemas cardiacos

Terapia hormonal para personas transgénero causaría problemas cardiacos
| Foto: GETTY IMAGES

Los hombres y las mujeres que reciben terapia hormonal durante el tratamiento de transición de género podrían enfrentarse a un riesgo mucho más alto de desarrollar enfermedad cardíaca, advierte una nueva investigación holandesa.

"Ante nuestros resultados, instamos tanto a los médicos como a los individuos transgénero que sean conscientes de este aumento en el riesgo cardiovascular", señaló la autora del estudio, la Dra. Nienke Nota, investigadora en el departamento de endocrinología del Centro Médico de la Universidad de Ámsterdam.

"Quizá sea útil reducir los factores de riesgo al dejar de fumar, hacer ejercicio, comer una dieta saludable y perder peso, si es necesario, antes de iniciar la terapia, y los profesionales clínicos deberían continuar evaluando a los pacientes de forma continua a partir de entonces", apuntó Nota en un comunicado de prensa de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

El hallazgo proviene de una revisión de los expedientes médicos de más de 2,500 mujeres transgénero y de casi 1,400 hombres transgénero que se sometieron a una transición de género en Holanda.

Todos habían comenzado a recibir tratamiento hormonal en algún momento entre 1972 y 2015.

Los investigadores monitorizaron las complicaciones cardiacas durante un promedio de nueve años entre las pacientes transgénero de sexo femenino, a quienes les habían asignado el sexo masculino al nacer y que entonces tomaron terapia hormonal para convertirse en mujeres.

Se determinó que el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV) y ataque cardiaco de esas mujeres transgénero era de más del doble que el de otras mujeres, mientras que el riesgo de ACV solo era casi el doble que el de los hombres.

También se encontró que el riesgo de coágulos venosos profundos de las mujeres transgénero era casi cinco veces más alto que el de otras mujeres, y 4.5 veces más alto que el de los hombres, según el estudio.

Entre los casi 1,400 hombres transgénero (a quienes se había asignado el sexo femenino al nacer pero que tenían una identidad de género masculina) a quienes se siguió durante un promedio de ocho años, los investigadores observaron que el riesgo de ataque cardíaco se triplicó, en comparación con las mujeres.

¿Por qué? Los investigadores dijeron que su revisión no pudo tomar en cuenta otros factores de riesgo potenciales, incluyendo los antecedentes de tabaquismo, los hábitos dietéticos, las rutinas de ejercicio y/o los problemas de salud mental.

Pero apuntaron que investigaciones anteriores sugieren que la terapia de estrógeno (que reciben las mujeres transgénero) podría aumentar el riesgo de coagulación y de inflamación de los vasos sanguíneos.

De forma similar, algunos estudios indican que la terapia de testosterona (que reciben los hombres transgénero) podría hacer que las células sanguíneas se hagan más pegajosas, al mismo tiempo que aumenta los niveles de colesterol malo y reduce el colesterol bueno.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 18 de febrero de la revista Circulation.

Más información

Para más información sobre la terapia de reemplazo hormonal como parte del tratamiento de transición de género, visite el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido.

Comparte tu opinión