¿La marihuana medicinal y el CBD alivian el dolor crónico?

MARTES, 7 de junio de 2022 (HealthDay News) -- El uso de la marihuana medicinal se ha disparado por todo Estados Unidos, pero un nuevo análisis encuentra que las evidencias que respaldan su uso en el tratamiento del dolor crónico siguen siendo sorprendentemente escasas.

Ha habido pocos ensayos clínicos bien realizados que se enfocaran en el alivio del dolor obtenido mediante los productos que se comprarían en un dispensario de marihuana, lo que incluye al cannabis para fumar, los comestibles, los extractos y el cannabidiol (CBD), informan los investigadores.

¿La marihuana medicinal y el CBD alivian el dolor crónico?

Las mejores evidencias médicas generadas hasta ahora respaldan a solo dos productos sintéticos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU., que contienen un 100 por ciento de THC, el compuesto de la marihuana que provoca la embriaguez, encontraron los investigadores.

Los dos fármacos, dronabinol y nabilona, tienen un beneficio a corto plazo en el tratamiento del dolor neuropático provocado por daños en los nervios periféricos, apuntaron los investigadores.

Otro fármaco disponible en Canadá, pero no en Estados Unidos (un extracto de THC/CBD que se rocía debajo de la lengua) también mostró ciertas evidencias de un beneficio clínico para el dolor neuropático.

Esto deja sin explorar muchos otros usos potenciales de la marihuana medicinal, entre ellos para el dolor muscular, los pinzamientos nerviosos y otras formas de dolor crónico, señaló Marian McDonagh, profesora de informática médica y epidemiología clínica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón.

"La estrechez de la investigación resultó algo sorprendente", apuntó McDonagh. "Aunque hay muchas personas con dolor neuropático, esto no incluiría a las personas que tienen, por ejemplo, dolor lumbar. Hay muchas menos evidencias para estos tipos de afecciones".

Los medicamentos aprobados por la FDA también conllevaban unos efectos secundarios significativos, que incluían mareo y sedación, apuntó McDonagh.

"Los productos para los cuales tenemos mejores evidencias simplemente no son los productos de los que hablamos en un dispensario típico en uno de los estados de EE. UU. que permiten la marihuana medicinal", aclaró McDonagh.

El cannabis medicinal es ahora legal en 38 estados, según World Population Review. De ellos, 19 estados han legalizado directamente el uso recreativo de la marihuana, junto con el Distrito de Columbia.

A medida que la aceptación de la marihuana medicinal se ha ampliado, lo mismo ha ocurrido con la idea de que los productos de THC o CBD pueden ayudar a tratar el dolor crónico. Este nuevo análisis, patrocinado por la Agencia de Investigación y Calidad de la Atención de la Salud de EE. UU., buscaba iluminar el tema.

McDonagh y sus colaboradores escudriñaron más de 3,000 estudios, y consiguieron 25 que tenían evidencias con validez científica sobre el uso de los productos de marihuana para tratar el dolor crónico. Entre estos se encontraban 18 ensayos clínicos en que participaron 1,740 personas, y siete estudios observacionales que incluyeron a más de 13,000 participantes.

Entonces, los investigadores clasificaron los estudios según el tipo de producto que evaluaban, es decir, si contenían unas proporciones altas, bajas o comparables de THC y CBD.

Seis estudios aleatorios controlados mostraron que los medicamentos ricos en THC donabinol y nabilona demostraron unos beneficios estadísticamente válidos para el alivio del dolor neuropático, concluyeron los investigadores.

Pero las evidencias sobre la marihuana, el CBD y otros compuestos derivados de la marihuana eran limitadas, debido a defectos en los estudios que revisaron.

McDonagh sugirió que las personas interesadas en probar la marihuana medicinal hablen con el médico, aunque los médicos no tienen demasiado en qué basarse.

"Lo que encontramos que cuenta con evidencias es un producto recetado", apuntó McDonagh sobre los dos medicamentos. "Entonces, en realidad de cualquier forma tendría que ir al médico. Pero no hay suficientes evidencias para guiar a un médico respecto a la mejor forma de aconsejar a un paciente sobre qué comprar en un dispensario ni cómo usarlo".

Los hallazgos de su equipo publicaron en la edición del 7 de junio de la revista Annals of Internal Medicine.

Las personas interesadas en la marihuana medicinal deberían comenzar con productos de CBD puros, dado que no contienen nada que drogue y tienen un perfil de seguridad sorprendente, aseguró el Dr. Daniel Clauw, profesor de anestesiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor. Clauw es coautor de un editorial publicado con el análisis.

"No pasa nada si la mayoría de las personas que sufren de dolor crónico prueban CBD, porque parece ser bastante seguro", señaló Clauw. "Por otra parte, cuando se añade el THC hay que tener mucho más cuidado".

"Sí parece que una cantidad baja de THC podría ser mucho más efectiva para tratar el dolor, pero si las personas usan productos recreativos con mucho THC con la esperanza de obtener un buen alivio del dolor, es más probable que el producto les haga daño en lugar de ayudarlas, porque estarán usando demasiado THC", continuó Clauw.

Algunos estudios han sugerido que el CBD tiene propiedades antinflamatorias que podrían tratar el dolor de la artritis, anotó Clauw.

"Dado el paso lento de los ensayos clínicos, creemos que es probable que los hallazgos de McDonagh y sus colaboradores sean las mejores evidencias disponibles durante cierto tiempo", concluyó el editorial de Clauw.

"Mientras esperamos mejores evidencias, creemos que los profesionales clínicos deben 'acoplarse' a los pacientes con dolor crónico", señalaba el editorial. "Los analgésicos convencionales solo son efectivos en un subconjunto de personas, así que no es sorprendente que los pacientes se sientan atraídos a unos productos de cannabis muy disponibles. Los profesionales clínicos pueden ser testigos, registrar y ofrecer orientación de forma compasiva, para ayudar a los pacientes con dolor crónico a usar el cannabis sabiamente".

Más información

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) de EE. UU. ofrece más información sobre la marihuana.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Marian McDonagh, PharmD, professor, medical informatics and clinical epidemiology, Oregon Health & Science University School of Medicine; Daniel Clauw, MD, professor, anesthesiology, University of Michigan Medical School, Ann Arbor; Annals of Internal Medicine, June 7, 2022

Comparte tu opinión