La pandemia podría estar afectando la forma en que los padres alimentan a sus hijos

LUNES, 1 de febrero de 2021 (HealthDay News) -- Ha habido cambios buenos y malos en las dietas de los niños de EE. UU. durante la pandemia de la COVID-19, afirman unos investigadores.

"Proveer unas comidas y unos refrigerios sanos a los niños puede resultar difícil incluso cuando no estamos experimentando una pandemia", señaló la autora sénior del estudio, Susan Carnell, profesora asociada de psiquiatría y ciencias conductuales de la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

La pandemia podría estar afectando la forma en que los padres alimentan a sus hijos

"La pandemia ha alterado masivamente a las familias, y ha provocado mucho estrés, y esto, como es natural, ha afectado a las interacciones con la comida", comentó Carnell en un comunicado de prensa de la universidad.

Para averiguar cómo la pandemia está afectando las dietas de los niños, los investigadores de Johns Hopkins Medicine encuestaron a 318 padres con hijos de 2 a 12 años de todo Estados Unidos.

Los padres que reportaron unos niveles más altos de estrés debido a la pandemia fueron más propensos a usar la comida para gestionar las emociones y conductas de sus hijos. Por ejemplo, podrían usar unos alimentos y refrigerios menos saludables, como las galletas, para recompensar a sus hijos, encontró el estudio.

El estrés específicamente relacionado con la COVID-19 entre los padres también se asoció con que los niños comieran más refrigerios dulces y salados a lo largo del día.

Pero la encuesta también reveló algunas tendencias positivas. Por ejemplo, un 75 por ciento de los encuestados dijeron que sus hijos tenían unos horarios regulares para desayunar, almorzar y cenar.

Los investigadores también encontraron una asociación entre unos niveles más bajos de estrés, unos horarios de comida constantes y unas interacciones positivas relacionadas con las comidas, por ejemplo que los padres comieran o interactuaran con sus hijos durante las comidas.

Es probable que esto se deba a que los padres y los hijos pasan más tiempo juntos en casa, y a que tengan más oportunidades de interacciones relacionadas con la comida, según los autores del estudio.

El informe aparece en la edición en línea de enero de la revista Appetite, en una edición especial sobre los efectos de la pandemia en los hábitos de alimentación y el peso.

La autora principal del estudio, Elena Jansen, es miembro postdoctoral de psiquiatría y ciencias conductuales de la universidad. Dijo que "la pandemia parece haber producido unos impactos tanto negativos como positivos en las prácticas alimentarias de la crianza. Estamos ansiosos por enterarnos de cómo las nuevas rutinas se convertirán en habituales a medida que la pandemia avance".

Los investigadores ofrecieron consejos sobre cómo los padres pueden ayudar a los niños a comer una dieta saludable durante la pandemia.

  • Tengan horarios regulares para comer, e incluya a los niños en la preparación de las comidas.
  • Coman juntos en familia sin encender la televisión u otras distracciones.
  • Modele unos hábitos de alimentación saludables para sus hijos.
  • Esté atento a los niveles de hambre y saciedad de los niños al ofrecerles comida.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece más información sobre la nutrición.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Johns Hopkins Medicine, news release, Jan. 26, 2021

Comparte tu opinión