La temporada de gripe es una de las peores en una década, según los CDC

La temporada de gripe es una de las peores en una década, según los CDC

VIERNES, 26 de enero de 2018 (HealthDay News) -- Esta temporada de gripe está resultando una de las más desagradables en años, y no está mostrando ninguna señal de aflojar, dijeron el viernes las autoridades de salud de EE. UU.

Todos los estados excepto Hawái siguen experimentando una actividad generalizada, y la cepa más virulenta, la H3N2, sigue dominando, según la más reciente actualización semanal de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Tras la época de fiestas, "la actividad gripal se generalizó en casi todos los estados y jurisdicciones a la vez", comentó durante una conferencia de prensa el viernes en la mañana el Dr. Daniel Jernigan, director de la división de influenza de los CDC.

"Con frecuencia distintas partes del país se activan en distintos momentos, pero en las últimas tres semanas todo el país ha estado experimentando mucha gripe al mismo tiempo", anotó Jernigan.

Y la gripe que las personas contraen ha sido más grave, añadió, y las hospitalizaciones "están al mismo nivel que en 2014-15, que fue la última temporada muy grave que tuvimos". También fue una temporada en que la H3N2 fue la cepa dominante.

En este momento, "un 6.6 por ciento de las visitas a las clínicas y a los departamentos de emergencias se relacionan con la gripe", apuntó Jernigan. "Este es el mayor nivel de actividad registrado desde la pandemia de H1N1 en 2009, que tuvo un pico del 7.7 por ciento".

Y las tasas de hospitalizaciones vinculadas con la gripe siguieron en aumento, según la más reciente actualización de los CDC, de 13.7 por cada 100,000 personas hace tres semanas, a 41.9 por cada 100,000 el 20 de enero.

Los pacientes con gripe de más de 65 años son los que tienen más probabilidades de necesitar atención hospitalaria, mostró el informe, pero las tasas también están aumentando mucho entre las personas de 50 a 64 años.

"Esto representa un cambio respecto a lo que hemos visto antes", dijo Jernigan. "En las temporadas pasadas, los niños pequeños han sido el siguiente grupo más afectado".

Pero "ahora mismo los miembros de la generación de la postguerra tienen unas tasas [de hospitalización] más altas que sus nietos", añadió.

Eso no significa que los estadounidenses más pequeños no estén en riesgo. Esta temporada de gripe ya han fallecido 37 bebés o niños pequeños por la gripe, y siete de esas tragedias ocurrieron en esta última semana de reportes.

"Anticipamos más reportes de muertes pediátricas, de forma similar a lo que hemos visto en temporadas más graves", dijo Jernigan.

Y el final de todo este sufrimiento podría estar lejos. "Estamos a más o menos la mitad de esta temporada", anotó Jernigan. "Faltan varias semanas de gripe".

Las características exclusivas de la cepa H3N2 hacen que el sufrimiento sea incluso más pronunciado, explicaron las autoridades.

La cepa apareció por primera vez hace unos 50 años, dijo Jernigan.

"Desde entonces, el virus ha seguido cambiando. Va por un camino en que ha sufrido muchos cambios, pero es increíble lo capaz que sigue siendo de evadir al sistema inmunitario humano", agregó.

"En este virus en particular la vacuna tiene una efectividad más baja", apuntó. "Todavía se están averiguando los motivos exactos".

A pesar de la gravedad de la temporada, la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association) afirma que hay cosas que uno puede hacer para evitar el ataque del virus.

"La gripe es más que 'un resfriado malo'. Es una enfermedad respiratoria grave que se propaga con facilidad de una persona a otra, usualmente cuando la persona con la gripe tose o estornuda", advirtió el Dr. Norman Edelman, asesor científico principal de la Asociación Americana del Pulmón.

"Los síntomas de la gripe incluyen fiebre, tos, debilidad y dolores", dijo Edelman en un comunicado de prensa de la asociación pulmonar. "Si tiene asma u otras enfermedades pulmonares, está en un riesgo más alto de desarrollar complicaciones por la gripe".

Hay varias formas de protegerse a uno mismo y a los demás. Entre éstas se encuentran:

  • Vacúnese contra la gripe. Aunque la vacuna de este año no tiene una correspondencia perfecta con los virus en circulación, sigue siendo la mejor forma de protegerse contra la infección. Y algo de protección es mejor que nada. La temporada de gripe quizá no acabe hasta mayo. La vacuna contra la gripe permanece efectiva unos seis meses.
  • Busque atención médica. Las personas que desarrollan síntomas gripales deben ir al médico de inmediato. Los antivirales pueden ayudar a aliviar los síntomas del virus, pero esos fármacos son más efectivos si se toman en un plazo de 48 horas tras enfermar.
  • No propague el sufrimiento. Si enferma de gripe, tome medidas para evitar contagiar la infección a los demás. Las personas enfermas se deben cubrir la boca y la nariz con un pañuelo al toser o estornudar. Hay que lavarse las manos con frecuencia. Las personas deben evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca, sobre todo si no tienen las manos limpias. Asegúrese de desinfectar las superficies y objetos posiblemente contaminados. Todo el que tenga gripe debe quedarse en casa y no ir al trabajo o la escuela más o menos por una semana. Una vez aparecen los síntomas de gripe, las personas son contagiosas durante cinco a siete días.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la gripe.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión