La mayoría de los adultos mayores de clase media de EE. UU. no tendrán fondos para viviendas con asistencia en 2029

La mayoría de los adultos mayores de clase media de EE. UU. no tendrán fondos para viviendas con asistencia en 2029

MIÉRCOLES, 24 de abril de 2019 (HealthDay News) -- Dentro de una década, más de la mitad de los adultos mayores de clase media de Estados Unidos no podrán costearse la vivienda y la asistencia personal necesarias, plantea un estudio reciente.

El número de personas con ingresos medianos mayores de 75 años casi se duplicará, al pasar a 14 millones en 2029, un aumento respecto a los 8 millones actuales, muestran las proyecciones.

Alrededor de un 54 por ciento de esos adultos mayores no tendrán suficiente dinero como para costear un centro de vivienda con asistencia o el tipo de atención personal que permitiría que permanecieran en sus propios hogares, informaron los investigadores.

"La mayoría de este grupo de ingresos medianos no tendrán suficientes recursos para pagar viviendas privadas de la forma en que existen actualmente", comentó la investigadora principal, Caroline Pearson, vicepresidenta sénior de atención de la salud en NORC, una institución independiente de investigación en la Universidad de Chicago.

No es tan simple como decir que esas personas no han logrado ahorrar de forma responsable para su jubilación, señaló Cheryl Fish-Parcham, directora de iniciativas de acceso en Families USA, un grupo de consejería de atención de la salud para el consumidor.

"Las personas tienen distintas capacidades de ahorro, dependiendo de sus ingresos", dijo Fish-Parcham. "Podría haber ahorrado los ahorros máximos de jubilación permitidos en una IRA (una cuenta individual de retiro), y si no tenía suficientes ingresos cuando se jubiló, de cualquier forma en realidad no tendrá suficientes bienes".

En vez de esto, estas personas están cayendo en una laguna en el mercado de viviendas para las personas mayores y en los programas de respaldo del gobierno, lamentó Robert Kramer, fundador y consejero estratégico del Centro Nacional de Inversiones para la Vivienda y la Atención de las Personas Mayores. Ese grupo ayudó a financiar el estudio.

La clase media es la más afectada

El mercado de vivienda privada de los adultos mayores se ha enfocado hasta ahora en construir urbanizaciones lujosas dirigidas a personas con ingresos altos, con los correspondientes alquileres altos, dijo Pearson.

Por otra parte, los adultos mayores pobres califican para Medicaid, que cubre el costo de los hogares de ancianos y de los servicios de atención a largo plazo.

Nadie está haciendo planes para las personas que no tienen suficientes ahorros para un hogar de jubilación de lujo, pero que han ahorrado lo suficiente como para no calificar en Medicaid, explicaron los expertos.

Kramer dijo que "muchas de esas personas están atrapadas en esa laguna en el medio, y ahora mismo la única respuesta que muchos de ellos tendrán es gastar lo más rápido posible para poder calificar para Medicaid".

Esto podría ser un golpe financiero para el programa de Medicaid, advirtió Pearson.

"El costo de Medicaid podría explotar si se inscriben muchas más personas", añadió.

Kramer anotó que "gastar los ahorros" es una opción difícil de aceptar para muchas personas. "Que le digan que su única opción es gastar hasta ser pobre provoca, comprensiblemente, una sensación de fracaso en algunos", dijo.

Menos respaldo que generaciones anteriores

En el estudio, que aparece en la edición de mayo de la revista Health Affairs, el equipo de Pearson creó un modelo que estimó cuánto dinero las personas tendrán a la edad de la jubilación entre este momento y 2029. Entonces, compararon ese dinero con lo que probablemente esté disponible en términos de viviendas y servicios de cuidados personales.

Más de la mitad de los adultos mayores de clase media no tendrán suficientes bienes en 2029 para pagar más de 60,000 dólares al año en el alquiler de la vivienda con asistencia y otros costos médicos de desembolso, aunque vendan sus viviendas y utilicen hasta el último centavo que hayan ahorrado, muestran las proyecciones.

Esa cifra aumenta a un 81 por ciento si esas personas mayores conservan sus viviendas pero utilizan todos sus ahorros para cubrir los costos asociados con las viviendas y los cuidados para personas mayores.

En otras palabras, apenas alrededor de una quinta parte de los adultos mayores del mercado mediano podrán pagar la vivienda y la atención en 2029 sin vender su hogar, apuntaron los investigadores.

Ese golpe financiero llegará en un momento en que estas personas estarán enfrentándose a las dificultades del envejecimiento, como las limitaciones en la movilidad, las enfermedades crónicas, y el deterioro de las capacidades de pensamiento o la memoria, indicaron los autores del estudio.

Para empeorar las cosas, muchos no tendrán el respaldo de las familias extendidas que los mayores de generaciones pasadas tenían. Este grupo ha tenido menos hijos, en promedio, apuntó Pearson, y es más probable que esos hijos vivan demasiado lejos como para ayudar a mantenerlos.

Soluciones posibles

Hay varias formas de afrontar a este problema, sugirieron los expertos.

Medicare se podría modernizar para facilitar que las personas permanezcan más tiempo en sus hogares, planteó Fish-Parcham.

"Medicare tiene una cobertura muy limitada tanto para los cuidados en el hogar como para los equipos médicos durables", lamentó Fish-Parcham. "Para obtener equipos médicos, hay que estar confinado en la casa. Ese ya no es el estilo de vida de las personas. Con el equipo adaptativo, pueden salir y vivir vidas mucho más normales".

Esas innovaciones podrían ampliar las opciones de soporte pagado en el hogar, en que los cuidadores van al hogar y ayudan a las personas con sus cuidados personales, dijo Pearson. Ese respaldo debe incluir el mantenimiento de los hogares de las personas mayores, y cualquier modificación que necesiten para la movilidad.

"Para una persona mayor, orientarse respecto a todos esos servicios que necesitan para su hogar puede resultar difícil", apuntó Pearson.

El mercado de viviendas para las personas mayores también podría darse cuenta de que hay una oportunidad dorada en la oferta de servicios para esas personas mayores con unos ingresos medianos, dijo Pearson.

"Tenemos un mercado en auge de viviendas con asistencia muy lujosas, pero podría haber opciones menos elaboradas que podrían resultar muy adecuadas para el mercado mediano", añadió Pearson.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre un envejecimiento saludable.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión