SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

La obesidad es una plaga en la parte rural de EE. UU.

MARTES, 19 de junio de 2018 (HealthDay News) -- Las personas que viven en el campo están resultando más afectadas por la epidemia de obesidad de EE. UU. que los habitantes de las ciudades, muestran dos nuevos estudios del gobierno.

En la parte rural de EE. UU., casi un 40 por ciento de los hombres y casi la mitad de las mujeres son ahora estadísticamente obesos, informaron el martes los investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Y los hombres, mujeres y niños de las partes rurales son más propensos a tener una obesidad grave que sus contrapartes de las áreas urbanas.

Además, las tasas de obesidad grave en los adultos aumentaron con mucha mayor rapidez en las áreas rurales que en las metropolitanas en la última década y media, señaló la investigadora principal, Cynthia Ogden.

"Si se observan las tendencias en los hombres, la obesidad grave se ha multiplicado por más de tres en las áreas rurales", dijo Ogden, epidemióloga en los CDC. "En las mujeres, la obesidad grave se ha multiplicado por más de dos".

Los expertos categorizan la obesidad según el índice de masa corporal (IMC), una medida basada en la estatura y el peso. La obesidad grave (un IMC a partir de 40) aumentó entre los hombres rurales de menos de un 3 por ciento en 2001-2004 a casi un 10 por ciento en los últimos años.

La obesidad grave también aumentó entre los hombres urbanos en el mismo periodo, pero solo de un 2.5 a más o menos un 4 por ciento.

En las mujeres que no eran metropolitanas, la obesidad grave pasó de más o menos un 6 a casi un 14 por ciento, mientras que solo subió de alrededor de un 6 a poco más de un 8 por ciento entre las urbanas.

"Aumentó en los residentes urbanos, pero no tanto", dijo Ogden.

Los expertos en la salud dijeron que los resultados de los estudios los dejan perplejos, dada la idea popular de que los habitantes urbanos tienen menos acceso a comida saludable y a trabajo físico regular que los habitantes de las zonas rurales.

"No me sorprendió que la obesidad fuera un problema en las áreas rurales. Solo me sorprendió que fuera más común que en las áreas urbanas. Había anticipado que sería lo contrario", comentó el Dr. Robert Wergin, un médico de campo en Milford, Nebraska, y también ex presidente de la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians).

La obesidad se vincula con una variedad de problemas de salud, entre ellos la diabetes tipo 2, la enfermedad cardiaca y el accidente cerebrovascular, ciertos tipos de cáncer y complicaciones en el embarazo.

Para realizar los informes, los investigadores utilizaron datos de la Encuesta nacional de examen de salud y nutrición de los CDC, que monitoriza de forma regular la salud y el estatus nutricional de los adultos y los niños de EE. UU.

Encontraron más obesidad (un IMC de 30 a 40) en las áreas rurales que en las urbanas entre los hombres (un 39 frente a un 32 por ciento), las mujeres (un 47 frente a un 38 por ciento) y los niños (alrededor de un 22 frente a un 17 por ciento).

Las diferencias fueron incluso más llamativas en la obesidad grave.

Los hombres rurales tienen el doble de obesidad grave que los urbanos: casi un 10 frente a poco más de un 4 por ciento. También hay diferencias importantes en las mujeres (casi un 14 frente a poco más de un 8 por ciento) y los niños (más de un 9 frente a poco más de un 5 por ciento).

El hecho de que 1 de cada 10 niños rurales tenga una obesidad grave es preocupante, aseguró Aaron Kelly, codirector del Centro de Medicina en Obesidad Pediátrica de la Universidad de Minnesota.

"Los niños con obesidad grave realmente necesitan tener acceso a una atención médica especializada para tratar su obesidad, en la forma de servicios de gestión del peso", planteó Kelly. "La gravedad de la enfermedad hace que no se pueda tratar de forma efectiva en los ámbitos de atención primaria".

Lamentablemente, ese tipo de servicios solo están disponibles en los ámbitos urbanos.

"Esa es un problema enorme", apuntó Kelly. "Razonablemente hablando, no podrán ir hasta las ciudades grandes donde están los especialistas en obesidad que pueden ayudarlos".

En este momento no hay forma de saber por qué parece que las personas rurales están teniendo más problemas con la obesidad que los residentes de las ciudades, dijo Wergin.

Pero los médicos rurales deben ser más proactivos al hablar con los pacientes sobre su peso, añadió.

"Los médicos de familia, como yo, están en una posición ideal. Al ser un enfoque de la medicina en la persona completa, no observamos solo el corazón o los pulmones", explicó Wergin. "Debemos estar listos para decir: 'ahora su IMC es de 29, así que tiene sobrepeso. Hablemos un poco sobre lo que come y la actividad física'".

Los investigadores también encontraron otros factores que influyen en el riesgo de obesidad.

Por ejemplo, las personas que tenían un grado universitario eran menos propensas a ser obesas o a presentar obesidad grave.

"Quizá tenga que ver con la educación nutricional, la perspectiva y la importancia del bienestar físico", dijo Wergin. "Quizá se sea más consciente de las opciones de comida y de una alimentación adecuada con más frutas y verduras".

Los estudios se publicaron en la edición del 19 de junio de la revista Journal of the American Medical Association.

Más información

El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales de EE. UU. ofrece más información sobre los efectos de la obesidad en la salud.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad