La soledad puede ser mala para el corazón de las mujeres mayores

LUNES, 7 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Es un destino que muchas mujeres mayores temen a medida que envejecen: la soledad y el aislamiento. Una investigación reciente sugiere ahora que estos sentimientos también podrían predisponerlas a las enfermedades cardiacas.

Los hallazgos quizá tengan una relevancia particular en este momento, dado el distanciamiento social que requiere la pandemia.

La soledad puede ser mala para el corazón de las mujeres mayores

"Somos seres sociales. En esta época de COVID-19, muchas personas experimentan un aislamiento social y una soledad que pueden convertirse en estados crónicos", advirtió Natalie Golaszewski, autora principal del estudio y experta postdoctoral de la Facultad de Salud Pública y Ciencias de la Longevidad Humana Herbert Wertheim de la Universidad de California, en San Diego.

"Es importante comprender los efectos agudos y a largo plazo que estas experiencias tienen en la salud cardiovascular y en el bienestar general", añadió en un comunicado de prensa de la universidad.

El estudio incluyó a casi 58,000 mujeres postmenopáusicas de Estados Unidos, que respondieron a un cuestionario inicial que evaluaba el aislamiento social en 2011 y 2012, seguido de otro cuestionario en 2014 y 2015, que evaluó la soledad y el respaldo social.

Se siguió a las mujeres hasta 2019 o hasta que fueran diagnosticadas de una enfermedad cardiaca. Durante ese seguimiento, casi 1,600 fueron diagnosticadas de enfermedades cardiacas.

El aislamiento social y la soledad aumentaron, de forma independiente, el riesgo de enfermedad cardiaca en un 8 y un 5 por ciento, respectivamente. Las mujeres con niveles altos de ambos tenían un riesgo entre un 13 y un 27 por ciento más alto que las que tenían niveles bajos de aislamiento social y soledad.

Los investigadores señalaron que las personas en aislamiento social no siempre se sienten solas, y las personas solitarias no necesariamente presentan aislamiento social.

"El aislamiento social se trata de estar físicamente lejos de las personas, no tocar, ver o hablar con otras personas. La soledad es un sentimiento, algo que pueden experimentar incluso las personas que están en contacto con los otros con regularidad", explicó John Bellettiere, autor sénior y profesor asistente de epidemiología de la Facultad de Salud Pública Wertheim.

"Todavía no sabemos si el riesgo más alto de enfermedad cardiovascular se debe a la exposición aguda al aislamiento social y a la soledad, o si la responsable es la exposición prolongada acumulada durante toda la vida. Se necesitan más estudios para comprenderlo mejor", planteó Bellettiere en el comunicado.

Una cuarta parte de los adultos de 65 años en adelante reportan aislamiento social, mientras que un tercio de los adultos de 45 años en adelante reportan que se sienten solos. Las investigaciones anteriores muestran que el aislamiento social es más común en las mujeres que en los hombres.

La enfermedad cardiaca es la causa principal de muerte de las mujeres en Estados Unidos, y explica 1 de cada 5 muertes, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Se deberían incorporar medidas de aislamiento social y soledad en la atención estándar, incluso con preguntas breves como se hizo en nuestro estudio", afirmó Golaszewski.

"Monitorizamos la presión arterial, el peso y la temperatura de nuestros pacientes, y también sería beneficioso captar las necesidades sociales de las que pueden carecer las personas para comprender mejor el riesgo cardiovascular y desarrollar soluciones", añadió.

El estudio se publicó en la edición en línea del 2 de febrero de la revista JAMA Network Open.

Más información

La Oficina para la Salud de la Mujer de EE. UU. ofrece más información sobre las enfermedades cardiacas.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of California, San Diego, news release, Feb. 3, 2022

Comparte tu opinión