La mayoría de los padres afirman que sus hijos no son muy agradecidos, según una encuesta

LUNES, 22 de noviembre de 2021 (HealthDay News) -- Mientras muchas familias estadounidenses se sientan para celebrar el Día de Acción de Gracias, una mayoría de los padres afirman que quieren criar unos hijos agradecidos, pero que creen que no lo están logrando.

Cuatro de cada cinco participantes de una nueva encuesta nacional dijeron que sus hijos no son tan agradecidos como deberían, y a la mitad les preocupa estar consintiendo demasiado a sus propios hijos. Dos de cada cinco también dijeron que a veces se sienten avergonzados por la forma egoísta en que sus hijos actúan.

La mayoría de los padres afirman que sus hijos no son muy agradecidos, según una encuesta

"Muchos padres podrían recordar su propia niñez y, en comparación, preguntarse si están dándoles demasiadas cosas materiales a sus hijos. Los padres han observado que sus hijos se comportan de forma egoísta, por ejemplo si se niegan a compartir con otros niños o si dicen que no les gusta un regalo en particular", apuntó Sarah Clark, codirectora de la Encuesta nacional de salud infantil del Hospital Pediátrico C.S. Mott, de la Universidad de Michigan Health.

"Sabemos que la gratitud se asocia con emociones más positivas, con tener unas relaciones fuertes, con disfrutar más las experiencias e incluso con beneficios para la salud", añadió Clark. "Pero la gratitud no es algo que, en general, los niños adquieran de forma automática, sino que hay que nutrirla, de una forma adecuada para la edad".

Las respuestas se reunieron de una muestra nacionalmente representativa de padres con hijos de 4 a 10 años. Los padres utilizaban distintas estrategias para animar a sus hijos a ser agradecidos, durante la temporada de fiestas de fin de año y siempre, mostraron los hallazgos.

"Los padres que daban una alta prioridad a enseñar gratitud a sus hijos son más propensos a reportar que sus hijos exhiben conductas asociadas con la gratitud, y una disposición a dar a los demás", aseguró Clark en un comunicado de prensa de la universidad.

Aunque el Día de Acción de Gracias es un momento maravilloso para ser agradecido, añadió, los padres pueden enseñar y modelar la amabilidad y la gratitud durante todo el año.

"Con el tiempo y a través de las experiencias, los niños aprenderán a ser agradecidos y a apreciar lo que tienen", señaló Clark.

La mayoría de los participantes dijeron que es posible enseñar a los niños a ser agradecidos. La encuesta detalló cinco estrategias: enseñar modales, las donaciones, hacer voluntariado, contribuir a las tareas en casa, y hablar sobre la gratitud.

Recordar a los niños que fueran educados estuvo entre los métodos más citados. Alrededor de un 88 por ciento de los padres hacen que sus hijos digan "por favor" y "gracias" con regularidad, mientras que un 11 por ciento lo hacen de vez en cuando.

Pero "hay una diferencia entre los modales y la gratitud", aclaró Clark. "Para aprender a ser agradecido, los padres también deben enfatizar por qué les piden a los niños que den las gracias".

Esto puede ser tan sencillo como sacar el tiempo para decir "gracias por..." con una breve explicación que describa por qué siente gratitud, anotó Clark.

Tomar el tiempo para reflexionar sobre por qué están agradecidos los miembros de la familia durante la comida o en otros momentos del día es otra forma en que las familias promueven la gratitud, según el informe. Casi dos tercios de los padres dijeron que su familia tiene conversaciones a diario sobre por qué están agradecidos, y alrededor de un 36 por ciento lo incluían en sus oraciones.

Más o menos tres de cada cinco padres encuestados dijeron que hacían de forma regular que sus hijos ayudaran con las tareas del hogar, mientras que un tercio lo hacía de vez en cuando. Casi dos tercios implicaban a sus hijos en voluntariado o una actividad de servicio. La mitad dijeron que esto incluía una ayuda informal a los vecinos o familiares.

Las donaciones se citaron como una estrategia menos común de enseñar gratitud, lo que incluía que el niño donara juguetes o ropa a las organizaciones caritativas. Alrededor de un 37 por ciento lo hacían con regularidad, un 46 por ciento de vez en cuando, y un 17 por ciento raras veces. Un 13 por ciento de los padres dijeron que sus hijos donaban su propio dinero a causas caritativas de forma regular.

Clark sugiere que los padres piensen en implicar a sus hijos la próxima vez que llenen una caja para la donación, y que hablen sobre cómo unos artículos que antes usaban pueden ahora beneficiar a otra persona.

"Los padres deben empoderar a sus hijos para que tomen estas decisiones por sí mismos, y ayudarlos de forma suave a ver cómo su generosidad podría hacer feliz a otro niño", planteó.

La encuesta se realizó en junio, y los hallazgos se basan en las respuestas de 1,125 padres de EE. UU. El margen de error es de más o menos 1 a 3 puntos de porcentaje.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece más información sobre cómo moldear y gestionar la conducta de sus hijos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Michigan Health, news release, Nov. 22, 2021

Comparte tu opinión