Esquizofrenia: la tasa de suicidio es 170 veces más alta

Esquizofrenia: la tasa de suicidio es 170 veces más alta
Las personas que sufren de esquizofrenia pueden mejorar con un diagnóstico y tratamiento tempranos | Foto: ISTOCK

Las personas con esquizofrenia tienen una tasa de suicidio que es 170 veces más alta que la de la población general, según un estudio de investigadores canadienses.

El riesgo de suicidio aumentó en los cinco primeros años tras el diagnóstico de la enfermedad mental, muestra la investigación. 

El riesgo de suicidio también aumentó si el paciente tenía un trastorno del estado de ánimo o si había sido hospitalizado antes del diagnóstico. También demostró que cuando el  diagnóstico ocurría a una edad más avanzada había mayores probabilidades de suicidio.

Los investigadores analizaron 20 años de datos poblacionales, que incluían la información de 75,000 pacientes con esquizofrenia. Se siguió a cada uno durante un promedio de unos 10 años.

"Aunque este estudio nos enseña que aunque las personas con un trastorno del espectro esquizofrénico tienen un riesgo más alto de suicidio, podemos dirigirnos a los que tienen el mayor riesgo mediante cambios en la política y el tratamiento", planteó la investigadora, la Dra. Juveria Zaheer, del Centro de Adicción y Salud Mental de Toronto.

 Zaheer agregó que ahora que sabemos que sucede, necesitamos comprender mejor los motivos.

Claramente, tratar los síntomas de la esquizofrenia no es suficiente, enfatizó el coautor del estudio, el Dr. Paul Kurdyak.

"En el pasado, los profesionales clínicos se han enfocado en tratar la psicosis en sí cuando aparece por primera vez", comentó Kurdyak, director de evaluación de resultados de salud y desempeño del instituto.

"Este estudio muestra que el tratamiento también debe incluir a la planificación de seguridad para la prevención del suicidio desde el principio", añadió en un comunicado de prensa del centro.

El informe se publicó el 18 de junio en la revista Schizophrenia Research.

¿Qué es la esquizofrenia?

Se trata de un trastorno mental crónico que dificulta diferenciar lo que es real de lo que no. También dificulta pensar con claridad, tener respuestas emocionales normales y actuar de manera normal en situaciones sociales.

La esquizofrenia es una enfermedad compleja. Los expertos en salud mental no están seguros de cuál es su causa. Es posible que influyan los genes.

La esquizofrenia se presenta por igual en hombres y mujeres. Generalmente comienza en la adolescencia o en los primeros años de la adultez, pero puede empezar más tarde en la vida. En las mujeres, tiende a empezar ligeramente más tarde.

La esquizofrenia en los niños por lo general comienza después de los 5 años de edad. Es poco común en la niñez y puede ser difícil diferenciarla de otros problemas del desarrollo.

Las personas con esquizofrenia pueden tener dificultad para conservar amigos y para trabajar. También pueden tener problemas de ansiedad, depresión y pensamientos o comportamientos suicidas. 

Los síntomas iniciales pueden incluir:

  • Sentirse irritable o tenso
  • Dificultad para concentrarse
  • Dificultad para dormir

A medida que la enfermedad continúa, la persona puede tener problemas con el pensamiento, las emociones y el comportamiento, como:

  • Escuchar o ver cosas que no existen (alucinaciones)
  • Aislamiento
  • Disminución de las emociones en el tono de voz o expresión facial
  • Problemas para entender y tomar decisiones
  • Problemas para prestar atención y mantener la atención en las actividades 
  • Creencias fuertemente sostenidas que no son reales (delirios) 
  • Hablar de una forma que no tiene sentido

Comparte tu opinión