SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR Y RETIRAR
Cerrar

La "obesidad saludable" no existe para las mujeres

Las mujeres obesas que han estado sanas durante décadas de cualquier forma podrían estar en camino de problemas cardíacos, sugiere un estudio reciente.

"Si es obesa, pero está libre de enfermedades como la diabetes o la hipertensión, eso no significa que esté libre del riesgo de enfermedad cardiovascular", señaló el investigador líder, Matthias Schulze. "Sigue teniendo un riesgo cardiovascular más alto, en comparación con las mujeres sanas con un peso normal".

Schulze, del Instituto Alemán de Nutrición Humana en Potsdam-Rehbruecke, en Nuthetal, advirtió que este estudio no puede probar que la obesidad provocara los problemas cardiacos, solo que hay una asociación.

Factores de riesgo cardíaco

La hipertensión, el colesterol alto y la diabetes podrían duplicar el riesgo de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular (ACV), pero hasta un tercio de las mujeres obesas no sufren de esas enfermedades metabólicas, señalaron los investigadores.

En el estudio, Schulze y sus colaboradores recolectaron datos sobre más de 90,000 mujeres de EE.UU. que participaron en el Estudio de salud de las enfermeras y no tenían una enfermedad cardiaca. Se siguió a las mujeres de 1980 a 2010.

Además de medir su salud metabólica (si tenían hipertensión, colesterol alto o diabetes), el equipo de Schulze tomó en cuenta la edad, la dieta, el tabaquismo, el ejercicio, el consumo de alcohol, la raza, el nivel educativo, el uso de aspirina y los antecedentes familiares de ataque cardiaco o diabetes.

A lo largo de un promedio de 24 años, 6,300 de las mujeres desarrollaron una enfermedad cardiovascular, lo que incluyó a 3,300 que tuvieron ataques cardiacos y 3,000 que sufrieron ACV, mostraron los hallazgos.

Corazones en peligro

El riesgo de enfermedad cardiovascular fue alto en las mujeres con hipertensión, colesterol alto o diabetes, independientemente del peso, apuntaron los investigadores.

Las mujeres que tenían una enfermedad metabólica pero que de cualquier forma tenían un peso normal presentaban alrededor de 2.5 veces más probabilidades de desarrollar una enfermedad cardiovascular, en comparación con las mujeres que tenían un peso normal y no tenían ninguna anomalía metabólica, según el informe.

Pero las mujeres obesas metabólicamente sanas seguían presentando un aumento del 39 por ciento en el riesgo de enfermedad cardiovascular, encontraron los investigadores.

El tiempo también hizo mella: un 84 por ciento de las mujeres que eran obesas y metabólicamente sanas y un 68 por ciento de las mujeres con un peso normal metabólicamente sanas perdieron su salud metabólica a lo largo de 20 años, anotó Schulze.

Incluso las mujeres obesas que eran metabólicamente sanas a lo largo de los 20 años seguían teniendo un aumento del 57 por ciento en el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular, reportaron los autores del estudio.

Aunque este estudio solo incluyó a mujeres, Schulze dijo que lo más probable es que los hallazgos apliquen a los hombres obesos.

El informe aparece en la edición del 30 de mayo de la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology.

Qué opinan los médicos

Un especialista dijo que aunque la obesidad raras veces es sana, mantenerse físicamente en forma puede reducir los riesgos asociados con la misma.

"Este estudio no evaluó la aptitud cardiorrespiratoria, y muchos estudios demuestran que esa aptitud es más importante que la gordura para predecir el riesgo a largo plazo", comento el Dr. Carl Lavie, director médico de rehabilitación cardiaca y cardiología preventiva en la Clínica Ochsner, en Nueva Orleáns.

Lavie, coautor de un editorial publicado junto con el estudio, apuntó que "por tanto, sospechamos que las mujeres obesas metabólicamente sanas que también tienen una buena aptitud cardiorrespiratoria tendrían un riesgo muy bajo".

Evaluar la aptitud es realmente importante para conocer el riesgo a largo plazo, dijo

"La mejor forma de garantizar una buena aptitud física es mediante la actividad física regular, incluso más con el ejercicio que aumenta la frecuencia cardiaca", añadió Lavie.

Además, prevenir y tratar la hipertensión, el colesterol alto y el azúcar en sangre alto (los componentes del síndrome metabólico) es extremadamente importante, dijo.

Esto se puede lograr mediante la actividad física regular, una dieta saludable, y cuando es necesario, unos medicamentos efectivos, "todo lo cual es crítico para la prevención de la enfermedad cardiovascular", aseguró Lavie. "La obesidad sin una buena aptitud física es raras veces sana".

Más información

Para más información sobre los riesgos de salud que implica la obesidad, visite la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).


logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad