La Obamacare condujo a un aumento en las pruebas de detección del cáncer de mama

La Obamacare condujo a un aumento en las pruebas de detección del cáncer de mama

JUEVES, 18 de enero de 2018 (HealthDay News) -- Un número mayor de mujeres estadounidenses comenzaron a recibir las mamografías recomendadas después de que una regla de la "Obamacare" hiciera que las pruebas fueran gratuitas, encuentra un estudio reciente.

La regla implicó que Medicare y la mayoría de aseguradoras privadas ya no podían obligar a las mujeres a asumir parte de la factura, ya sea como copago o al obligarlas a primero pagar un deducible.

Tras la entrada en vigencia de la regla, encontró el estudio, la cantidad de mujeres con planes de Medicare Advantage que recibieron mamografías aumentó en 5.5 puntos de porcentaje, de poco menos de un 60 por ciento en los dos años antes de la regla a un 65.4 por ciento en los dos años posteriores.

Esa es la buena noticia. El problema es lo que podría pasar si se deroga la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act), planteó el investigador líder, el Dr. Amal Trivedi, profesor asociado de medicina en la Universidad de Brown en Providence, Rhode Island.

"Nuestro estudio sugiere que si las cláusulas de costos compartidos se derogan y los planes de salud reinstauran los copagos para las mamografías, un número menor de mujeres mayores recibirán la prueba de detección recomendada para el cáncer de mama", lamentó Trivedi. "Eso podría ser nocivo para la salud pública".

Las recomendaciones sobre las mamografías de los grupos médicos varían. El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU., un panel de expertos que asesora al gobierno federal, tiene el siguiente consejo para las mujeres con un riesgo promedio de cáncer de mama: hacerse una mamografía cada dos años entre los 50 y los 74 años de edad.

El equipo de Trivedi observó con qué frecuencia seguían ese consejo las mujeres con planes de Medicare Advantage, en los que están inscritos casi un tercio de todos los beneficiarios de Medicare de Estados Unidos.

Los investigadores compararon a más de 15,000 mujeres de 65 a 74 años de edad en planes que tuvieron que eliminar los costos compartidos, con 52,000 mujeres cuyos planes ya cubrían los costos completos de las mamografías.

En general, encontró el estudio, las tasas de evaluación aumentaron en los planes que renunciaron a los costos compartidos, mientras que hubo un ligero descenso en los que ya ofrecían la cobertura completa (de un 73.1 a un 72.8 por ciento).

Pero la mejora no fue uniforme. No se observó un beneficio en las mujeres hispanas. Las ganancias también variaron según los niveles educativos de las mujeres.

En los códigos postales donde casi todas las mujeres mayores habían completado la secundaria, la tasa de la prueba aumentó en casi 10 puntos de porcentaje, en comparación con las mujeres que tenían planes de seguro que ya ofrecían mamografías gratuitas.

Pero esa cifra fue de apenas 4 puntos de porcentaje entre las mujeres que vivían en códigos postales con los niveles de educación más bajos.

Entonces, aunque las pruebas gratuitas ayudan, no son toda la historia, según Trivedi.

"Este hallazgo sugiere que la eliminación de los costos compartidos por sí sola no es suficiente para abordar las disparidades en las mamografías, ni para aumentar las tasas de prueba de detección a los niveles deseados", señaló.

Según Trivedi, quizá se necesiten más esfuerzos de "alcance", para garantizar que las mujeres que reciben pocos servicios sepan que pueden obtener mamografías gratuitas.

Pero también es posible que esas mujeres se enfrenten a otros obstáculos, dijo.

Laura Skopec es asociada principal de investigación en el Centro de Políticas de la Salud del Instituto Urbano en Washington, D.C.

Se mostró de acuerdo en que existen otras barreras. "Quizá estos hallazgos estén detectando una falta de clínicas de mamografías en los vecindarios de las mujeres", apuntó Skopec. "El transporte puede ser un gran problema para las mujeres mayores con unos ingresos más bajos".

Además, para las mujeres que siguen trabajando, el tiempo y el dinero pueden ser un obstáculo. "No es gratis si tiene que dejar de trabajar", apuntó Skopec.

Más allá de eso, dijo, muchas mujeres podrían estar confundidas respecto a las mamografías, dado que las directrices varían y las mujeres podrían leer o escuchar mensajes contradictorios.

"Tal vez las mujeres necesiten más educación sobre sus beneficios de seguro, y también sobre la mamografía en general", dijo Skopec.

Se mostró de acuerdo en que los hallazgos del estudio plantean la pregunta de qué podría suceder si se deroga la regla de la Obamacare. Pero apuntó, aunque suceda, los planes que han eliminado los costos compartidos no tienen que restaurarlos.

Y, añadió Skopec, hacerlo en realidad no sería una medida de "alto valor" para los planes.

Los hallazgos aparecen en la edición del 18 de enero de la revista The New England Journal of Medicine.

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. tiene más información sobre las mamografías.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión