La protección de las vacunas de Pfizer y Moderna: un 64 por ciento con la primera dosis, y un 94 por ciento con la segunda

MIÉRCOLES, 28 de abril de 2021 (HealthDay News) -- Hay una noticia que dará en qué pensar a los millones de estadounidenses que no se han puesto la segunda dosis de sus vacunas contra el coronavirus: no hacerlo reduce en gran medida las probabilidades de evitar una enfermedad grave.

En un estudio del "mundo real" de 417 adultos de a partir de 65 años, que recibieron la vacuna de dos dosis de Pfizer o la de Moderna, la efectividad para evitar que esas personas tuvieran que ser hospitalizadas por la COVID-19 "fue de un 94 por ciento entre los adultos que se vacunaron del todo, y del 64 por ciento entre los adultos que se vacunaron parcialmente", encontraron los investigadores.

La protección de las vacunas de Pfizer y Moderna: un 64 por ciento con la primera dosis, y un 94 por ciento con la segunda

"La conclusión es que dos dosis son claramente mejores que una. Prescindir de la segunda dosis puede ser una cuestión de vida o muerte. Simplemente no vale la pena", señaló el Dr. Robert Glatter, médico de medicina de emergencias del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Aunque no es raro experimentar malestar, una ligera fatiga o una incomodidad en el brazo tras la primera dosis, no debería ser un motivo para prescindir de la segunda dosis", añadió Glatter. "Son señales de que la vacuna funciona y de que el sistema inmunitario está respondiendo de forma adecuada".

Pero los nuevos datos llegan apenas días tras informes en los medios sobre una preocupante tendencia: casi uno de cada 10 (el 8 por ciento) de los estadounidenses que recibieron la primera dosis de la vacuna de Pfizer o la de Moderna no vuelven para ponerse la segunda dosis.

"Me preocupa mucho, porque esa segunda dosis es necesaria", dijo al The New York Times el Dr. Paul Offit, profesor de la Universidad de Pensilvania y miembro del comité asesor de vacunas de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.

En comparación con el régimen de dos dosis, una sola dosis desencadena una respuesta inmunitaria más débil, y podría dejar a algunas personas más susceptibles a las peligrosas variantes del virus. El nuevo estudio, que fue dirigido por el Dr. Mark Tenforde, del Equipo de Respuesta a la COVID-19 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., parece respaldar a esta conclusión.

Y aunque una sola dosis provee cierta protección contra la COVID-19, los expertos apuntan que no está claro cuánto tiempo durará la protección.

El nuevo estudio dio seguimiento a los resultados de 417 adultos de a partir de 65 años que habían sido admitidos a uno de 24 hospitales, en 14 estados, entre enero y finales de marzo de este año.

"Se preguntó a los pacientes o a [sus] representantes sobre el historial de vacunación contra el SARS-CoV-2, lo que incluyó el número de dosis, las fechas y el lugar donde se vacunaron", junto con cualquier documentación que confirmara la vacunación, según el grupo de Tenforde.

Además de confirmar la efectividad de las dos dosis de las vacunas contra la COVID-19 de ARNm para evitar que las personas tengan que ser hospitalizadas, el estudio también mostró que las personas no están bien protegidas a menos que hayan pasado al menos 14 días desde que recibieran la primera dosis.

"No hubo un efecto significativo de la recepción de la primera dosis de una serie de vacunas contra la COVID-19 de dos dosis en un plazo de 14 días antes del inicio de la enfermedad", anotó el equipo.

En general, los hallazgos "sugieren que es probable que continuar vacunando con rapidez a los adultos de EE. UU. contra la COVID-19 tenga un impacto marcado en las hospitalizaciones por la COVID-19", señaló el equipo de los CDC.

El Dr. Eric Cioe-Peña, director de Salud Global de Northwell Health en New Hyde Park, Nueva York, se mostró de acuerdo. Dijo que el estudio "confirma una vez más la eficacia de estas vacunas. Convierte a una infección letal en algo mucho menos letal, y esto hace que sea un punto de inflexión".

Pero recibir la segunda dosis de la vacuna es esencial. Las autoridades de salud pública se han preocupado desde el inicio que fuera difícil lograr que todo el mundo regresara para ponerse la segunda dosis, y ahora algunas autoridades estatales se están esforzando por evitar que el conteo de personas parcialmente vacunadas aumente.

Según el Times, en Arkansas e Illinois, las autoridades de salud han ordenado a los equipos que llamen, envíen mensajes de texto o envíen cartas a las personas para recordarles que se pongan sus segundas dosis. En Pensilvania, las autoridades están intentando garantizar que los estudiantes universitarios puedan recibir sus segundas dosis después de salir del campus para el verano. Carolina del Sur ha asignado varios miles de dosis específicamente para las personas cuya segunda dosis se ha atrasado.

¿Por qué no se han puesto las segundas dosis?

Algunos dijeron que temían a los efectos secundarios, que pueden incluir síntomas gripales, mientras que otros dijeron que sentían que una sola dosis ya les ofrecía una protección suficiente. Pero también ha surgido un obstáculo sorprendente: varios proveedores de vacunas han cancelado las citas para las segunda dosis porque se les acabaron los suministros, o no tienen la marca correcta en existencias, reportó el Times. Walgreens, uno de los mayores proveedores de vacunas en Estados Unidos, envió a algunas personas que recibieron la primera dosis de la vacuna de Pfizer o de Moderna a recibir sus segundas dosis en farmacias que solo tenían la otra vacuna a mano, según el periódico. Varios clientes de Walgreens dijeron que se esforzaron por recibir la segunda dosis correcta, pero es probable que otros se rindieran, añadió el periódico.

El nuevo estudio aparece en la edición del 28 de abril de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

Más información

Averigüe más sobre las vacunas contra la COVID-19 en los CDC.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Robert Glatter, MD, emergency medicine physician, Lenox Hill Hospital, New York City; Eric Cioe-Peña, MD, director, global health, Northwell Health, New Hyde Park, N.Y.; The New York Times; U.S. Centers for Disease Control and Prevention, news release, April 28, 2021; Morbidity and Mortality Weekly Report, April 28, 2021

Comparte tu opinión