SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

La obesidad empeora las consecuencias de una lesión cerebral traumática

LUNES, 16 de julio de 2018 (HealthDay News) -- Sufrir una lesión cerebral traumática (LCT) grave puede ser una experiencia que deja discapacitado para siempre, pero una nueva investigación muestra que la obesidad complica los problemas de salud a los que se enfrentan los supervivientes en los años tras el accidente.

"Alcanzar y mantener una dieta saludable y participar en actividad física regular tras una LCT son metas críticas para la recuperación", dijeron la investigadora principal, Laura Dreer, de la Universidad de Alabama en Birmingham, y sus colaboradores.

Los hallazgos del estudio "resaltan la importancia potencial de la vigilancia, la prevención y la gestión del peso y las afecciones de salud relacionadas durante los años" tras una lesión cerebral de moderada a grave, plantearon los investigadores.

Justo después de una lesión cerebral grave, los pacientes podrían perder peso debido a un aumento en la tasa metabólica y otros efectos físicos inmediatos de la lesión, incluyendo el coma, explicaron los investigadores. Pero en los años tras la lesión, el aumento de peso es común debido a los fármacos, los cambios en el pensamiento o los cambios en la conducta, las limitaciones físicas y la falta de transporte.

En el estudio, los investigadores observaron a casi 7,300 pacientes con LCT con una edad promedio de 46 años que se sometieron a rehabilitación mientras eran pacientes internos. Su peso corporal se evaluó entre 1 y 25 años tras la lesión. En el seguimiento más reciente, un 23 por ciento eran obesos, un 36 por ciento tenían sobrepeso, un 39 por ciento tenían un peso normal, y un 3 por ciento tenían un peso insuficiente.

El sobrepeso y la obesidad se asociaron firmemente con varias afecciones de salud crónicas, como hipertensión, insuficiencia cardiaca y diabetes, aunque el estudio no probó una relación causal. Los pacientes con sobrepeso y obesos también calificaron su propia salud general como peor.

Los investigadores también descubrieron que la frecuencia de las convulsiones, que son un problema común entre los supervivientes a una lesión cerebral traumática, se vinculaba con el peso corporal y la salud general.

El estudio aparece en la edición de julio y agosto de la revista Journal of Head Trauma Rehabilitation.

"Los cambios en el estilo de vida y las conductas relacionadas con el aumento de peso deben ser un componente de todo método proactivo para gestionar la LCT como afección de la salud crónica", concluyeron Dreer y sus colaboradores en un comunicado de prensa de la revista.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre las lesiones cerebrales traumáticas.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad