La mayoría de los padres de EE. UU. afirman que las vacunas deberían ser un requerimiento para la escuela, según una encuesta

La mayoría de los padres de EE. UU. afirman que las vacunas deberían ser un requerimiento para la escuela, según una encuesta

VIERNES, 13 de septiembre de 2019 (HealthDay News) -- Más de 8 de cada 10 adultos de EE. UU. dicen que se debe requerir que los niños estén vacunados para poder ir a la escuela, pero muchos menos confían en la seguridad de las vacunas, encuentra una encuesta reciente.

La encuesta nacional, de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, muestreó a 1,550 adultos (704 padres y 846 más), y encontró que un 84 por ciento respaldan normas que requieran que los niños en edad escolar se vacunen contra las enfermedades como el sarampión, las paperas y la rubeola. Un 13 por ciento se oponían a un requerimiento.

Pero apenas un 54 por ciento pensaban que las vacunas eran "muy seguras" para la mayoría de los niños. Un 36 por ciento dijeron que las vacunas son "algo seguras", y un 8 por ciento dijeron que "no son muy seguras" o que "no son seguras en lo absoluto".

Los encuestados también tienen poca confianza en la información sobre la seguridad de las vacunas que proviene de las agencias de salud pública. Un 37 por ciento dicen que tienen "mucha" confianza a las agencias, un 47 por ciento tienen "algo de confianza" en las agencias, y un 15 por ciento tienen "poca" o "ninguna" confianza.

"La confianza limitada del público tanto en las vacunas infantiles como en las agencias de salud pública crea un espacio para el sentimiento antivacunas en los debates sobre las políticas de exención", apuntó Gillian SteelFisher, directora del Programa de Investigación sobre Opiniones de la Universidad de Harvard.

Los encuestados de 18 a 34 años eran menos propensos que los de a partir de 65 años a pensar que las vacunas infantiles eran "muy seguras" (un 48 frente a un 61 por ciento) o a confiar en la información sobre la seguridad de las vacunas de las agencias de salud pública (un 31 frente a un 44 por ciento), según la encuesta.

Un 15 por ciento de los padres con hijos menores de 18 años dijeron que han retrasado la vacunación de sus hijos o que no los han vacunado debido a preocupaciones sobre la seguridad.

"Las agencias de salud pública deben asociarse con los profesionales de la salud en quienes se confía, incluyendo a los médicos, los enfermeros y los farmacéuticos, con el objetivo de proteger al respaldo público de las vacunas y, en última instancia, a los niños", planteó SteelFisher en un comunicado de prensa de la universidad.

La encuesta se realizó del 30 de julio hasta septiembre con un muestreo aleatorio de adultos de EE. UU. El margen de error es de más o menos de 3 puntos de porcentaje.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas infantiles.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión