La pobreza podría aumentar el riesgo de suicidio en los jóvenes

La pobreza podría aumentar el riesgo de suicidio en los jóvenes

LUNES, 27 de enero de 2020 (HealthDay News) -- Una nueva investigación muestra que los niños y los adolescentes de las áreas con unos mayores niveles de pobreza se enfrentan a un riesgo más alto de suicidio.

"Nuestros hallazgos sugieren que la pobreza comunitaria es un factor de riesgo grave del suicidio juvenil, lo que debería ayudar a orientar los esfuerzos de prevención", señaló la autora principal del estudio, la Dra. Jennifer Hoffmann. Hoffmann es médica de medicina de emergencias pediátricas en el Hospital Pediátrico Ann & Robert H. Lurie de Chicago.

En el estudio, Hoffmann y sus colaboradores analizaron datos del gobierno federal de los suicidios de niños y adolescentes de 5 a 19 años que ocurrieron entre 2007 y 2016.

Identificaron casi 21,000 suicidios en ese grupo de edad, lo que equivale a una tasa anual de suicidio de 3.4 por cada 100,000 niños y adolescentes. La mayoría de esos suicidios (un 85 por ciento) fueron entre adolescentes de 15 a 19 años. Los varones conformaron un 76 por ciento de los suicidios, y los blancos un 69 por ciento.

Los niños y adolescentes de los condados de EE. UU. donde un 20 por ciento o más de la población vive por debajo del nivel federal de pobreza tenían un 37 por ciento más de probabilidades de morir por el suicidio que los que vivían en los condados con las concentraciones más bajas de pobreza.

Había un 87 por ciento más de probabilidades de suicidio juvenil con armas de fuego en las áreas con los niveles más altos de pobreza, según el estudio, que se publicó el 27 de enero en la revista JAMA Pediatrics.

"El suicidio juvenil con armas de fuego es particularmente preocupante, y ocurrió con una frecuencia significativamente más alta en las comunidades con mucha pobreza", indicó Hoffmann en un comunicado de prensa del hospital.

El suicidio juvenil en Estados Unidos casi se ha duplicado en la última década, convirtiéndose en la segunda causa principal de muerte en los jóvenes de 10 a 19 años.

"Se necesita más investigación para comprender los factores relacionados con la pobreza que podrían aumentar el riesgo de suicidio en los niños y los adolescentes, de forma que podamos desarrollar intervenciones más efectivas", enfatizó Hoffmann.

"Mientras tanto, los padres no deben tenerle miedo a hablar abiertamente sobre la salud mental y los potenciales pensamientos de suicidio con sus hijos. Esto reduce el estigma y podría ayudar al niño a recibir ayuda antes de que sea demasiado tarde", añadió.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) describe lo que los padres pueden hacer para prevenir el suicidio.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión