La saliva tiene una precisión equivalente a la de los frotis nasales en las pruebas de la COVID

VIERNES, 11 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- Una muestra de saliva recolectada por la misma persona es igual de buena para detectar a la COVID-19 que un frotis nasal administrado por un trabajador de la atención de la salud, sin exponer al personal médico al virus mientras recolecta la muestra.

"La pandemia actual ha supuesto una carga significativa en la cadena de suministros, desde los hisopos hasta el equipo de protección personal [EPP] que los trabajadores de la atención de la salud necesitan para recolectar las muestras de forma segura", explicó la investigadora principal, Esther Babady, directora del Servicio de Microbiología Clínica del Centro Oncológico Conmemorativo Sloan Kettering, en la ciudad de Nueva York. "El uso de la saliva autorrecolectada tiene el potencial de minimizar la exposición de los trabajadores de la atención de la salud y de reducir la necesidad de dispositivos de recolección especializados, como los hisopos y los medios de transporte viral".

La saliva tiene una precisión equivalente a la de los frotis nasales en las pruebas de la COVID

Las pruebas de saliva detectan al material genético del virus en las muestras de saliva con unas tasas similares que las de los hisopos que recolectan material a través de la boca o de la nariz. También fueron estables durante hasta 24 horas cuando se guardaron en hielo o a temperatura ambiente.

Los investigadores del Conmemorativo Sloan Kettering recolectaron las muestras de 285 empleados entre el 4 de abril y el 11 de mayo, en el pico del brote en la ciudad de Nueva York. Los participantes tenían síntomas del virus o se habían expuesto al mismo.

Cada uno de los participantes proveyó dos muestras. Se les pidió a algunos que proveyeran una muestra nasofaríngea a través de la nariz, y una muestra de saliva. Algunos proveyeron una muestra orofaríngea recolectada a través de la boca, y saliva. Otros proveyeron una muestra nasofaríngea y una muestra de un enjuague oral, otro método de recolección que se está evaluando.

Los investigadores encontraron que la concordancia entre la saliva y el frotis administrado a través de la boca era de un 93 por ciento, y que la sensibilidad era de un 96.7 por ciento. El frotis administrado a través de la nariz y la saliva tuvieron una concordancia del 97.7 por ciento en los resultados, con una sensibilidad del 94.1 por ciento. El enjuague oral tuvo una efectividad de apenas un 63 por ciento en la detección del virus. La concordancia entre el frotis nasal y el enjuague oral fue del 85.7 por ciento.

Los frotis nasales y la saliva con un variedad de cargas virales se almacenaron tanto a temperatura ambiente como en una nevera. Los investigadores no detectaron ninguna diferencia en la concentración en el momento de la recolección, y tampoco ocho ni 24 horas más tarde.

El estudio se publicó en una edición reciente en línea de la revista The Journal of Molecular Diagnostics.

Los hallazgos son muy promisorios respecto a unas estrategias de pruebas amplias que mitigarían el riesgo de infección en los trabajadores de la atención de la salud, al mismo tiempo que conservan el EPP, dijo Babady.

"El método de salud pública actual de 'prueba, monitorización y rastreo' para la vigilancia depende mucho de las pruebas, tanto para el diagnóstico como para la vigilancia", apuntó en un comunicado de prensa de la revista.

"El uso de saliva autorrecolectada provee una opción más barata y menos invasiva para la recolección de muestras viables. Sin duda es más fácil escupir en un vaso dos veces por semana que someterse a unos frotis nasofaríngeos frecuentes", aseguró Babady. "Esto puede mejorar el cumplimiento y la satisfacción, sobre todo en las pruebas de vigilancia, que requieren una recolección frecuente de las muestras. Como también mostramos que el virus era estable a temperatura ambiente durante al menos 24 horas, la recolección de la saliva tiene el potencial de uso en casa".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las pruebas para la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


SOURCE: The Journal of Molecular Diagnostics, news release, December 2020

Comparte tu opinión