La terapia de reemplazo hormonal no aumenta la tasa de recurrencia de las sobrevivientes al cáncer de mama

MIÉRCOLES, 20 de julio de 2022 (HealthDay News) -- La terapia de reemplazo hormonal (TRH) para las sobrevivientes a un cáncer de mama no parece aumentar el riesgo de recurrencia del cáncer ni de muerte, informan unos investigadores daneses.

Aunque la TRH se ha vinculado antes con un aumento en el riesgo del retorno del cáncer de mama, esos estudios anteriores se referían a la TRH oral, y no a la crema vaginal de estrógeno. Pero el estudio más reciente no encontró ningún aumento en el riesgo de recurrencia o muerte en las mujeres que recibían cualquiera de los dos tipos de TRH.

La terapia de reemplazo hormonal no aumenta la tasa de recurrencia de las sobrevivientes al cáncer de mama

"Estos hallazgos deberían tranquilizar respecto a que el uso de la TRH no se relaciona con ningún riesgo importante en la recurrencia del cáncer de mama o el riesgo de muerte en la mayoría de las mujeres", señaló el investigador principal, el Dr. Soren Cold, del departamento de oncología del Hospital Universitario de Odense.

Entre las mujeres que toman inhibidores de la aromatasa para reducir los niveles de estrógeno, hay un pequeño riesgo de recurrencia, pero no hay un aumento en el riesgo de muerte, anotó.

Cold añadió que aunque el estudio indica que el uso a corto plazo de la TRH parece seguro para las pacientes con cáncer de mama, el uso a largo plazo podría ser problemático.

En cualquier caso, aconseja a las pacientes que tengan una conversación detallada con el médico sobre el uso de la TRH.

"Es algo que debe hablar con el médico, porque como con todos los demás tratamientos, hay ventajas y desventajas", enfatizó Cold. "No se puede decir que está prohibida, pero debe hablarlo bien con el médico".

En el estudio, Cold y sus colegas recolectaron datos de casi 8,500 mujeres diagnosticadas con un cáncer de mama en etapa temprana entre 1997 y 2004. Esas mujeres recibieron cinco años de terapia hormonal o ningún tratamiento hormonal.

Entre las mujeres que no recibieron terapia de estrógeno vaginal ni terapia hormonal menopáusica antes de un diagnóstico de cáncer de mama, 1,957 usaron terapia de estrógeno vaginal y 133 usaron terapia hormonal menopáusica tras el diagnóstico.

Durante un seguimiento mediano de casi 10 años, un 16 por ciento tuvieron una recurrencia del cáncer de mama. En total, 111 pacientes que tuvieron una recurrencia habían recibido terapia de estrógeno vaginal, 16 habían recibido terapia hormonal menopáusica, y alrededor de 1,200 mujeres no recibieron ninguno de los dos tratamientos.

El informe se publicó en la edición del 20 de julio de la revista Journal of the National Cancer Institute.

A pesar de estos hallazgos, la Dra. Brittanny Zimmerman, oncóloga del cáncer de mama del Instituto Oncológico de Northwell Health en Lake Success, Nueva York, cree que las sobrevivientes a un cáncer de mama deben tener cuidado al usar la TRH.

Los efectos secundarios de la privación de estrógeno tras un cáncer de mama afectan a muchas mujeres, y pueden ser un motivo importante para la descontinuación de los tratamientos para el cáncer de mama, como el tamoxifeno y los inhibidores de la aromatasa, señaló.

"Como oncóloga médica, uno de mis roles principales es ayudar a las pacientes a gestionar los síntomas de estos medicamentos, para mejorar la calidad de vida, y ayudar a las pacientes a continuar con sus terapias dirigidas al cáncer de mama", afirmó Zimmerman.

Hay muchas estrategias disponibles para gestionar estos efectos secundarios, entre ellas tratamientos hormonales y no hormonales.

"En general, evitamos las terapias hormonales basadas en el estrógeno para las pacientes con un historial de cáncer de mama, basándonos en los resultados de estudios anteriores, que muestran un aumento en el riesgo de recurrencia del cáncer de mama", dijo Zimmerman.

Este estudio provee una interesante observación nueva sobre el uso de la terapia de estrógeno vaginal en las pacientes con un historial de cáncer de mama, apuntó.

"El estudio encontró un ligero aumento en el riesgo de recurrencia del cáncer de mama entre las pacientes que usaron la terapia de estrógeno vaginal y que tomaban inhibidores de la aromatasa", anotó Zimmerman.

Estudios anteriores han mostrado que el estrógeno vaginal es en general seguro para las sobrevivientes a un cáncer de mama, y que tenían una absorción muy baja del estrógeno en el cuerpo, comentó.

"Pero recomendaría a las pacientes con síntomas vaginales, por ejemplo resequedad o ardor vaginales, que prueben con terapias no hormonales antes de usar la terapia de estrógeno vaginal", planteó Zimmerman.

Pero "esa decisión se debe tomar tras una conversación con el oncólogo médico del seno de la paciente", añadió.

Aunque el nuevo estudio sugiere que no hay un aumento en el riesgo de recurrencia del cáncer de mama con la terapia hormonal oral, varios estudios anteriores han sugerido un aumento en el riesgo, anotó Zimmerman.

"Animaría a todas las pacientes a hablar sobre el uso de la terapia hormonal para los sofocos con su oncólogo médico, y a limitar su uso mientras hay más estudios en proceso", dijo.

Más información

Aprenda más sobre la TRH y el cáncer de mama en la Sociedad Americana Contra El Cáncer.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Soren Cold, MD, department of oncology, Odense University Hospital, Odense, Denmark; Brittany Zimmerman, MD, medical breast oncologist, Northwell Health Cancer Institute, Lake Success, N.Y.; Journal of the National Cancer Institute, July 20, 2022


¿Le ha sido útil esta página?

Was this page helpful?


¿Le ha sido útil esta página?

Was this page helpful?

Comparte tu opinión