La presión arterial de las mujeres aumenta antes y más rápido que la de los hombres

La presión arterial de las mujeres aumenta antes y más rápido que la de los hombres

MIÉRCOLES, 15 de enero de 2020 (HealthDay News) -- Con frecuencia, los medios populares presentan a la enfermedad cardiaca como un problema de los hombres, pero una nueva investigación sugiere que los vasos sanguíneos de las mujeres en realidad envejecen más rápido que los de los hombres.

El nuevo estudio encontró que la presión arterial comenzaba a aumentar en las mujeres incluso ya en la tercera década de la vida, y que continuaba aumentando más que la presión arterial de los hombres a lo largo de toda la vida.

Los investigadores apuntaron que este cambio temprano en la presión arterial prepara el terreno para distintos tipos de enfermedades cardiovasculares más adelante en la vida.

"Las mujeres en realidad comienzan con una presión arterial más baja", explicó la autora sénior del estudio, la Dra. Susan Cheng, directora de investigación en salud pública del Instituto Cardiaco Smidt del Centro Médico Cedars-Sinai, en Los Ángeles.

"Si se piensa en términos de una carrera, las mujeres comienzan detrás de la línea de salida. Entonces, cuando llegan a la meta, las mujeres lo han logrado corriendo más rápido y duro, [lo que] provoca un mayor estrés en sus sistemas", señaló Cheng.

Basándose en estos hallazgos, dijo, es posible que las mujeres deban tener como objetivo unas cifras más bajas en la presión arterial.

El estudio aparece en la edición en línea del 15 de enero de la revista JAMA Cardiology.

En los últimos 20 años, la investigación ha comenzado a cuestionar la idea de que las mujeres y los hombres tienen los mismos tipos de enfermedades cardiacas, pero que las mujeres simplemente las tienen a una edad más tardía y que podrían tener síntomas inusuales.

Estudios recientes han encontrado importantes diferencias en los tipos de enfermedades cardiacas que cada sexo tiene con frecuencia. Los hombres son más propensos a sufrir el típico ataque cardiaco de Hollywood, con un gran dolor en el pecho. Por otra parte, es más probable que las mujeres sufran lo que se conoce como una enfermedad de los vasos sanguíneos pequeños, según la información de respaldo del estudio.

Ambos son tipos de enfermedad cardiaca isquémica, lo que significa que el flujo sanguíneo al corazón se bloquea. Pero la causa subyacente es distinta. Un ataque cardiaco por lo general sucede si una arteria se estrecha debido a la acumulación de colesterol y un coágulo sanguíneo bloquea a la arteria, cortando el flujo de sangre al corazón. En la enfermedad de los vasos sanguíneos pequeños, los vasos sanguíneos más pequeños del corazón no tienen mucha acumulación, pero no funcionan de forma adecuada, según el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU.

"Cuando se piensa en la enfermedad cardiaca tradicional, las mujeres sufren de ella a una edad más avanzada. Pero es probable que no sea tan sencillo. La enfermedad de los vasos sanguíneos pequeños es mucho más sutil, y reconocerla es más difícil", advirtió Cheng.

Los investigadores también anotaron que la insuficiencia cardiaca podría ocurrir de forma distinta en las mujeres y en los hombres.

El estudio incluyó a más de 32,000 personas de 5 a 98 años. A lo largo de cuatro décadas, los investigadores reunieron casi 145,000 mediciones de la presión arterial.

Como con frecuencia la hipertensión es la raíz de un ataque cardiaco, de la insuficiencia cardiaca y del accidente cerebrovascular, los investigadores revisaron los datos para averiguar en qué momento la presión arterial comienza a aumentar.

Encontraron que las mujeres mostraban señales de una presión arterial más alta a una edad mucho más temprana que los hombres.

Cheng dijo que el estudio no se diseñó para averiguar la causa del envejecimiento acelerado de los vasos sanguíneos en las mujeres. Pero indicó que los vasos sanguíneos de las mujeres son más pequeños que los de los hombres, desde un principio, y que esto es así incluso cuando se toma en cuenta la diferencia en el tamaño entre hombres y mujeres. Entonces, planteó, los factores de riesgo de la enfermedad cardiaca, como fumar o una mala dieta, podrían afectar más a los vasos sanguíneos de las mujeres.

Cheng planteó que deben realizarse más investigaciones. A su equipo le gustaría comprender mejor cómo las diferencias sexuales podrían afectar qué tan bien funcionan los antihipertensivos. Además, ¿se debe cambiar el umbral para el diagnóstico de la hipertensión en las mujeres?

La autora de un editorial publicado junto con el estudio, la Dra. Nanette Wenger, comentó que "lo que este estudio dice es que la presión arterial podría ser realmente importante para las mujeres. La trayectoria más alta comienza pronto y es un aumento continuo. Las mujeres deben conocer su presión arterial, y deben saber cuándo cambia".

Wenger, profesora de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory, en Atlanta, dijo que es posible que se deban reajustar las calculadoras del riesgo de enfermedad cardiaca. Además, quizá haya que evaluar a las mujeres a una edad más temprana, sugirió.

"Necesitamos igualdad de género en la investigación, y en el acceso a la atención y al tratamiento", añadió Wenger.

Si la presión arterial es superior a 120/80, es el momento de comenzar a implementar cambios como reducir el sodio, perder peso, dejar de fumar, tener una alimentación saludable y hacer actividad física, aconsejó Wenger.

Más información

Aprenda más sobre las diferencias en los corazones y los vasos sanguíneos de las mujeres en el Instituto Cardiaco de la Universidad de Iowa.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión