Un fármaco para la diabetes podría proteger el cerebro

Un fármaco para la diabetes podría proteger el cerebro
| Foto: HEALTHDAY

Un medicamento común para la diabetes tipo 2, llamado metformina, podría tener un efecto inesperado, pero positivo: una investigación reciente sugiere que las personas que toman el fármaco parecen tener unos deterioros significativamente más lentos en el pensamiento y la memoria a medida que envejecen.

"Nuestro estudio de australianos mayores con diabetes tipo 2, que duró seis años, descubrió un vínculo entre el uso de la metformina y un deterioro cognitivo [mental] más lento y unas tasas más bajas de demencia", señaló la autora del estudio, la Dra. Katherine Samaras, líder del tema de investigación del envejecimiento sano del Instituto de Investigación Médica Garvan, en Nueva Gales del Sur, Australia.

"Los hallazgos proveen nuevas esperanzas de un medio de reducir el riesgo de demencia en los individuos con diabetes tipo 2, y potencialmente entre los que no tienen diabetes", planteó Samaras.

La metformina ayuda al cuerpo a utilizar la hormona insulina de forma más efectiva. Se le conoce como un sensibilizador a la insulina. La insulina ayuda a llevar el azúcar a las células del cuerpo, para ser utilizada como combustible. Las personas con diabetes tipo 2 no usan la insulina con efectividad. Esto se conoce como resistencia a la insulina.

"La metformina es un medicamento sensibilizador a la insulina. Sin embargo, tiene varios efectos más en las células que permiten que conserven su salud metabólica", explicó Samaras.

Samaras anotó que los expertos creen que la diabetes tipo 2 o la resistencia a la insulina podrían tener un rol en la degeneración del cerebro y de los tejidos nerviosos, además de conducir a cambios nocivos en los vasos sanguíneos. Al mejorar la función de la insulina en el cuerpo, la metformina tal vez pueda frenar parte de ese daño.

El estudio siguió a más de 1,000 personas de 70 a 90 años durante seis años. Al inicio del estudio, todos los voluntarios vivían en su casa, y no tenían señales de demencia. Se sometieron a una serie de pruebas neuropsicológicas cada dos años.

Entre los participantes, 123 tenían diabetes y 67 tomaban metformina.

Las personas con diabetes que no tomaban metformina tuvieron un riesgo cinco veces más alto de desarrollar demencia durante el estudio, encontraron los investigadores.

Los investigadores anotaron que este no es el primer estudio que muestra que la metformina podría vincularse con un riesgo más bajo de demencia. Otros estudios han encontrado una asociación similar. Los autores buscaban ver si el fármaco hacía una diferencia en el deterioro de la memoria y el pensamiento en un grupo de personas mayores.

Samaras y sus colaboradores están planificando ahora un ensayo clínico aleatorio y controlado de tres años, con personas que no tienen diabetes pero que sí tienen un riesgo alto de desarrollar demencia.

"Nuestro estudio ha provisto unas evidencias iniciales promisorias de que la metformina podría proteger del deterioro cognitivo. [El nuevo] ensayo revelará si la metformina puede ayudar a prevenir el deterioro cognitivo en las personas mayores de forma más amplia", comentó.

La metformina es un fármaco barato y tiene pocos efectos secundarios, anotó Samaras. Los efectos secundarios, por ejemplo los problemas digestivos, en general ocurren durante las primeras semanas que se toma el fármaco, y luego mejoran.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 23 de septiembre de la revista Diabetes Care.

Heather Snyder, vicepresidenta de relaciones médicas y científicas de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association), dijo que aunque este no es el primer estudio que muestra los posibles beneficios de la metformina para el cerebro, es "una población grande y una población distinta, a la que se siguió durante un periodo de años, específicamente por esta cuestión. Siempre es alentador ver resultados similares en poblaciones distintas".

Snyder comentó que es difícil saber la forma exacta en que la metformina ayuda a ralentizar los problemas de memoria y pensamiento. Pero varios ensayos están observando si la metformina pudiera ser o no un tratamiento efectivo para ralentizar el inicio de la demencia. En Estados Unidos hay un gran estudio nacional, y unos investigadores británicos observarán cómo la metformina, en combinación con cambios para un estilo de vida saludable, podría afectar al riesgo de demencia.

Mientras tanto, si desea tomar medidas para potencialmente reducir su riesgo de demencia, Snyder recomendó hablar con su médico sobre lo que puede hacer, por ejemplo hacer ejercicio con regularidad, comer una dieta saludable y mantenerse socialmente implicado (el máximo posible de forma segura durante la pandemia del coronavirus).

Comparte tu opinión