La pandemia provoca un aumento en las tasas de depresión y ansiedad en los jóvenes de todo el mundo

LUNES, 9 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- Si cree que la pandemia no se ha cobrado un precio en la salud mental de los jóvenes, piense en estos dos hechos de una nueva revisión: uno de cada cuatro está sufriendo de depresión, mientras que uno de cada cinco se enfrenta a la ansiedad.

"Estar socialmente aislado, que los mantengan alejados de sus amigos, rutinas escolares y actividades extracurriculares durante la pandemia le ha resultado difícil a los jóvenes", comentó la investigadora principal, Sheri Madigan, profesora asistente del departamento de psicología de la Universidad de Calgary, en Canadá.

La pandemia provoca un aumento en las tasas de depresión y ansiedad en los jóvenes de todo el mundo

"Una consideración importante para mantener las escuelas abiertas debe ser la salud mental y el bienestar de los jóvenes", planteó Madigan.

Los niños tienden a prosperar cuando su ambiente es predecible, y el aprendizaje presencial permite unas rutinas y una estructura más constantes, de forma que mantener las escuelas abiertas podría proteger a los niños de los problemas de salud mental, apuntó.

"Mientras la pandemia continúa, junto con las medidas de salud pública, como los cierres de las escuelas y el distanciamiento social, también es probable que unos síntomas clínicamente significativos de ansiedad y depresión continúen y aumenten en los jóvenes", añadió Madigan.

En el estudio, los investigadores revisaron 29 estudios ya publicados o sin publicar de enero de 2020 a marzo de 2021, que incluyeron a casi 80,900 niños y adolescentes. Los estudios se realizaron en todo el mundo, incluso en Estados Unidos, donde los problemas eran igual de agudos que en el resto del mundo, anotó Madigan.

Los niños mayores tenían más dificultades de salud mental, en comparación con los más pequeños, y las chicas presentaban un riesgo más elevado tanto de depresión como de ansiedad. Las dificultades de salud mental empeoraron a medida que la pandemia progresó, mostraron los hallazgos.

"Aunque ha habido algunas iniciativas de recuperación de la COVID-19 dirigidas a los jóvenes, debemos priorizar un plan de recuperación de la salud mental que resuelva el aumento en la gravedad de la enfermedad mental en los niños y los adolescentes, y el aumento probable en la demanda de servicios de salud mental para los jóvenes", planteó Madigan.

El informe aparece en la edición en línea del 9 de agosto de la revista JAMA Pediatrics.

El Dr. Victor Fornari, vicepresidente de psiquiatría infantil y adolescente del Hospital de Zucker Hillside en Glen Oaks, Nueva York, dijo que ha visto el aumento en los problemas de salud mental de los jóvenes en primera línea.

"En nuestras salas de emergencias, hemos visto un aumento del 50 por ciento en los adolescentes suicidas que se presentan en los últimos 12 meses, y un aumento de casi un 300 por ciento en las admisiones por trastornos de la alimentación en adolescentes", aseguró.

La pandemia ha sido estresante para los adolescentes, mientras se enfrentan a la enseñanza en casa y la educación virtual, dijo Fornari. "La escuela es su red social. Sin estar con sus pares, sus amigos, están en un ambiente más estresante en casa".

Los padres también están sintiendo el estrés, advirtió Fornari.

"Este artículo se enfoca en el impacto en los jóvenes, pero todo el mundo está afectado, así que no podemos solo ver a este artículo de forma aislada, sin reconocer el contexto", planteó. "Los padres están estresados, hay problemas económicos. Hay inestabilidad laboral, inseguridad de la vivienda, inseguridad alimentaria, e inseguridad financiera, y hay un aumento en el abuso infantil y la violencia doméstica".

Fornari no cree que estos factores estresantes vayan a acabarse pronto.

"Es probable que esta generación sienta el efecto de la pandemia. Este virus de la COVID, un virus pernicioso, sigue mutando de formas que no podemos predecir", advirtió.

"Veremos que estos problemas persisten, y quizá tengamos que ver un cambio en nuestra conducta durante cierto tiempo, por ejemplo usar máscaras y el distanciamiento social y seguir las directrices de los CDC, porque no va a desaparecer pronto", añadió Fornari.

Más información

Para más información sobre la COVID-19 y la salud mental, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Sheri Madigan, PhD, assistant professor, department of psychology, University of Calgary, Canada; Victor Fornari, MD, vice chair, child and adolescent psychiatry, Zucker Hillside Hospital, Glen Oaks, N.Y.; JAMA Pediatrics, Aug. 9, 2021, online

Comparte tu opinión