SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

La Obamacare podría haber reducido la tasa de paro cardiaco en Oregón

Observan una 'reducción extraordinaria' entre los adultos de mediana edad tras la promulgación de la ley de atención sanitaria

Observan una 'reducción extraordinaria' entre los adultos de mediana edad tras la promulgación de la ley de atención sanitaria

MIÉRCOLES, 28 de junio de 2017 (HealthDay News) -- Un nuevo estudio informa que se ha producido una reducción dramática en el paro cardiaco, que con frecuencia resulta letal, entre los residentes de Oregón que obtuvieron acceso al seguro médico a través de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, ACA).

Los casos de paro cardiaco declinaron en un 17 por ciento entre las personas de 45 a 64 años poco después de la implementación íntegra de la legislación de la atención sanitaria en 2014, reportaron los investigadores.

Es probable que la reducción haya ocurrido porque los médicos detectaron las señales de advertencia de la enfermedad cardiaca y recetaron tratamientos efectivos que aminoraron el riesgo a corto plazo de paro cardiaco de los pacientes, planteó el investigador líder, el Dr. Eric Stecker.

Por ejemplo, los médicos pueden reducir de forma dramática el riesgo de paro cardiaco al recetar estatinas y a tomar aspirina diariamente a las personas con arterias obstruidas, apuntó Stecker, profesor asociado de medicina cardiovascular en la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón.

La reducción observada en el paro cardiaco es "una señal sorprendente y muy positiva", afirmó Mary Fran Hazinski, profesora de atención crítica traumatológica y quirúrgica en la Facultad de Enfermería de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville.

"Varios estudios han documentado una reducción en la mortalidad cuando se amplía la cobertura de atención de la salud, pero típicamente la reducción es en el rango de un 2 a un 6 por ciento", dijo Hazinski, coautora de un editorial publicado junto con el estudio.

"Una reducción del 17 por ciento en el paro cardiaco fuera del hospital es una reducción bastante extraordinaria", añadió.

Hazinski dijo que esos resultados muestran que un mayor número de personas morirán si el Congreso, liderado por los republicanos, aprueba su plan para derogar la ACA, también llamada Obamacare.

La Oficina de Presupuestos del Congreso ha estimado que 22 millones de estadounidenses perderán su cobertura médica bajo la ley de atención sanitaria que el Senado está contemplando.

Unos estimados "informales" basados en esos nuevos hallazgos indican que unas 37,400 personas de esos 22 millones morirán de paro cardiaco súbito a lo largo de la próxima década porque no recibirán un tratamiento que salva vidas para problemas cardiacos no detectados, anotó Hazinski.

"La cantidad de vidas salvadas por el sistema de atención sanitaria de Oregón es excepcional y extraordinaria, y eliminar ese tipo de atención sanitaria resultaría en un aumento significativo en la cantidad de vidas perdidas", advirtió Hazinski.

El paro cardiaco ocurre cuando el sistema eléctrico del corazón falla, haciendo que el órgano deje de latir de forma inesperada. La víctima deja de responder en segundos, y la muerte ocurre en cuestión de minutos sin un tratamiento de emergencia, como la RCP, según la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA).

Cada año, en Estados Unidos ocurren más de 350,000 casos de paro cardiaco fuera de un hospital, dice la AHA. El periodista Tim Russert y el cineasta John Hughes murieron de paro cardiaco repentino, dijeron los investigadores.

El paro cardiaco normalmente ataca sin advertencia y tiene una tasa de mortalidad muy alta, dijo Stecker. Debido a esto, la prevención es clave.

El equipo de investigación se enfocó en el área metropolitana de Portland.

Stecker y sus colaboradores utilizaron los expedientes de los SME (servicios médicos de emergencia) para identificar a los pacientes del condado de Multnomah tratados por un paro cardiaco fuera del hospital. Entonces, los investigadores compararon la información con datos del censo en los años anteriores a la ACA de 2011-2012, y los años posteriores a la implementación, de 2014-2015.

Las tasas de personas sin seguro en el condado se redujeron a la mitad tras la implementación de la ACA, de casi un 16 a un 8 por ciento, dijeron los autores del estudio.

Los paros cardiacos súbitos declinaron entre las personas de mediana edad mientras se ampliaba la cobertura de seguro. En 2011-2012 hubo 102 paros cardiacos por cada 100,000 personas, frente a 85 casos por cada 100,000 tras la implementación íntegra de la ACA, mostraron los hallazgos.

Pero las tasas de paro cardiaco permanecieron estables entre los residentes de a partir de 65 años de edad. "La diferencia es que las personas mayores de 65 años tienen un acceso casi universal a la atención sanitaria a través de Medicare", explicó Stecker.

El estudio no puede probar que la ley de atención sanitaria condujera a menos casos de paro cardiaco. Aun así, Stecker cree que el acceso a la atención preventiva es el principal motivo de que los paros cardiacos se redujeran de forma tan repentina en un periodo tan corto.

"Si una persona cuenta con un seguro, he encontrado en la práctica clínica que es más probable que venga a una evaluación, y a veces esa evaluación muestra un riesgo alto de enfermedad cardiaca no reconocido para el cual podemos comenzar un tratamiento", dijo Stecker.

"Algunos de esos tratamientos pueden afectar a los resultados en un periodo corto, de apenas 24 a 48 meses", añadió.

Los casos de paro cardiaco podrían reducirse más a medida que los pacientes con acceso a la atención sanitaria toman más medidas a mediano y a largo plazo para mejorar su salud cardiaca, al tomar antihipertensivos, adoptar una dieta saludable, hacer ejercicio de forma regular, perder peso y evitando fumar, sugirió Stecker.

Oregón dio una calurosa bienvenida a la ACA, lo que también podría haber impulsado este dramático declive, añadió Hazinski.

"Oregón no solo ofreció una cobertura ampliada de Medicaid, sino que también mejoró el sistema de administración de la atención sanitaria y la calidad de la administración de la atención sanitaria", comentó Hazinski.

"Se concentraron en administrar una atención sanitaria que cumpliera con las directrices publicadas, y vigilaron tanto su calidad como su rentabilidad a través de organizaciones regionales de atención coordinada", continuó. El resultado, afirmó, fue una "reducción extraordinaria en la incidencia del paro cardiaco".

Los hallazgos aparecen en la edición del 28 de junio de la revista Journal of the American Heart Association.

Más información

Para más información sobre el paro cardiaco, visite la Asociación Americana del Corazón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad