SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

La mayoría de adolescentes que fuman también toman alcohol y drogas, según un estudio

El uso de múltiples sustancias parece ser más habitual que lo que se pensaba

El uso de múltiples sustancias parece ser más habitual que lo que se pensaba

LUNES, 12 de diciembre de 2016 (HealthDay News) -- Muchos fumadores adolescentes de EE. UU. (incluso los que solo fuman ocasionalmente) también usan otras drogas, sugiere un estudio reciente.

De los 176 fumadores adolescentes en San Francisco que participaron en el estudio, el 96 por ciento dijeron que habían consumido al menos 2 otras sustancias además de cigarrillos.

En la mayoría de los casos, esas otras sustancias eran el alcohol, la marihuana y otros productos de tabaco. Pero el 16 por ciento reportaron el uso de drogas más fuertes, como la cocaína, alucinógenos y éxtasis, o un mal uso de medicamentos recetados.

"La mayoría de estos adolescentes fumaban 5 o menos cigarrillos al día", dijo la autora del estudio, Karma McKelvey, becaria postdoctoral en el Centro de Control, Investigación y Educación sobre el Tabaco de la Universidad de California, en San Francisco.

"Esto nos dice que el consumo de varias drogas por parte de los adolescentes podría ser más prevalente de lo que creemos, y que incluso los niños que fuman solamente de forma ocasional probablemente estén consumiendo otras drogas", dijo en un comunicado de prensa de la universidad.

Los investigadores también encontraron que los adolescentes que tomaban drogas más potentes al inicio del estudio eran más propensos a presentar síntomas depresivos uno, dos y tres años después que los demás adolescentes.

Y el porcentaje de adolescentes que consumieron medicamentos más potentes siguió siendo consistente a lo largo del periodo de estudio. Esto "implica que los patrones de consumo de tabaco y de drogas establecidos en la adolescencia pueden ser crónicos y persistir a lo largo del tiempo", dijo McKelvey.

Las puntuaciones de depresión podrían usarse para identificar mejor a los adolescentes que se beneficiarían de los programas de prevención y tratamiento de drogas, según McKelvey.

"Cuando se pregunta a un adolescente si fuma, la respuesta más probable es que no", dijo.

"Los adolescentes no se identifican necesariamente como fumadores, aunque fumen cigarrillos de forma ocasional. Pero los niños y adolescentes que no se identifican a sí mismos como fumadores son más propensos a no ser incluidos en los programas de prevención y cesación, ya que la idea es que si no fuman, son menos propensos a beber o a tomar drogas", explicó McKelvey.

"En lugar de eso, quizá tengamos que mirar las puntuaciones de depresión", añadió. "Preguntemos a los adolescentes cómo se sienten y qué tal les va. Profundicemos más y averigüemos qué les pasa realmente".

El estudio aparece en la edición en línea del 12 de diciembre de la revista Addictive Behaviors.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre los jóvenes y el tabaco.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad