La pandemia hizo que millones de mujeres de EE. UU. faltaran a las pruebas de detección del cáncer

VIERNES, 3 de junio de 2022 (HealthDay News) -- Millones de mujeres de EE. UU. faltaron a las pruebas de detección del cáncer de mama, de cuello uterino y de colon debido a la pandemia de COVID-19, según un estudio reciente.

Encontró que, en comparación con 2018, el número de mujeres que dijeron en 2020 que habían recibido una prueba de detección del cáncer de mama en el año anterior se redujo en 2.13 millones (un 6 por ciento). El número de mujeres que dijeron que se habían sometido a una prueba de detección del cáncer de cuello uterino en el año anterior se redujo en 4.47 millones (un 11 por ciento).

La pandemia hizo que millones de mujeres de EE. UU. faltaran a las pruebas de detección del cáncer

En el mismo periodo, las colonoscopias para la detección del cáncer de colon se redujeron en un 16 por ciento en los hombres y las mujeres.

"La pandemia de COVID-19 tuvo un impacto inmediato en marzo y abril de 2020, cuando las pruebas de detección se redujeron inicialmente en casi un 80 por ciento", comentó el autor sénior, el Dr. Ahmedin Jemal, vicepresidente sénior de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

"Muchas personas se pusieron al día con las pruebas de detección en 2020, pero, en general, la pandemia de COVID-19 mantuvo a las pruebas de detección bajas en todo el año", lamentó en un comunicado de prensa de la sociedad. "De ahora en adelante, es esencial lograr que la gente vuelva a los consultorios médicos a hacerse las pruebas de detección".

Las mujeres hispanas y las de los grupos con unos ingresos más bajos tuvieron unas mayores reducciones en las pruebas de detección del cáncer de mama y del cuello uterino, encontró el estudio. Las mujeres asiáticas y de las Islas del Pacífico experimentaron una reducción del 27 por ciento en las pruebas de detección de cáncer de mama en el año anterior, la mayor de todas las razas. Mientras tanto, las mujeres hispanas tuvieron una reducción del 17 por ciento en las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino en el año anterior.

Las reducciones fueron casi del doble entre las personas con un nivel educativo inferior a la educación secundaria, en comparación con los graduados universitarios. Las tasas entre los que no contaban con un diploma de secundaria se redujeron en un 11 por ciento en las pruebas de detección del cáncer de mama, y en un 17.7 por ciento en las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino, en comparación con un 6.1 y un 9.5 por ciento, respectivamente, entre las graduadas universitarias.

Por otra parte, aunque las colonoscopias de detección del cáncer de colon se redujeron en ambos sexos, las pruebas de heces aumentaron en un 7 por ciento. Los investigadores señalaron que esto sugiere que las pruebas a domicilio podrían ayudar a mantener las tasas de pruebas de detección durante las crisis de salud pública importantes.

El estudio, dirigido por la Sociedad Americana Contra El Cáncer, se publicó en la edición del 3 de junio de la revista JAMA Network Open.

"Todavía no se sabe el impacto de estas reducciones en la etapa del diagnóstico y la supervivencia, pero es algo que debemos monitorizar de cerca", aseguró Jemal. "Es imperativo que comprendamos el impacto de unas tasas más bajas de pruebas de detección en los resultados del cáncer entre las personas de color y las personas con un estatus socioeconómico más bajo, y que también trabajemos para mejorar el acceso a la atención de la salud y las pruebas de detección del cáncer para todo el mundo".

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. ofrece más información sobre las pruebas de detección.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Cancer Society, news release, June 3, 2022

Comparte tu opinión